COMENTARIOS

Las mujeres de la vida de Fidel Castro

Fucsia.co

Las mujeres de la vida de Fidel Castro

Decir que tenía debilidad por las mujeres es poco. Muchas le hablaron al oído y otras más fueron parte activa de su revolución. Estas son las mujeres del Comandante.

Fidel, el hombre que sentía debilidad por el vino blanco, el cordero a la plancha, el helado y la natación, tenía también una fuerte debilidad por las mujeres.

Muchos de sus conocidos dijeron en repetidas ocasiones que para Fidel era simplemente imposible formar relaciones duraderas con las mujeres. Se equivocaban, El Comandante sí pudo lograr relaciones duraderas, solo que no podía contentarse con sólo una.

Entre la historia y el mito, Fidel fue uno de los grandes Don Juanes de su época y corrían los rumores de sus escapadas a burdeles famosos en Europa en los que deleitaba y se dejaba deleitar con mujeres del mundo entero. Muchas le hablaron al oído y aunque la prensa oficial no quisiera reconocerlo, el aporte de las mujeres a su revolución fue enorme. Este hombre apreciaba la belleza,  sí, pero las principales mujeres de su vida tuvieron en común su inteligencia y carácter.

Según el Huffington Post, el líder cubano tuvo dos matrimonios legítimos, de los cuales tuvo 10 hijos. El periódico también mencionó, que tuvo alrededor de 10 amantes fijas y 4 hijos ilegítimos fruto de éstas relaciones. Jamás sabremos cuántas mujeres pasaron en realidad por la vida del ex comandante, pero eso sí, aunque quiso mantener en total secreto sus amoríos, estos son algunos de los que salieron a la luz durante su mandato:

Mirta Díaz Balart:

Su primera esposa y a la que conoció mientras estudiaban en la Universidad de la Habana. Se casaron en 1946 y su matrimonio tan solo duró siete años. De esa relación nació Fidel Ángel Castro Díaz Balart ‘Fidelito’, quien estudió física en Rusia.

Marita Lorenz:

Una joven alemana que perteneció a la CIA y que a sus 20 años, llegó a Cuba en 1959. Ella y el líder tuvieron un breve romance, que duró siete meses. Quedó embarazada de Castro y durante el tiempo que estuvieron juntos, sufrió un aborto por lo que huyó a Nueva York. Allí, la CIA la convenció de que el comandante había estado implicado en dicho aborto y la utilizaron para que ella tratara de asesinarlo con cápsulas de cianuro. Fidel, quien ya sabía de sus intenciones, la encaró y ella dijo arrepentida que lo amaba tanto que era incapaz de hacerlo

Natalia Revuelta:

Una joven considerada de las más hermosas de la Isla. Era de familia de alta sociedad y se relacionaba con figuras de la talla de Errol Flynn y Ernest Hemingway. Tras el golpe contra el gobierno de Fulgencio Batista colaboró con la revolución. Cuando Castro estuvo en la cárcel, ella para demostrarle su admiración le escribía cartas y tras ser dejado en libertad, se hicieron amantes. De este amorío nació Alina Fernández, que lleva el apellido de su padrastro, pero fue reconocida por Fidel como hija legítima. Alina se rebeló contra la política de su padre y se fue en secreto a los Estados Unidos. Allí se convirtió en una luchadora anticastrista.

Celia Sánchez Manduley:

Pieza importante de la revolución cubana y fiel confidente del líder cubano. Fue guerrillera en la lucha armada y Secretaria de Presidencia del Consejo de Ministros de Cuba. Se involucró en todos los cambios ocurridos durante las dos primeras décadas de mandato castrista y se dice que fueron fieros amantes.

Dalia Soto Valle: La última esposa y legítima Primera Dama de Cuba que nunca intervino en la vida política de su esposo.  Pofesora rubia, de ojos verdes y al igual que Castro bastante reservada. Se conocieron en 1961 y se casaron en 1980, estando juntos durante 40 años. Ella fue quien lo acompañó hasta el último de sus días y juntos tuvieron cinco hijos: Alexis, Alexander, Antonio, Alejandro y Ángel. Sus nombres inician con “A” por decisión del mandatario, gracias a su gran admiración por el Rey de Macedonia, Alejandro Magno.

Otras mujeres:

  1. Un ex guardaespaldas de Fidel Castro, aseguró que el líder cubano tuvo un amorío  con María Laborde, una de sus admiradoras, mientras estaba casado con Mirta Díaz Balart. Se dice que de ésta aventura nació Alejandro, pocos meses andes que ‘Fidelito’.
  2. Para finales de los 50 tuvo una aventura con Micaela Cardoso. De la relación nació Francisca Pupo, quien es maestra y vive en Miami desde 1998.
  3. Según el diario ABC, Juanita Vera, quien fuera su traductora y hoy coronel de Inteligencia, confesó que tuvo un amorío con Castro y que fruto de esa relación nació Abel, uno de los hijos ilegítimos del comandante.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.