©Ingimage

“No estoy promoviendo la prostitución”: Armando Benedetti

Por: Fucsia.co

Reconocer a la prostitución no forzada como un trabajo con todas las garantías es el objetivo del proyecto de ley que el Senador radicó y acaba de ser aprobado en primer debate. El camino aún es largo.

24/11/2014

El proyecto de ley 079, en favor de los derechos de las trabajadoras sexuales en Colombia, radicado por el Senador Armando Benedetti, en 2013, fue asignado a la Comisión Séptima del Senado, cuyo ponente encargado es el senador, Eduardo Pulgar. Sin embargo, ha sido objeto de acusaciones como la de promover la prostitución. “Es un proyecto bastante incomprendido”, aseguró a Fucsia.co,  Benedetti quien, agrega, quiere que la prostitución sea reconocida "como cualquier otro oficio en el país".

Otro de los puntos que promueve la iniciativa es garantizar las condiciones laborales, establecidas en el Código Sustantivo del Trabajo, tales como la afiliación al sistema de seguridad social a las trabajadoras, por parte de sus empleadores, y la creación de condiciones salubres para el desarrollo de su labor. Igualmente, Benedetti propone la creación de "zonas de tolerancia", que deben ser incluídas en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Según relata el Senador, de ser aprobada, la ley cobijaría no solo a quienes ejercen la prostitución como una actividad económica, sino que obligaría a los dueños de establecimientos, clientes e, incluso, a la autoridades a velar por los derechos de las trabajadoras sexuales, como una población vulnerable. Asimismo, la intervención del Estado, a través de políticas públicas y programas educativos, sería uno de los aspectos clave.

No obstante en Colombia, la Consejería Presidencial para la Equidad de laMujer, de la Presidencia de la República, no tiene cifras de las mujeresque se dedican a la prostitución consentida, lo que evidencia que estano es redignificada y visibilizada, como debe ser. 


“Las prostitutas son tan dignas como cualquier otra mujer”

Las opiniones están dividas. Por su parte, Esperanza Chavarriaga, referente de prostitución de la localidad de Mártires, de la Secretaría Distrital de la Mujer, de la Alcaldía Mayor de Bogotá, cuenta que al proyecto de ley aún le falta mucho trabajo, pues peca por desconocimiento de la verdadera problemática que se vive al interior de este mundo.

Según Chavarriaga, a este le falta incluir puntos importantes como la atención para las mujeres mayores que, ante el rechazo de los dueños de establecimientos, debido a su edad, deben salir a la calle a ofrecer sus servicios, exponiéndose a los riesgos que esto conlleva. Igualmente, considera importante garantizar, también, los derechos de los hijos de las trabajadoras sexuales.

En contraste, Mar Candela, líder del colectivo Feminismo Artesanal, asegura que este proyecto, aunque debió ser debatido hace mucho por una mujer “con perspectiva de género”, es un logro; sin embargo, agrega, algunas mujeres políticas, incluso, han querido abolir la prostitución como un trabajo digno.

“Esta iniciativa debe ser debatida con todos los colectivos que trabajan en pro de los derechos de las trabajadoras sexuales, así como las directamente involucradas”, afirma. No obstante, señala, muchas de las que se dedican a este oficio, no se pronuncian por “miedo al escarnio público”. “Las prostitutas son tan dignas como cualquier otra mujer”, concluye.

El proyecto aún debe ser debatido en cuatro ocasiones más, en las comisiones y plenarias de Senado y Cámara.

La periodista, Jineth Bedoya, habla sobre los beneficios que la aprobación de este proyecto traería a las trabajadoras sexuales en Colombia:


Cortesía Mar Candela/Feminismo Artesanal

Revista FucsiaDía Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la MujerProstitución en ColombiaDerechos de las Trabajadoras SexualesDerechos de las MujeresDerechos Sexuales