COMENTARIOS

En la industria de la música, las mujeres siguen teniendo problemas para hacerse oír

Fucsia.co

En la industria de la música, las mujeres siguen teniendo problemas para hacerse oír

Adele y Beyoncé venden miles de discos cada año, pero, tras bambalinas, las mujeres todavía tienen dificultades para hacerse un espacio en la industria musical.

Por Anthony Lucas (AFP). 

"La desigualdad entre hombres y mujeres, tanto en términos de presencia, como a nivel de los salarios, sigue siendo un problema en todos los sectores, incluyendo el de la música", explicó a AFP Jessica Sobhraj, presidenta de Women In Music, que participó en Miden, el salón internacional de la industria celebrado en Cannes, en el sudeste de Francia. 

Por tercer año consecutivo, Women In Music aprovechó la cita de la industria para organizar "citas rápidas" de negocios entre ejecutivas del sector.

Mira también: ‘Las únicas formas en las que una mujer es portada de Rolling Stone‘. 

 Si se mira la cifra de ventas, los éxitos de mujeres no faltan, comenzando por las estrellas como la cantante británica Adele, que encabezó a lista de los más vendidos el año pasado. Artistas como Beyoncé, Rihanna, Madonna y Lady Gaga son otros ejemplos de éxito. 

Pero detrás de las estrellas en la cartelera, la situación en la industria es más complicada. "Estadísticamente, hay muchas menos mujeres presentes en los festivales y al frente de las compañías de discos", explicó Sobhraj.

The Huffington Post analizó recientemente la programación de diez de los grandes festivales de música en Estados Unidos en los últimos cinco años. Las conclusiones revelaron que dos tercios de los grupos participantes estaban compuestos exclusivamente por hombres. 

Así queda Coachella 2016 sin la participación masculina. 

Otra cifra elocuente es la participación femenina en Estados Unidos y en Canadá, donde menos del 6% de "los productores reconocidos son mujeres", según los datos de Women In Music, que muestran que en 46 años ninguna mujer ha sido distinguida con el Grammy al mejor productor.

"Tuve que imponerme. ¿Por qué un sector como la música iba a escapar a dos o tres milenios de dominación masculina?", planteó, con un dejo de resignación, Béatrice Macé, codirectora del encuentro Trans Musicales, que se celebra en Rennes, en el oeste de Francia. Macé, que codirige el evento junto a Jean-Louis Brossard, es una de las pocas mujeres que dirige un festival musical en Francia. 

"Nunca me sentí apartada, pero tuve que imponerme. Muchas veces había la tendencia de considerarme como la contable", agregó la ejecutiva. Bénédicte Froidure, autora de un trabajo académico publicado en 2010 que busca explicar el origen de las desigualdades, se muestra optimista. 

 "La situación evoluciona de manera favorable", desde hace cuatro o cinco años, afirmó Froidure, que dirige la sala de conciertos File 7, en las afueras de París. 

 Para que la situación evolucione, Macé cree que la educación es clave. "Si los estereotipos no se cambian en la infancia, no va a haber ninguna posibilidad de que esto cambie", explicó. 

 Sobhraj constata también "avances", pero recuerda que no hay que contar sólo con las estrellas para cambiar las formas de pensar.

 "Los grandes artistas tienen sin duda un rol, con sus voces, más fuertes que las del resto, pero no creo que la responsabilidad pueda recaer en una cantante en particular sólo porque es mujer. Esto nos concierne a todos", dijo Sobhraj.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.