COMENTARIOS

Este es el primer bebé del mundo al que no se le asigna género en un documento público

Fucsia.co

Este es el primer bebé del mundo al que no se le asigna género en un documento público

Su progenitor/a, que no se identifica con ningún género, está criando a su bebé sin género hasta que éste sea capaz de definirlo por sí mismo

Cuando a Kori Doty le hacen una de las preguntas más comunes sobre su bebé- ¿es niño o niña?, responde orgullosamente “¡aún no lo se!”.

Searyl Atli, nació en Canadá el noviembre pasado y es el primer bebé en el mundo en obtener un documento público en el que no se especifica su género.

Su cartilla de salud fue emitida con una “U” de undetermined (indeterminado) o unassigned (no asignado) a cambio de los tradicionales “M” (masculino) o “F” (femenino) en el espacio para completar su sexo.

Kori, su progenitor/a- un transgénero no binario (no se identifica como hombre o mujer) ha estado involucrado en el activismo en torno a las designaciones de género en los certificados de nacimiento desde hace años. Y hace siete meses con la llegada de su bebé, su lucha por mantener el género por fuera de todos los registros oficiales se ha intensificado.

A pesar de ya haber conseguido la victoria en la cartilla de salud de Searyl, la batalla legal prosigue en contra de la asignación de género en el certificado de nacimiento pues según Kori es imposible predecir el género de una persona con solo mirar sus genitales y es innecesario aplicar esas etiquetas a tan temprana edad.

“Cuando yo nací, y después de que los médicos inspeccionaran mis genitales, me asignaron un sexo- lo asumieron y era incorrecto. Esas asignaciones me siguieron y han seguido mi identificación toda mi vida-supusieron quién sería yo, y terminé teniendo que hacer muchos ajustes desde entonces. Así que yo no quiero hacer las mismas suposiciones”, argumentó Kori.

Y, al fin ¿qué es el género? 

Sin revelar su género, ni el de Searyl, Kori desafía las leyes que actualmente no dan espacio para desarrollarse sin ser encasillado en estereotipos asignados incluso antes de nacer.

“Solo quiero ser capaz de animarlos a desarrollar su sentido de sí mismos, sus intereses y pasiones sin las etiquetas restrictivas y categorías que vienen con lo que se supone que una niña o un niño debe hacer. Quiero darle el apoyo y el aliento para ser la persona más completa que pueda ser”.

Además explica que “la mayoría de los niños empiezan a desarrollar aspectos de quiénes son y empiezan a expresarlo desde temprana edad, a los tres o cuatro años, y cuando lo haga respetaré completamente quienquiera que decida ser. Pero en este momento todavía no tiene las palabras para decirme quién es realmente y no voy a saltar a ninguna conclusión por lo que haya (o no) dentro de sus pantalones".

“Sé que la fisiología de los seres humanos, al igual que la forma en que eso se traduce en su identidad de género es más complicado que lo binario- niños y niñas, masculino y femenino”, concluye.

Mira su testimonio aquí:

El certificado de nacimiento de Searyl podría ser el primero en el mundo sin una designación de género. Aún así, como transgénero no binario, sería una victoria agridulce, pues finalmente lo que quisiera conseguir es que se eliminaran por completo las referencias al género en los documentos públicos.

Pues según Kori, si no fueras obligado a encasillarte dentro de la opción “M”, “F” o “U”, todos tendrían que aceptarte por quien tu digas que eres- y no por una simple letra.

Descubre los famosos que también han aceptado la identidad de género que han elegido sus hijos. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.