COMENTARIOS

Cómo preparar la piel para un maquillaje impecable

Manuela Espinal

Cómo preparar la piel para un maquillaje impecable Pantherstock

Quiero compartir con ustedes algunos trucos de maquillaje que he aprendido en virtud de mi trabajo. Uno siempre quiere un maquillaje impecable, que permanezca durante un buen rato. De allí, los pasos que usted debe seguir si quiere verse como una reina de principio a fin.

La modelo Cyndi Crawford tiene un ‘mantra’, como ella misma lo define, en su rutina de maquillaje: difuminar, difuminar, difuminar. Es el secreto para lograr una aplicación correcta. Bien sea el corrector, la base o las sombras, difumínalos muy bien.

Para reducir los signos de una cara hinchada es recomendable masajearla, lo mismo que el cuello, con una crema hidratante, al menos durante 5 minutos. Esto sirve para activar la circulación y suavizar las líneas de expresión, a la vez que facilita la aplicación de la base. Para aplicar la base use siempre una esponja o una brocha especial. Este consejo me lo dio mi amigo y estilista Víctor Abril, explicándome que los dedos siempre tienen grasa y no esparcen la base de manera uniforme, como sí lo hacen una esponja o una brocha. Para que la base líquida no desaparezca rápidamente, mézclala con una gota de protector a prueba de agua. Te aseguro que esta durará toda la noche, aunque bailes hasta el amanecer.

Es importante usar siempre polvos matificantes después de la base, para sellar esta etapa de preparación para el maquillaje propiamente dicho. No importa la hora del día en la que te maquilles, debes empezar siempre esta rutina con la cara totalmente limpia. Utiliza el producto habitual que usas para limpiarse el cutis, luego pásate un hielo en toda la cara, masajeando; esto ayuda a cerrar los poros y a crear un efecto tensor para que las líneas de expresión se minimicen. Si consideras importante esta rutina de preparar la piel y maquillarte, te recuerdo que es MUY importante hacerlo a la luz del día, cerca de una ventana. Si el maquillaje es para la noche, no olvides al finalizar mirarte bajo una luz parecida a aquella en la que te van a observar.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.