COMENTARIOS

¿Cuánta azúcar se esconde en la comida?

BBC

¿Cuánta azúcar se esconde en la comida? Foto: Ingimage.

Ya sabemos que el azúcar es mejor en moderación. Pero podríamos estar comiendo más de lo que pensamos. Tal vez te sorprendas con la cantidad de comidas y bebidas en los que se "esconde" este alimento.

Con frecuencia, las fábricas agregan azúcar a las comidas para mejorar su sabor. Cuando se retira la grasa de una carne procesada, por ejemplo, se le agrega azúcar para ayudar a disimular el sabor soso. Debido a esto, muchos de los productos que parecen sanos - yogurt, barras de granola, productos bajos en grasa y agua con sabor a frutas - pueden, de hecho, tener mucha más azúcar de lo que nos damos cuenta.

Al igual que la sal, el "azúcar añadida" prolonga la vida de algunos alimentos como el pan, los cereales, las frutas y los los vegetales enlatados.
A los especialistas les preocupa que por esto estemos ingiriendo, inconscientemente, más azúcar de la que nuestro cuerpo puede manejar.

¿Qué pasa si comes mucha azúcar?

El azúcar no es intrínsecamente mala, es la cantidad y la frecuencia con la que la consumimos es lo que hace la diferencia. Cuando comemos, los azúcares se descomponen en glucosa y fructosa que absorven en nuestro torrente sanguíneo. Una vez que la fructosa llega al hígado, también se convierte en glucosa.

Si consumimos más azúcar de la que quemamos, nuestro hígado convierte el exceso de glucosa en grasa. Parte de esta grasa se queda en el hígado, pero el resto se guarda en el tejido adiposo en todo el cuerpo.

Esta es la razón por la que comer demasiada azúcar repetidamente puede producir sobrepeso e incluso obesidad, en especial si se combina con un estilo de vida sedentario.

Estos son otros problemas de salud que se pueden originar si comemos demasiada azúcar:

Diabetes: el exceso de azúcar puede llevar a la obesidad, lo que aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Quienes padecen esta enfermedad no producen suficiente insulina y tampoco son lo suficientemente sensibles a la poca que producen. Esta hormona disminuye los niveles de glucosa en la sangre metiéndola a las células para que estas la usen como fuente de energía.

Si los niveles de azúcar en la sangre permanecen elevados, la persona puede presentar sed y cansancio a corto plazo y, si no se trata a tiempo, a largo plazo ocasiona daños en los vasos sanguíneos, nervios y órganos como el corazón, los riñones y el cerebro.

Enfermedades cardiovasculares: la obesidad también dispara la presión arterial y los niveles de colesterol "malo" al mismo tiempo que baja los del colesterol "bueno". Todo esto contribuye a aumentar el riesgo a desarrollar enfermedades cardiacas o cerebrovasculares.

Esteatosis hepática: el exceso de azúcar se puede acumular como grasa en el hígado. Esta enfermedad está vinculada a un incremento del riesgo a diabetes e incluso cáncer de hígado.

Caries: cuando consumimos alimentos azucarados, las bacterias de nuestra boca rompen los carbohidratos y producen ácidos que disuelven los minerales del esmalte del diente. Cuanto más tiempo esté el azúcar en contacto con el diente, mayor es el daño que puede causar la bacteria. Si se deja sin tratar, esto puede ocasionar dolor, infección y la pérdida del diente.

Mal humor: las comidas azucaradas como los chocolates, tortas y galletas han sido etiquetadas por el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) como "las comidas del mal humor". Ellas te pueden dar una explosión rápida de energía al ocasionar un incremento agudo del azúcar en la sangre. Pero cuando caen los niveles, también puede hacerlo tu estado de ánimo. Este ciclo te puede hacer sentir irritable, ansiosa y cansada.

¿Cómo sé si estoy comiendo azúcar disfrazada?

Saber cuánta azúcar hay en tu comida o bebida puede ser confuso pues tiene muchos disfraces, como la sacarosa, glucosa, fructosa y miel.

En muchas partes del mundo los fabricantes de alimentos no están obligados a separar en sus etiquetas de información nutricional los azúcares añadidos de los que ocurren de forma natural, pero se puede averiguar cuánto azúcar total tiene un producto fijándose en el renglón que dice "carbohidratos".

Más de 15 gramos de azúcar total por cada 100 gramos es un contenido de azúcar elevado, mientras que 5 gramos de azúcar o menos por cada 100 gramos significa que el contenido de azúcar es bajo.

En la galería te mostramos algunos alimentos que parecen saludables, pero pueden esconder azúcares.


Con información de BBC Mundo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.