COMENTARIOS

¿No lavarse el pelo? Verdades sobre una polémica moda

Fucsia.co

¿No lavarse el pelo? Verdades sobre una polémica moda Foto: Facebook

Famosos, como la actriz Shailene Woodley, se convirtieron en voceros de la iniciativa a favor de no utilizar productos capilares. Ahora, la moda pasa a las calles. Sin embargo, ¿cuánta conveniencia hay detrás de esta?

Las pasarelas más relevantes a nivel internacional impulsan la nueva moda capilar que ya causó furor entre las celebrities de Hollywood el pasado año, como la protagonista de las películas Divergente y The fault in our stars, Shailene Woodley, la cantante Adele o actores de la talla de Robert Pattinson o Ewan McGreggor.  Se trata de la tendencia de  no lavarse el pelo.

Todo surgió bajo la iniciativa No poo challenge, para luchar a favor del medio ambiente, bajo la premisa de que la producción de jabones, suavizantes, champús y mascarillas y su correspondiente uso es altamente contaminante. A esta campaña se unieron diferentes asociaciones y colectivos que aseguraban que este tipo de productos capilares resultan nocivos para el pelo y el cuero cabelludo.

Lee el artículo '¿se te cae el pelo? Tips de cuidado para que no te pase

Firmas como Marc Jacobs, Coach, Miu Miu o Calvin Kelin han adecuado esta moda  a su versión más comercial, paseando a sus modelos por las pasarelas con el pelo sucio.

Liliana Castillo, directora de formación de Kérastase en Colombia, asegura que esto no es más que una moda poco realista y pasajera. “Hay que mantener la salud del pelo y por ello es necesario estar limpiándolo. En caso contrario, se empiezan a adherir productos de lo que tocamos diariamente, como por ejemplo, al tocar un alimento y luego llevarmos las manos sucias a la cabeza, o los agentes  con los que estamos contantemente en contacto, como el smoke o la contaminación”.

Lee el artículo 18 Tips infalibles para un pelo divino

Para la especialista, los productos que se comercializan en la actualidad actúan devolviendo a la persona las características que va perdiendo de forma natural, como la cutícula, la keratina o los ácidos grasos. En ningún caso provocan la pérdida de sus cualidades: “Los productos controlan el problema, y si no tienes problemas en el cuero cabelludo, hacen que su ambiente natural se mantenga, es decir, ni genere más grasa ni te la quita. La manipulación del cuero cabelludo, la forma de lavarlo, es lo que puede provocar que se altere la segregación de grasa, no los productos”.

La experta no se desliga de las afirmaciones que aseguran que determinadas empresas especializadas en la belleza capilar crean necesidades que no existen y fomentan el consumismo exacerbado.  “Hay muchas marcas que crean la necesidad de un producto: que si tal producto lo puedes utilizar cada quince días, que otro es enjuagable, y así sucesivamente. “Ha habido un aporte fuerte de la industria para enganchar más a los clientes hacia las marcas, fomentando que adopten rutinas de cuidado de cabello innecesario”.

Lee el artículo 10 reglas del pelo

“Todos los productos son válidos siempre y cuando el pelo los necesite. Es imprescindible buscar la asesoría de un peluquero para saber las características particulares. Porque lo que le va bien a la vecina no tiene por qué irte bien a ti. Ellos saben lo que le hace falta al pelo, lo que está descompensado y ellos van a encontrar la forma para equilibrarlo con los productos adecuados”, indica Castillo.

En cuanto a la recomendación sobre cada cuánto tiempo es recomendable lavarlo, la experta es clara: “Lo ideal es dos veces por semana. Pero insisto, depende de las personas, de si tienen el pelo graso, con caspa, con seborrea… Por salud e higiene tiene que lavárselo más a menudo, porque su tipo de piel así lo requiere. Si una persona no tiene problemas en su cuero cabelludo, dos veces a la semana, para que la grasa natural pueda permanecer más tiempo a nivel de la raíz”, concluye.  

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.