COMENTARIOS

Infidelidad emocional, identifícala y evítala

Fucsia.co

Infidelidad emocional, identifícala y evítala Foto: Pantherstock

La infidelidad siempre ha sido vinculada con besos, caricias e incluso sexo con una persona ajena a la relación de pareja. Pero lo que pocos saben es que la infidelidad emocional es más común de lo que se cree. Descubre de qué se trata.

Se ha relacionado a la infidelidad con el contacto físico establecido con otra persona ajena a la pareja, pero existe otro tipo, la de carácter emocional. Cuando se empieza a compartir afinidades, pensamientos, deseos, entre otros sentimientos, con un tercero. Es una relación de cercanía netamente emocional.

Usualmente, esta surge como una relación de amistad en la que se comparten atracciones que con la pareja no compartirían, idealizando a la otra persona. El peligro de este tipo de infidelidad es que la persona, al encontrar una afinidad y un apoyo con un tercero o tercera dará por entendido que con su cónyuge jamás podrán compartir esta clase de aspectos y es probable que sea el primer paso para que la relación se debilite y, por ende, termine.

El motivo principal para caer en la infidelidad emocional es la falta de comunicación
en la pareja y esta, como la infidelidad común es un grito de auxilio que uno de los dos integrantes hacen. Una vez que el tercero suple sus necesidades emocionales, una relación corre un alto riesgo de ser destruida, pues con el paso del tiempo se puede cruzar la barrera de la amistad. Según el National Healthy Marriage Resource Center (NHMRC), este tipo de relaciones son tan dañinas como las que involucran el contacto físico.


Mejor prevenir que lamentar

Si quieres evitar que tu relación con tus compañeros de trabajo te revuelva los pensamientos y, de paso, el corazón, sigue estas recomendaciones:

- Establezce límites con ellos y más aún cuando permanecen la mayoría del tiempo juntos, en tu lugar de estudio o trabajo.

- Ten cuidado con tus contactos en las redes sociales. El coqueteo virtual también es un signo de que la infidelidad emocional está tocando a la puerta.

- “La ropa sucia se lava en casa”: Si estás pasando por un periodo de conflictos en tu relación, no lo grites a los cuatro vientos. Soluciona lo que te molesta directamente con el implicado y no permitas que un tercero se entrometa en tus asuntos de pareja. Si lo haces, puede ser una situación de la cual los demás pueden tomar provecho para desestabilizarte emocionalmente.

-
Pregúntate si tu relación te está aportando lo suficiente para que no te veas obligada a buscar lo que te falta en personas ajenas a esta. Quizás sea momento de evaluar tus sentimientos y los de él y determinar si son más los contra que los pros para estar juntos. Si es así, en tus manos está la decisión de finalizar el ciclo en los mejores términos sin tener que acudir a terceros.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.