COMENTARIOS

Neomachismo y feminazismo, ¿segura que sabes lo que significan?

Fucsia.co

Neomachismo y feminazismo, ¿segura que sabes lo que significan? Foto: Pinterest

Los nuevos tiempos que corren han provocado la creación de estos dos nuevos términos que a veces se emplean como si fueran antagónicos. Pero, ¿realmente sabemos cómo surgieron y qué significan?

Para poder ahondar en el 'neomachismo' y el 'feminazismo', surgidos en la época moderna en la que coexistimos, se hace necesario remitirse a sus respectivas raíces: ¿qué es machismo y qué es feminismo?

El machismo es una ideología que engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias destinadas a promover la diferencia y superioridad del hombre sobre la mujer en cualquier ámbito: económica, sexual, laboral, sociales, familiares… Y no vale caer en engaños: el machismo lo practican tanto mujeres como hombres. Mira la galería 'Eres machista y no lo sabes'

En el lado contrario, el feminismo,  un conjunto de ideologías y movimientos que busca la igualdad y equidad de derechos. También se centra en cuestionar la dominación y violencia que se perpetúa hacia las mujeres, así como la asignación de roles sociales basados en el género.

El feminismo en ningún caso aboga por la supremacía de un género sobre el otro, ni la discriminación por esta cuestión, aunque la degeneración del término haya dejado esa sensación en la sociedad. Y la lógica es la misma al machismo: ser feminista no está determinado por si se es hombre o mujer. Lee el artículo '¿Qué decimos cuando  hablamos de feminismo en el siglo XXI?'


Foto: Ingimage


El lenguaje se transforma y adapta a medida que surgen nuevos tiempos y paradigmas, adquiere nuevas realidades y concepciones. De ahí el surgimiento de nuevos términos que sirven para referenciar nuevas actitudes acordes con los tiempos que corren. Este es el caso del feminazismo y neomachismo, dos conceptos que denotan la falta de igualdad que todavía se perpetúa en el mundo.


NEOMACHISMO

El avance de la mujer en materia política, social y económica, así como en términos de igualdad y equidad de derechos con los hombres, ha provocado que cada vez esté peor considerado abogar por un machismo explícito, determinante y rotundo.

La reprobación y condena de los valores machistas y de quienes los practican en la actualidad  ha provocado la aparición de nuevos argumentos e ideas que, si bien son diferentes en la forma, mantienen la misma lógica machista: fomentar la subordinación de la mujer. Eso sí, de forma menos evidente, e incluso, con razonamientos que parecen razonables.

Así surge el neomachismo que, según indica la política española Amparo Rubiales en una columna publicada en el diario El Pais, es una nueva ideología que se caracteriza por tener miedo a la igualdad y cuestionar los derechos de las mujeres, su autonomía e independencia. "Es una nueva manera de sostener las posiciones machistas de siempre, pero con nuevos discursos y nuevos contenidos".


Rubiales habla de actitudes por las que se identifica el neomachismo. Estas son las más patentes:

1. Equiparan el feminismo con el machismo. Incita a la confusión con argumentos que, si bien pueden resultar razonable en un primer momento, no se sostienen: el machismo  es supremacía de un género sobre el otro, mientras que el feminismo ahonda su lógica en la igualdad de ambos.  “Yo no soy machista, ni feminista, creo en la igualdad”, refleja esta equiparación de términos del neomachismo.

2. Se posicionan en contra de la violencia de género, pero cuestionan las facilidades que tienen las mujeres para denunciar y acceder a la justicia por estos casos. Frases del tipo “estoy en contra de la violencia contra la mujer pero hay demasiados casos de denuncias  falsas” o “muchas de ellas denuncian para poder recibir manutención del ex marido”, evidencian ese recelo a la autonomía femenina y a la ruptura con los roles tradicionales patriarcales.

3. Ridiculizar a las mujeres que abogan por la igualdad de género. El neomachismo estigmatiza las voces femeninas y feministas que respaldan la necesidad de que las mujeres tengan los mismos derechos que los hombres. Suelen tacharlas de feminazis o con cualquier descalificativo facilista para restringir sus opiniones.


"Porque querer que a tu género se le trate como un ser humano es lo mismo que invadir Polonia". foto: someecards.com


FEMINAZISMO

El término surgió en la década de los 90 de la mano de locutor de radio estadounidense Rush Limbaugh, conservador ligado al Partido Republicano de Estados Unidos, para referirse de forma peyorativa a las mujeres que defendían el derecho a abortar.

Posteriormente, este concepto se amplió para designar a un supuesto grupo de mujeres que defienden que la mujer debe estar en una situación de superioridad respecto del hombre como forma de restituirles todos los derechos que se le han negado a lo largo de la historia de la humanidad. También se emplea para definir a las féminas que promueven actitudes misándricas (odio o aversión a los varones).

Muchas pensadoras argumentan que el surgimiento del término es un intento de deslegitimizar el movimiento feminista, así como la muestra de una falta de desconocimiento del origen del feminismo y de la actual vigencia del machismo en las sociedades. “Consiste en asociar algo que tú no soportas con algo que nadie soporta, esperando así que la gente se ponga de tu lado”, señalan Michael Kaufman y Michael Kimmel en su libro 'The guy's guide to feminism', 'Guía de feminismo para hombres’, en español.

Los autores alegan que el término correcto para designar a una mujer que, en su radicalismo, busca la supremacía del género femenino se correspondería con 'misandria', y no feminazismo. Lee el artículo '¿Qué no es feminismo?'


Foto: Ingimage

En conversaciones con Fucsia.co, Katherine Ronderos, presidenta de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (LIMPAL), considera que, a este respecto,  "es difícil tener hijos y encontrar un compañero de vida cuando eres feminista, que entiendan que significa el feminismo y no lo tachen de radicalismo".

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.