COMENTARIOS

‘Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo’

RevistaFucsia.com

‘Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo’ Foto: Thinkstock

Es una de las frases célebres de Albert Einstein. Fue formulada en un contexto científico, pero tiene mucha relevancia en la vida personal en tanto que habla de la manera como deben hacerse las cosas si se quiere alcanzar una meta, cualquiera que esta sea.

Muchas veces, cuando tratamos de culminar una empresa, un propósito establecido, parece que el camino elegido no conduce directamente al éxito, aunque haya sido planeado con anticipación, aunque todas las condiciones parecieran favorables, aunque se hayan invertido todos los esfuerzos.
‘De cada error se aprende’, dice la sabiduría popular, pero lo cierto es que el ser humano es capaz de tropezar una y otra vez contra la misma piedra, sin percatarse de que el problema no es el obstáculo final, sino en el camino elegido para vencerlo.

La comodidad de lo conocido
El contexto en el que ocurrió, en un aula de clase mientras Einstein realizaba un examen de física, uno de los estudiantes se acercó y le preguntó: profesor, este examen tiene las mismas preguntas del año pasado, a lo que Einstein contestó: no hay problema, las respuestas de este año son otras. Esta anécdota evidencia la importancia del cambio y de la disposición para probar cosas diferentes cada vez.

Una de las principales razones por las cuales las personas suelen repetir el mismo procedimiento para realizar una acción, buscando un resultado distinto, es que se sienten a gusto con los pasos seguidos, no hay sorpresas, todo está calculado, en otras palabras, todo es conocido y por ello no genera temor.

Aunque en el fondo la persona sepa que muy posiblemente va a conseguir el mismo efecto, continúa repitiendo el mismo prolongado ritual matutino y por eso no llega temprano, si ese es el objetivo, sigue haciendo la misma presentación al buscar trabajo y por eso no lo obtiene, sigue entablando el mismo tipo de relaciones amorosas que resultan ser insatisfactorias.

De la capacidad de adaptación de cada quien depende el éxito para alcanzar metas propuestas, es normal que el cambio genere incomodidad o temor, pero allí reposa la posibilidad de obtener resultados positivos e innovaciones en la vida.

Miedo al éxito
Aunque suene absurdo, muchas personas suelen atemorizarse ante la posibilidad de triunfar en una meta ambiciosa que se hayan propuesto, asumir un cargo laboral importante en el exterior, terminar un recorrido académico en corto tiempo, casarse o tener hijos a una edad determinada, construir una empresa propia, etc.

El miedo al éxito es una condición psicológica que se caracteriza por los esfuerzos, conscientes o inconscientes, del sujeto por arruinar la posibilidad de triunfar. Esta condición se debe principalmente a la baja autoestima o al miedo indirecto a las implicaciones del éxito, tales como la responsabilidad de mantenerse en esa posición de superioridad, rechazo del grupo social actual por haberse superado, sensación de no merecer el éxito obtenido debido a una falta de autoconfianza.

El miedo al éxito repercute directamente en la manera como la persona afronta los problemas y encrucijadas que presenta la vida, es uno de los motivos fundamentales por los cuales el individuo tiende a repetir procesos, actitudes y acciones en momentos decisivos; o tiende a buscar situaciones donde pueda comportarse de la manera a la que está acostumbrado.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.