COMENTARIOS

De los ojos a la boca en 4 tiempos

Fucsia.co

1 / 12
maqbrillo1_
El brillo del neón: Aunque parezca un poco excesiva, la consigna de este maquillaje es “abundancia”. Así funciona el neón, que no es solamente ese blanco translúcido, vibrante y psicodélico que conocemos, sino que se extiende hacia los neones azulosos, cobaltos, aguamarinas y turquesas, como si se juntaran todas las aguas. Pero, atención, porque esta explosión de color no se expande a todas las facciones de la cara: los ojos son los encargados de darle al rostro ese aspecto atrevido y muy juvenil, sí. Fotos: Showbit
2 / 12
maqbrillo1a_
Prueba a llenar de estos colores el párpado superior, y hazlo con lápiz, así puedes abarrotar el espacio bajo las cejas sin temor. Si no eres partidaria de los azules, prueba los verdes o los rosados, terminando el ángulo fuera del ojo con una pizca de negro, ¡más llamativo para qué!
3 / 12
maqbrillo1b_
4 / 12
maqmaquillaje1_
Maquillaje que no se ve: Todo el asunto está en aplicarse el maquillaje como si en realidad estuvieras quitándotelo. Nada de exceso, nada de vanos toques ni afeites exagerados. Foto: Showbit
5 / 12
maqmaquillaje1a_
Porque tu cara debe tener brillo, verse auténtica, respirar salud hasta por los poros.
6 / 12
maqmaquillaje1b_
7 / 12
maqregreso1_
El regreso a los 60: Esos años de beldades acicaladas cuyos ojos parecían pisteros vuelven por sus fueros, pero con algunos cambios sustanciales. El delineador líquido es reemplazado por un lápiz o un gel, lo que le brinda una textura diferente a la piel de los párpados. Foto: Showbit
8 / 12
maqregreso1b_
Este maquillaje tiene necesariamente que implicar menos tiempo y esfuerzo, además de un poco más de naturalidad buscada.
9 / 12
maqregreso1a_
Es decir que este maquillaje es menos esforzado, adornado y preciso. Hay algo dejado al desgaire en el uso de una base que no se note especialmente, y de un lápiz de ojos que no raye en la perfección sino que se difumine bien, de una pestañina que, con unas cejas bien delineadas y abundantes, le den un poco de profundidad a la mirada.
10 / 12
maqboca1_
La boca protagonista: El poder de unos labios exuberantes, que se noten, que se vean potentes, que seduzcan, es la línea por seguir en esta temporada. La boca brilla, refulge, está llena de color, y cuando hablamos de color nos referimos a la quintaesencia de este, reflejada en los tonos rojos, los fucsia, los profundos del vino y de las bayas. Foto: Showbit
11 / 12
maqboca1b_
Esto no quiere decir que los labios deban ir enmarcados con un delineador. Pero, ¿qué pasa con la cara? Simplemente se mantiene discreta, la tez permanece limpia, no hay caras de ponqué y esto desestima casi por completo el uso de la base.
12 / 12
maqboca1a_
Faltan los ojos, que tampoco se lucen en este caso, salvo por unas cejas bien demarcadas, porque la protagonista de este look es la boca, no hay que olvidarlo.
El brillo del neón: Aunque parezca un poco excesiva, la consigna de este maquillaje es “abundancia”. Así funciona el neón, que no es solamente ese blanco translúcido, vibrante y psicodélico que conocemos, sino que se extiende hacia los neones azulosos, cobaltos, aguamarinas y turquesas, como si se juntaran todas las aguas. Pero, atención, porque esta explosión de color no se expande a todas las facciones de la cara: los ojos son los encargados de darle al rostro ese aspecto atrevido y muy juvenil, sí. Fotos: Showbit
Prueba a llenar de estos colores el párpado superior, y hazlo con lápiz, así puedes abarrotar el espacio bajo las cejas sin temor. Si no eres partidaria de los azules, prueba los verdes o los rosados, terminando el ángulo fuera del ojo con una pizca de negro, ¡más llamativo para qué!
Maquillaje que no se ve:  Todo el asunto está en aplicarse el maquillaje como si en realidad estuvieras quitándotelo. Nada de exceso, nada de vanos toques ni afeites exagerados.    Foto: Showbit
Porque tu cara debe tener brillo, verse auténtica, respirar salud hasta por los poros.
El regreso a los 60:  Esos años de beldades acicaladas cuyos ojos parecían pisteros vuelven por sus fueros, pero con algunos cambios sustanciales. El delineador líquido es reemplazado por un lápiz o un gel, lo que le brinda una textura diferente a la piel de los párpados.   Foto: Showbit
Este maquillaje tiene necesariamente que implicar menos tiempo y esfuerzo, además de un poco más de naturalidad buscada.
Es decir que este maquillaje es menos esforzado, adornado y preciso. Hay algo dejado al desgaire en el uso de una base que no se note especialmente, y de un lápiz de ojos que no raye en la perfección sino que se difumine bien, de una pestañina que, con unas cejas bien delineadas y abundantes, le den un poco de profundidad a la mirada.
La boca protagonista: El poder de unos labios exuberantes, que se noten, que se vean potentes, que seduzcan, es la línea por seguir en esta temporada. La boca brilla, refulge, está llena de color, y cuando hablamos de color nos referimos a la quintaesencia de este, reflejada en los tonos rojos, los fucsia, los profundos del vino y de las bayas.   Foto: Showbit
Esto no quiere decir que los labios deban ir enmarcados con un delineador. Pero, ¿qué pasa con la cara? Simplemente se mantiene discreta, la tez permanece limpia, no hay caras de ponqué y esto desestima casi por completo el uso de la base.
Faltan los ojos, que tampoco se lucen en este caso, salvo por unas cejas bien demarcadas, porque la protagonista de este look es la boca, no hay que olvidarlo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.