COMENTARIOS

El exceso de azúcar te envejece

El exceso de azúcar te envejece El exceso de azúcar te envejece

Un fenómeno conocido como glicación puede ocasionar la pérdida de elasticidad y la profundización de las arrugas. Entérate cómo prevenirlo.

Una vez que se ingiere azúcar, éste se convierte en glucosa. Cuando la cantidad de glucosa es mayor a la que el cuerpo puede transformar en energía no encuentra cómo llegar a las células. Lo que sucede entonces es que se une a las proteínas que dan elasticidad a la piel y en consecuencia se produce la glicación.

Dicho fenómeno es el responsable del deterioro de la piel porque genera desechos que se conocen como productos finales de la glicolización (PFG)y además, radicales libres. Estos PFG producen una reacción que hace que las fibras se tensen haciendo que la piel pierda elasticidad. Si esto ocurre, las arrugas se producen más fácilmente y la piel se vuelve flácida y más vulnerable a los daños de los rayos UV.

Pero entonces… ¿qué hacer?, ¿la solución es dejar de comer azúcar?
No. El cuerpo necesita azúcar pero moderadamente. La cantidad aproximada que puede ser saludable y procesada oscila entre 6 y 10 cucharaditas diarias. No obstante, una persona consume en promedio 20 de éstas. Por tanto la recomendación es no excederse porque entonces ahí es cuando se produce la glicación.

¿Cómo saber si estoy comiendo azúcar en exceso?
A decir verdad, no es tan fácil saberlo porque el metabolismo de cada persona es diferente. Los especialistas aconsejan llevar un dieta en la que se incluyan máximo 2000 calorías al día. Para lograr ese balance hay que moderar el consumo de carbohidratos y azúcares añadidos (dulces, gaseosas, almidones, panes de azúcar, etc.). No obstante es importante tener la guía de un nutricionista pues las personas con desórdenes de tiroides, hipoglicemia o diabetes deben tener un manejo diferente.
Unos trucos sencillos para saber y controlar la cantidad de azúcar presente en los alimentos son:
· Revisar en los cuadros nutricionales de las etiquetas los porcentajes de azúcares y tener en cuenta que 4 gramos equivalen a una cucharadita.
· Prestar mucha atención a la cantidad de porciones por envase o paquete. Si en la etiqueta dice tres porciones entonces hay que multiplicar esas tres por el número de gramos de azúcar.
· Controlar el consumo de harina pues si bien alimentos como el arroz, la papa o el plátano no son dulces, si se convierten en azúcares en el organismo.

¿La producción de PFG no hace parte del proceso normal de envejecimiento de una mujer?
No necesariamente pues si bien para los especialistas es normal encontrar mayor cantidad de PFG en la piel de una mujer de 40 años, también se presentan en jóvenes que por su dieta tienden a envejecer prematuramente. Puede que esa pérdida de elasticidad no se manifieste en arrugas pero sí en los daños causados por el Sol.

¿Hay algún tipo de tratamiento cosmético que ayude a tratar los efectos de estas formaciones?
Sí, generalmente son productos antienvejecimiento que buscan impedir que el azúcar y el colágeno se unan. Lo mejor al momento de elegir uno de estos tratamientos es asesorarse por un dermatólogo que evalúe no sólo la apariencia de la piel sino también factores como la alimentación, la genética y el entorno.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.