COMENTARIOS

Piel de fumadora

Piel de fumadora Piel de fumadoras.

Los efectos del cigarrillo no sólo se evidencian en tu estado de salud, también en el apecto de tu piel. Combátelos

Seguramente conoces mujeres cuya piel alrededor de los labios parece agrietada como con unas manchas imposibles de ocultar; a lo mejor también has visto con frecuencia mujeres aún jóvenes con dientes amarillos y cierto tono grisáseceo en la piel de su cara; y probablemente si tienes una amiga o familiar cercana que fuma constantemente, habrás notado como sus mejillas se han ido marcando cada vez más y cómo sus párpados han cambiado de color.

Pues esas características se conocen como rostro de fumadora y son sólo algunas de las consecuencias que trae para las mujeres el consumo del cigarrillo, sin tener en cuenta los ya conocidos perjuicios para su salud.

El rostro de fumadora comienza su transformación cuando empieza a envejecer prematuramente porque el tabaco y la nicotina afectan la circulación cutánea. Si las células no tienen la irrigación necesaria se asfixian y en consecuencia, la piel toma cierto tono grisáceo que se hace aún más evidente cuando la mujer empieza a presentar las ojeras y las manchas en los párpados. Estos dos últimos efectos son producto de la dilatación de los poros por el exceso de alquitrán.

A estas evidentes secuelas del consumo de cigarrillo se suman unas que aunque no son visibles o se asocian con otras dolencias, están presentes en las fumadoras. Entre las más comunes se encuentran:
• Disminución del colágeno y la elastina
• Dificultad de cicatrización
• Bajo nivel de vitamina C
• Aparición de manchas y melanomas –pequeñas protuberancias o tumores-.

Cómo combatir los efectos
Definitivamente lo ideal para combatir el deterioro de la salud y de la piel de cualquier mujer es dejar de fumar, no obstante los efectos en algunas ocasiones ya no son reversibles y eso lo debes tener claro cuando inicies un tratamiento estético o compres un producto costoso.

Sin embargo, esta no es excusa para seguir fumando o para permitir que tu piel continúe desgastándose. Tú puedes ayudarla a sobrellevar la acción del cirgarrillo. Estas son algunos de los consejos para hacer que tu piel luzca mejor:
• Hazte una limpieza profunda. Puedes acudir a un centro de profesionales que manejen técnicas como las puntas de diamante para retirar las células muertas o que realicen tratamientos para contrarrestar las manchas y para humectar la piel.
• En casa puedes ayudarte con el uso de cremas antioxidantes o que contengan vitamina C y E.
• Usa protector solar para que las manchas no se atenúen.
• En la mañana utiliza productos humectantes con alto factor de protección solar, y en la noche usa creamas o geles especialmente recomendados para renovar las primeras capas de la piel. Es importante que antes de utilizar cualquier producto consultes con tu médico para que te recomiende la mejor opción según tu tipo de piel.
• Toma mucho agua para que ayudes a que tu organismo se limpie y para facilitar la hidratación de tu piel.
• Si no eres una mujer fumadora, evita exponerta al humo de los fumadores pues los efectos son tan nocivos para un fumador pasivo como para un activo.
 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.