COMENTARIOS

ALDEA, el maíz como punto de partida para su segunda serie en BCapital 2018

Daniela Riaño

ALDEA, el maíz como punto de partida para su segunda serie en BCapital 2018 ALDEA, Maestros Ancestrales 2018. (Foto: Patricia Castellanos)

Tras haberse consagrado como una de las favoritas el año pasado, la diseñadora Carolina Sepúlveda regresa a Maestros Ancestrales y presenta la segunda parte de su colección.

Encontrarnos con nuestras raíces ha sido un punto clave de Maestros Ancestrales 2018. Devolvernos a aquello que pauta lo que somos hoy por hoy y entender los mensajes que quizás con el tiempo hemos ido olvidando ha sido la principal inspiración de nuestro proyecto junto a cada uno de los diseñadores. Las historias son un punto de partida para devolvernos a lo ancestral y Carolina Sepúlveda ha sido prueba de ello con su firma ALDEA, una marca que no crea colecciones, crea series e historias como un libro, historias que se dividen en tomos y tienen continuidad año tras año.

Por segunda vez Carolina forma parte de Maestros Ancestrales, evidenciándose no solo en sus propuestas si no en el respeto y valor que demuestra por las comunidades, su trabajo con ellos y la innegable conexión que comparten.

(Foto: Patricia Castellanos)

Para ella ha sido muy importante entender que estas comunidades son fuertemente enraizadas, que conocen muy bien sus orígenes, su lenguaje, su territorio y su misión como pueblo. “Trabajar con las comunidades es muy especial porque te llevan a reflexionar las ideas primarias. Sus saberes son tan amplios que permiten que el trabajo, en co-creación, sea un vínculo muy puro que hace que ambas partes nos expresemos desde cualquier esquina a la que pertenezcamos.”

El conocimiento ecológico, la buena relación con la tierra, y sin lugar a duda, el hecho de que “están totalmente conectados con la vida, como esencia” ha sido la fuente de inspiración para realizar su segunda serie trabajando la técnica del telar, una técnica ancestral que hace parte de nuestro país y es conocida por ser todo un legado de cada uno de los tejedores.

¿Cómo la desarrollarás en la propuesta?
Los tejidos de esta colección llevan diferentes simbologías (de los pueblos Kamëntsá) del maíz, que se hicieron en diferentes tipos de telares. Habrá piezas donde la mayoría de la tela es de telar y habrá otras donde sólo hay intervenciones del mismo, pero siempre hay telar.

(Foto: Patricia Castellanos)

¿Cuál es el punto de partida de esta serie?
Esta serie (que empezó el año pasado con los pueblos Wounaan y Embera), se llama “Dibujos”. Trabajamos, además de las técnicas artesanales propias de las comunidades, la expresión de los niños a través del dibujo, en relación a diferentes elementos inherentes a su comunidad. En este caso, estamos trabajando la interpretación del maíz.

¿Cómo se hace evidente la inspiración a lo largo de la serie?
Por un lado, las piezas de telar llevan todas las diferentes iconografías del maíz; por el otro, las telas estarán estampadas con los dibujos que los niños hicieron, con el tema central: el maíz.

(Foto: Patricia Castellanos)

¿Cuáles son las siluetas predominantes de la propuesta?
Son las siluetas siempre presentes en Aldea, las que permiten una relación pura y genuina entre el cuerpo y el vestido.

¿Los materiales?
Naturales: sedas, linos y algodones.

¿La paleta de color?
Amarillo mazorca, verde plantas y tonos tierra.

Con toda seguridad Aldea nos sorprenderá con su próxima colección, una nueva historia narrada desde lo más profundo, desde nuestras raíces. ¡Nos vemos el próximo 18 de octubre en BCapital!

Entre tanto no te pierdas ni un solo detalle en nuestro ESPECIAL MAESTROS ANCESTRALES.

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.