COMENTARIOS

Adoptar está  ‘in’ Brad Pitt.

Cada vez son más los famosos que se le miden a adoptar niños necesitados de afecto, educación y comodidades. Estos son algunos de los casos más sonados.

La adopción es uno de los actos más generosos y maravillosos que un humano puede hacer con otro. De eso no hay la menor duda. Ahora, la ola de adopciones que se viene dando en Hollywood desde hace unos años, puede ser equiparada a una tendencia de moda que vuelve a imponerse con más fuerza.

Así como hace un par de años volvieron a usarse los taches, las hombreras y los colores ácidos propios de los 80, en el 2002 Angelina Jolie hizo que el furor por adoptar que impusieron hace más de tres décadas celebridades como Mia Farrow y Julie Andrews, se retomara.
 
Y es que las generaciones actuales no tienen presente que Pax –uno de los hijos adoptados de Jolie– no es el primer niño vietnamita que goza de las comodidades de Hollywood. En 1974 la legendaria Julie Andrews, conocida por sus papeles como La novicia rebelde y Mary Poppins, adoptó a Amy y Joanna, dos niñas huérfanas de Vietnam que se integraron a la familia que formó con su esposo Blake Edwards, con quien tuvo una hija biológica, Emma, y adoptó a los dos hijos de él, Jennifer y Geoffrey.

De igual manera, la actriz Mia Farrow fue una de las primeras –si no la primera– en adoptar niños desamparados de otros continentes. En total, Mía tiene 14 hijos de los cuales diez son adoptados. De su matrimonio con el conductor de orquesta y pianista André Previn, hay seis hijos: Soon Yi, de Corea del Sur; Lark Song y Summer Song de Vietnam y Matthew, Sascha y Fletcher son biológicos. En su matrimonio con Woody Allen adoptó dos hijos y tuvo uno biológico. Años más tarde, la actriz confesaría que uno de los momentos más duros de su vida fue cuando el afamado director de cine se casó con su hija adoptiva, Soon Yi Previn. Farrow adoptó cinco hijos más como madre soltera. Una de ellas falleció en el 2000 a causa de una enfermedad.

Otra que entró a formar parte de esta lista de celebridades que adoptan niños de continentes deprimidos fue la cantante Madonna, cuando en el 2006 adoptó a David Banda, un niño de Malawi que llegó a hacerle compañía a Lourdes y Rocco. Este año la reina del pop por fin recibió la custodia de Mercy, una niña de 2 años nacida también en Malawi.
 
La controversia
Así como nadie pone en entredicho la noble y humanitaria acción de todas estas celebridades al hacer parte de sus vidas a niños que han sufrido las inclemencias de nacer en lugares azotados por la guerra, el hambre y los bajos recursos, muchos norteamericanos critican el hecho de que se pasen por alto a los menores que se encuentran en territorio americano, pues no es un secreto que estos pequeños también tienen las mismas necesidades.
 
Entre algunos de los actores más famosos que han adoptado niños locales están Sharon Stone, quien es la mamá adoptiva de tres niños; Nicole Kidman y Tom Cruise, quienes tienen a Connor e Isabella; y la actriz Michelle Pfeiffer es, desde 1993, la orgullosa madre de Claudia Rose.
 
La lista es larga y, aunque últimamente pasear con hijos multirraciales por las calles de Beverly Hills está tan in como llevar la última cartera Birkin de Hermès colgando del brazo, no se puede negar que, sea cual sea la razón para hacerlo, le están dando un futuro a alguien que de ninguna otra forma hubiera podido tenerlo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.