COMENTARIOS

Adriana Bernal “Lo mío es hacer empresa”

Por José Gabriel Ortiz

Adriana Bernal “Lo mío es hacer empresa” Adriana Bernal “Lo mío es hacer empresa”

Confiesa sin pudor sus 42 años, es mamá de tres hijos, se describe como una buena persona, inquieta, curiosa, sensible y muy profesional. Así es la fundadora de Red Assist Card, quien además le apostó al exitoso portal de Internet Kienyke.com

 
Empezó a trabajar desde muy joven. “De chiquita vendía merengues en la ciclovía”. Siempre le ha gustado ganarse la vida y ha sentido una especial pasión por lo que hace, independientemente de lo que sea. Con especial sencillez confiesa que viene de una familia disfuncional y que eso le ayudó un poco a ser la mujer responsable, consagrada y exitosa que es hoy. “Mi mamá es odontóloga, luchaba todo el tiempo, una mujer de valores y para ella el trabajo era la razón de ser. Para mí nunca existió la figura de un padre, él fue una persona que estuvo más ausente que presente, se fue cuando yo tenía 14 años y hasta hace muy poco lo volví a ver”. Tuvo papá biológico, pero su verdadero padre, que ella llama “papá funcional” es Fabio Echeverri Correa. “Él es realmente mi figura paterna. Yo creo que la ausencia de padre, me hizo una guerrera para moverme en un mundo de hombres y hace que yo me desempeñe de modo diferente en todos los sentidos”.

¿Qué estudió?
Soy administradora de empresas de la Universidad del Rosario, luego estudié Mercadeo y Publicidad en el Politécnico y posteriormente hice una especialización en Mercadeo en la Universidad Eafit.

¿Cómo irrumpió en el mundo empresarial? ¿Cuáles fueron sus primeros pasos como ejecutiva y dónde comenzó a trabajar?
Arranqué mi vida profesional en seguros al lado de Maruja Iragorri, trabajé en medicina prepagada y a los 21 años ya estaba en la cumbre y era una persona que iba a llegar muy lejos.

¿Qué es y cuándo surgió Red Assist?
Es una compañía de asistencia que yo fundé hace 12 años, y presta servicios en lo que sea. Somos la solución cuando las personas tienen una necesidad o una emergencia que les impide continuar con su vida diaria. Puede ser que necesite cambiar una llanta, recoger al hijo en una fiesta, llevar unas flores o una serenata, o la persona que necesita ir acompañada de alguien que la asista en un viaje, bien sea un interprete o un traductor. Esto existe en el mundo hace 60 ó 70 años, pero aquí en Colombia no se conocía. Cuando yo entré al mercado había dos compañías, Mapfre y Axa Asistencia. Rompí ese monopolio e hice un negocio completamente diferente a lo tradicional.

¿Se trata de una franquicia?
No, Red Assist es propia, es una marca, una corporación y una vida. Tengo una socia maravillosa que es Claudia Tascón, quien se unió conmigo hace más o menos tres años y medio, es una ejecutiva ejemplar en todo el sentido de la palabra.

Si yo quiero tener sus servicios, ¿qué debo hacer?
Nosotros trabajamos con marca blanca, tienes que ser usuario de empresas de servicios públicos, llámese Acueducto, EPM, o tienes que ser usuario de una compañía de seguros, caso Suramericana, Colpatria, Solidaria, Previsora… Nosotros estamos detrás, somos la máquina del servicio, somos el call center, y somos los que movemos toda esa red, porque con nosotros trabajan más de diez mil personas en el territorio nacional.

Asesoró a dos grandes personajes de la vida nacional: Noemí Sanín en la consulta del Partido Conservador y a Álvaro Uribe en la primera reelección. ¿Cómo llegó ella a usted?
Ella me citó en la Embajada de Colombia en Londres. Nos vimos, salimos a comer, me contó que tenía ganas de lanzarse a la Presidencia y me preguntó qué pensaba yo al respecto. Le dije que lo primero que había que pensar era que existía la posibilidad de enfrentarse al presidente Uribe. Arrancamos y trabajé con ella la primera parte, que fue en la consulta conservadora, en la que el presidente Uribe estaba como jefe de debate, entonces, creo que, más que mi trabajo, desarrollé un esquema para el tema político, que es la autopista de información. A través de esto hay una estrategia, que fue lo que le desarrollé al presidente Uribe cuando todavía estaba de gerente de la campaña.

¿Qué es una autopista de información?
Una autopista, son unas redes de información, con las que yo le puedo llegar a cualquier pueblito o región en tiempo real con la misma noticia, entonces, lo que yo hice durante la reelección fue desarrollar todo un mecanismo con el que él pudiera estar como candidato-presidente, en Villavicencio, Bucaramanga o donde fuera.

¿Cómo llegó al ‘puntocom’?
Se desarrolló primero un grupo que es ‘Redassistcorp’, que es la matriz, en la que está ‘Redassistcolombia’, y ahí ‘Redmedios’, que es la autopista de información, en la que no sólo está el tema político, sino que se vuelve un tema corporativo. Luego creció el Rednoticias.com, que es donde yo me enrollé con todo el tema del Hay Festival y así empezó a crecer ese “hijo” que hemos creado con María Elvira Bonilla, que se llama Kienyke.com, que es un paso que yo tenía.

¿Qué quiere hacer con Kienyke.com?
Yo creo que ese va a ser el punto de quiebre que los medios no han hecho, el paso al ‘puntocom’, el paso a lo digital. Es un complemento a los medios, pero con innovación, se abre un canal con el que algo que se veía privado y que se veía como un círculo, se vuelve público. No es que la gente escriba lo que quiera y ataque, no queremos eso, esa no es la intención, pero sí va a tener un medio gráfico con el que la gente pueda tener información. El eslogan es “El placer de saber más”, es algo en línea y en tiempo real.

¿Qué hay en el mundo parecido a Kienyke.com?
María Elvira en algún momento lo definía como un Vanity Fair. Así fue como ella llegó y cómo me hizo la propuesta de matrimonio. Yo le hice una contrapropuesta. Le dije: “hemos trabajado durante cuatro años y medio, existe esto y aquello, olvídese de las copias, vamos a hacer una cosa completamente diferente”.

¿Por qué Kienyke y por qué con K?
Fue toda una discusión sobre la K, porque además era una propuesta odiosísima para los periodistas. Dijimos, vamos a ser irreverentes y vamos a traer cosas de lo antiguo a lo moderno. La K fue una de las primeras letras que se descubrió de los jeroglíficos y se perdió, la K significa malo, la K se desdibuja en el español, pero tiene una fuerza muy grande en otros idiomas y sigue presente. La K fue reemplazada por los españoles por la Q y por la C.

¿Cuánto tiempo le pone al papel en los periódicos y las revistas? ¿Se va a acabar el papel?
Yo no creo que se acabe el papel, porque es algo cultural y difícilmente vas a sacar algo así, yo lo que creo es que como concepto de medios, todo va a lo digital.

¿Cómo se ve de vieja?
Definitivamente, me veo con Carlos Andrade, mi esposo, con él quiero viajar, quiero hacer lo que estamos haciendo, yo creo que nos encontramos en el momento de la vida que teníamos que encontrarnos. Cogernos de la mano y disfrutar lo que cada uno hace. De vieja me veo gozando, parrandeando, me encanta la tecnología, por lo tanto, no sé en que va a parar todo este rollo, entonces, me muero de ganas por verme a los 80 ó 90 años. Quiero ver a mis hijos, quiero tener muchísimos nietos, quiero ser una abuela consentidora, es más, yo creo que voy a empezar a aislarme de todo este mundo de los negocios en algún momento no muy lejano.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.