COMENTARIOS

Así merca Gonzalo Restrepo

José Gabriel Ortiz

Así merca Gonzalo Restrepo Así merca Gonzalo Restrepo.

El presidente de tiendas éxito aceptó una invitación de José Gabriel Ortiz.

¿Dónde estriba el éxito del Éxito?
En la genialidad de don Gustavo Toro. Nació de un conocimiento muy profundo de las necesidades que tenían los habitantes de Medellín en 1949 y en la interpretación de la mejor manera de satisfacer esas necesidades por don Gustavo, que era un hombre excepcional, que conocía a la gente y que entendió que había un vacío en el comercio de ese momento.

¿El primer nombre fue Éxito?
Nació con ese nombre en un local de cuatro por cuatro metros en Guayaquil, que es un sector muy populoso de Medellín, hasta donde venía la mayoría de la gente de los pueblos a hacer sus compras bien fuera al por mayor a ol menudeo.

¿Comenzó vendiendo textiles?
Sí, ciento por ciento con textiles. Primero telas, porque la gente hacía su ropa en la casa y no la compraba hecha. Esa fue una evolución, hasta que ahora prácticamente ha desaparecido del comercio detallista la venta de telas, y se ha sustituido por la venta de productos terminados.

¿Por qué se demoró tanto tiempo el Éxito en salir de Medellín?
Fue una decisión de los accionistas del momento de la familia, yo creo que todos los negocios empiezan de esa manera: los primeros años son de crecimiento lento, el capital es escaso, aunque el negocio sea exitoso, y hay que ir con mucha prudencia. Don Gustavo era un gran administrador, nunca quiso tener muchas deudas y siempre quiso hacer crecer su negocio con recursos propios. Primero se alcanzó la solidez en Antioquia, y en 1989 se dio el paso a Bogotá. De ahí en adelante, vino la expansión que hoy se conoce.

¿Cuándo Murió don Gustavo?
En 1993. Tabajé dos años con él.

¿En qué momento empezaron a venderse víveres y abarrotes?
Cuando el Éxito adquirió a Sears, le metieron la mercancía general, sobre todo la línea de hogar, luego vinieron las neveras, las lavadoras, los televisores…

Una marca tan poderosa, tan fuerte, como la marca Ley, ¿no es un desperdicio perderla?
Siempre hay una contradicción entre el foco y la variedad, una compañía puede ser multimarca como lo es el Grupo Éxito, pero tampoco puede fragmentarse demasiadas marcas de cosas que se parezcan, porque se pierde foco y se pierde mucho la eficacia del capital, por eso, nos hemos concentrado en fortalecer lo que consideramos las marcas más potentes.

¿Cuántos Éxito hay en Colombia?
264 almacenes, en 55 municipios del país, y eso en ventas puede llegar a tres billones de dólares al año, aproximadamente.

Un producto de la canasta familiar, ¿qué tanto más costoso es en el mercado informal?
En la tienda de barrio depende de quien la maneje, de su localización, de su público objetivo, etc., puede ir entre 3 por ciento a 7 por ciento más cara que en el supermercado moderno. Frente a un hipermercado, yo diría que puede ser de hasta 6 por ciento.

¿Cómo los ha afectado la crisis?
Ha afectado el consumo general de una manera muy grande. El sector que más se defiende es el que vende alimentos, porque son gastos que uno tiene que hacer, uno se tiene que lavar los dientes, tiene que desayunar, tiene que comer; en el caso del Éxito se dio un fenómeno muy afortunado, y es que después de la adquisición que hizo en el 2007 de Carulla Vivero, su composición hacia alimentos paso a ser de 70 por ciento, o sea, que esta compañía vende 70 por ciento de alimentos y 30 por ciento de otros artículos, le dio la vuelta al inicio del negocio, y vender alimentos protege mucho a estas empresas en épocas de dificultad. El nivel de ventas se ha afectado, los crecimientos no son tan altos, la expansión se ha detenido; aunque estamos abriendo tres almacenes nuevos, no se compara con otra época en que abríamos 12 y 15 anualmente.

¿Qué pasa si hay o no TLC?
Hay amantes feroces y opositores del TLC. Yo creo mucho en el TLC para Colombia y para todos sus habitantes, porque pienso que la competencia internacional es muy sana, que las empresas nacionales buenas ya están muy preparadas para enfrentarla. Además, que hay que defender más al consumidor que a cualquier empresario, porque tienen muchas más oportunidades para escoger, tienen muchos mejores precios. Se nos abre el mundo, descubrimos que mercados hay muchos y muy grandes, el mercado norteamericano es inmenso, y seguramente aprenderíamos a entrar en él, se nos ampliarían las fronteras, desde el punto de vista de los negocios; es como si Colombia se volviera Colombia más Estados Unidos, yo creo que no trae más que oportunidades y cosas buenas.

Háblenos de moda. Ustedes tienen marcas propias, confeccionan sus propios productos, tienen diseños y telas propias. ¿Cómo es?
Nosotros siempre tuvimos telas y, como las teníamos, empezamos a mandar a fabricar el producto terminado en varias partes. Con el tiempo, esa operación se hizo tan grande e importante, que dio lugar a una filial en la que tenemos que tomar lo mejor del diseño de varias partes del mundo, interpreta muy bien esas tendencias, diseña sus propios productos para 13 marcas diferentes, hace sus propios moldes y luego corta las piezas, que se envían a más de trescientas confeccionistas que se ocupan a esta labor durante todo el año.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.