COMENTARIOS

Briggitte Baptiste, por fin mujer

Revista FUCSIA

Briggitte Baptiste, por fin mujer Fotos: Camilo George/14

Briggitte Baptiste dejó hace rato de ser Luis Guillermo, aunque sólo hasta hoy pueda decir legalmente que es mujer. Esta líder el Instituto Humboldt, no sólo es un referente de la lucha por el medio ambiente, sino que es el símbolo de la ruptura de límites.

"Salgo de Notaría 65, comparto: soy legalmente mujer. Casada. Progenitora. Profesional. La misma de siempre". Así se ha expresado Brigitte Baptiste, directora del Instituto Humboldt, esta mañana en las redes sociales cuando finalmente ha sido reconocida por las autoridades colombianas como mujer. Su cédula ya incluye en el reverso el signo F en el apartado 'sexo'.

Una de las mujeres transgénero más famosa de Colombia ha dejado así de ser Luis Guillermo, como indicaban todos sus documentos oficiales, para pasar a ser de forma oficial Briggitte.

Bogotana de 51 años, y licenciada por la Universidad Javeriana, es representante de Colombia en varios organismo internacionales en materia medio ambiental, como la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies (CITES).

Es además un referente en el ámbito de la biología por trazar importantes puentes entre la política y la ciencia; por encender las alarmas sobre la ilegalidad de la minería; crear efectivas alianzas con la comunidad para conservar los ríos; poner de manifiesto la relevancia de nuestros páramos y humedales, y lograr todas esas consignas desafiando los más estrechos límites y conservadurismo que, en materia de género, aún someten este país.


Una extensa hoja de vida a la que se suma ahora una nueva referencia: símbolo de la lucha del derecho de la comunidad 'trans' a ser reconocidos por su verdadera identidad de género, esa que les define y no con la que nacieron, por las autoridades estatales. Es que no sería ir demasiado lejos decir que es nuestra propia Caitlyn Jenner. (Lea también Caitlyn Jenner, símbolo de la lucha mundial por los transexuales)

Baptiste está casada desde 1999 con Adriana Vásquez, a quien conoció en el Instituto Humboldt. Con ella tiene dos hijas, Candelaria y Juana Pasión. Se conocieron cuando Brigitte era todavía Luis Guillermo, y lo suyo fue un flechazo. Fue en la primera cita que mantuvieron cuando él le desveló su verdadera identidad. "Él me dijo, así de un tacazo: "Mira, Adriana, tengo algo que decirte: soy travesti". A esa edad, tenía 28 años, sabía más o menos qué era un travesti pero no sabía qué implicaba”, reconoció Vázquez a la Revista SoHo.

La transformación de Baptiste fue complicada, porque, además de tener que hacer frente al propio proceso, también tuvo que lidiar con cómo iba a afectar esos cambios en la dinámica familiar, especialmente a su mujer y sus dos niñas.

Él, con toda la dulzura del mundo, me dijo un día: "No puedo. Si no lo hacemos (ponerse implantes mamarios) va a ser peor". Finalmente le dije: “¿Sabe qué? ¡Hágale!”. Yo misma lo llevé a la clínica y estuve con él en la cirugía. Cuando llegamos a la casa, luego de salir de la clínica, comenzaron a llegar los amigos: a él lo felicitaban y a mí me daban el sentido pésame”, explicó Vázquez.

Hoy marca un antes y un después en la vida de esta, ya si mujer con todas de la ley. Y así lo ha querido expresar la propia Brigitte Baptiste en otra red social. "Día de cambio de sexo. Para el resto de mi vida".

Revista FUCSIA la entrevistó hace unos meses por ser un símbolo de la ruptura de límites. No solo para luchar por el cuidado de nuestras especies naturales, sino en contra del conservadurismo en las libertades de género. La diseñadora Olga Piedrahita la vistió para la ocasión.

Un sueño cumplido el 2014. 

Recorrer en tren el altiplano peruano entre Cusco y Puno, en el Titicaca, bien acompañada. 

Un(a) mentor(a) que le haya ayudado a abrirse camino y el consejo más importante que él (ella) le dio. 

FranciscoGonzález, fundador de la Facultad de Estudios Ambientales de laUniversidad Javeriana, mi primer jefe y maestro. Cuando tuve dudas deregresar a la docencia tras haberme convertido en Brigitte me dijo,palabras más, palabras menos: “Sus amigos la queremos de corazón y necesitamos sus calidades como persona, independientemente de cómo se quiera manifestar”. Y luego dio algunos ejemplos irrepetibles aquí...

¿En el mundo laboral siente que aún hay cosas que están diseñadas para que les sean más fáciles a los hombres que a las mujeres? 

Losprejuicios crecen en sutileza y los discursos en hipocresía, a medidaque los empleadores se enfrentan a ambientes más complejos por lapresencia creciente de mujeres y no desean abrir más espacio.

La gran batalla política que en el aspecto ambiental librará en el 2015

Convencera los colombianos de que habitamos un país de humedales y que eso esnuestra mayor señal de identidad y una ventaja, no un problema.

Una práctica o creencia que, si los colombianos cambiáramos, tendría una incidencia positiva en nuestro ambiente.

Que tener carro es lo máximo.

¿Qué es la ropa y la moda para Brigitte?

Una voz inesperada y maravillosa, una expresión de la complejidad evolutiva de las cosas y, por supuesto, una extensión del cuerpo.

Lo que le dice a sus hijas cada vez que preguntan por su cambio de género

No preguntan, crecieron conmigo. 

La mayor enseñanza que le dejó el cuerpo de Guillermo a Brigitte

Que la anatomía no implica nada en términos de las relaciones sociales o afectivas. O al revés, que tiene mucho más potencial del que queremos reconocerle.

Algo que envidie de las mujeres de otros siglos.

La sabiduría y capacidad que tuvieron de incidir en la política las prostitutas italianas del Renacimiento.

¿Qué piensa del poder en manos de las mujeres?

Que debe usarse, contundentemente.

¿Cuál es el arma que mejor sabe usar en contextos predominantemente masculinos?

Escabullirme con discreción. 

Un recuerdo de infancia que ahora le haga intuir que quizás desde niña sabía lo que quería hacer con su vida.

Lo sabía, no hay que dudarlo pero nunca supe expresarlo, no había cómo: quería ser como las travestis que veía de noche los sábados en la calle, pero no tener que estar en la calle. 

Un vestido que se haya quedado para siempre en sus recuerdos por la relevancia que tuvo.

Mi primer vestido de baño de mujer, que estrené una noche en una playa solitaria de Nuquí.

¿Qué idea del amor aprendió en casa que ha marcado su historia personal?

La presencia incondicional.

¿Qué defecto ha vencido para poder ser mejor?

Lucho contra la falta de humildad..


Olga Piedrahíta dice sobre vestir a Briggite...

Escogimos a Brigitte porque queremos resaltar su gran labor como directora del Instituto Humboldt, que actualmente se ocupa de delimitar los territorios de los páramos de Colombia para el Ministerio de Medio Ambiente. Además, ella es un símbolo de libertad, al defender la identidad que eligió


Artículos relacionados:

Natalia Ponce de León, el amor me hizo resurgir de las cenizas

María Elvira Arango, de vocación periodista

Paola Turbay, un ícono de la moda

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.