COMENTARIOS

Carolina Herrera 10 años después

Carolina Herrera 10 años después Las tiendas de Carolina Herrera alrededor del mundo guardan los mismos estándares arquitectónicos, estéticos y de exhibición.

La primera vez que entrevisté a Carolina Herrera, estábamos en plena transición de la revista Semana Moda a la FUCSIA de hoy. Diez años después...

Por: Lila Ochoa
 
Invitada por la primera dama de Panamá, doña Marta Linares de Martinelli, Carolina Herrera presentó en Ciudad de Panamá una colección única con prendas de sus marcas CH y Carolina Herrera NY Primavera-Verano. Cerca de cuarenta modelos desfilaron en el centro de convenciones de Atlapa. Al día siguiente, el Gobierno panameño la distinguió con la Orden María Ossa de Amador, en el grado de Gran Medalla al Mérito, por sus logros y valores humanitarios. En medio de sus compromisos, la diseñadora venezolana tomó un respiro para hablar con FUCSIA.

¿Qué es el estilo para usted?
Es algo que tú mismo creas, una línea que sientes que debes seguir. Las tendencias, al fin y al cabo, son uniformes y la verdadera moda sólo se da en la medida en que una persona le pone su creatividad, su sello personal. Hay que aportarle un poco de ingenio a la forma de vestirse.

Háblenos de cómo crea una colección, ¿dónde la elabora?
Es un trabajo de equipo, en el que yo tengo la última palabra. Para empezar, me parece que las prendas deben ser útiles y, sobre todo, bien cortadas, para que le queden bien a la gente. El corte tiene que ser muy bueno, pues, si no es así, la gente no vuelve a tu lugar. La Joyería para CH apareció hace dos años con muchísimo éxito, debido a su precio y atemporalidad. En la fábrica de Orense, España, se elaboran el resto de accesorios, como los bolsos, pañuelos y objetos de cuero.

Mencione un diseñador que le suscite admiración…
Coco Chanel, quien decía que “la moda cambia, pero el estilo permanece”. Un diseñador no puede estar cambiando de estilo, pues pierde el norte, y ahora pasa que en este negocio hasta las celebridades y actrices se volvieron diseñadores. Las únicas que admiro son las dos hermanas Olsen, que llevan su compañía seriamente. Porque, por ejemplo, Lindsay Lohan resultó ser diseñadora. Y es que, aparece una celebridad con un desfile y una publicidad gigantesca, y se estrella, pues no sabe nada del oficio. El solo nombre no hace nada, cada uno debe saber en qué es experto, pues la moda es proporción, mezcla acertada de colores y una buena cantidad de conocimientos, no se reduce a hacer un vestido y mandarlo a una tienda.

¿Cómo surgió lo del desfile en Panamá?
Estaba invitada a ese país desde hace un buen tiempo y hace rato que lo estamos organizando. Formo parte de la campaña Ser, junto con Sony para Latinoamérica, centrada en el tema del cáncer de mama, y la Primera Dama de Panamá también trabaja en ello a través de una organización muy seria que lidera programas de prevención, un hospital oncológico, donación de pelucas, quimioterapias gratuitas y muchas cosas más.
 

¿A cuáles mujeres admira por ser elegantes?
Para mí, todas mis clientas son iguales, y no por el hecho de ser célebres me deslumbran.
 

Háblenos de los hombres para los que diseña…
Diseñamos para ellos desde hace diez años y nuestra propuesta se basa en trajes clásicos, divinamente hechos y con detalles como los forros de color, que les dan un toque moderno. Las camisas cambian de color cada temporada, lo mismo que los suéteres. Nuestras telas son de muy buena calidad, con el fin de poder competir con almacenes estilo Zara o H&M.

¿Qué es CH y cómo se diferencia de Carolina Herrera New York?
Son dos líneas completamente diferentes. CH es la línea que se encuentra en las 120 tiendas que están en todas partes del mundo, la menos costosa, y, más que una tienda de ropa, es un estilo de vida. Carolina Herrera New York es el prêt-à-porter de lujo. Sólo existen cinco boutiques en Estados Unidos.

¿Y los perfumes?
Van de acuerdo con el espíritu de la tienda. CH tenía un perfume de mujer y acaba de salir con el de hombre. Su diseño es acorde al espíritu de las tiendas, una botella forrada de cuero con las iniciales grabadas. Es un éxito enorme, huele delicioso.

Cuéntenos acerca de sus nuevos proyectos…
En octubre inauguraremos una tienda de São Paulo, Brasil, otra en el centro comercial Santafé, de Medellín, una más en Londres, en Mount Street, y la gran sorpresa es la primera tienda CH en Nueva York, en Madison Avenue entre las calles 67 y 68.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.