COMENTARIOS

Cayetano Rivera El hombre Loewe

Cayetano Rivera El hombre Loewe Cayetano Rivera El hombre Loewe

La tradicional marca española anunció el contrato en exclusiva del torero Cayetano Rivera Ordóñez como imagen de su línea masculina y del nuevo perfume para hombres que se lanzaría en breve.

 
Una estrategia comercial más, podría pensarse. Sin embargo, no es tan simple. Esta alianza tiene su lógica. Tanto Enrique Loewe, cuarta generación de la saga, como Cayetano Rivera Ordóñez, cuarta generación de toreros Ordóñez, son maestros en su oficio. Enrique, humanista y empresario ejemplar, logró convertir a la firma de lujo español por excelencia. Cayetano lleva su estirpe torera al máximo prestigio. Este diálogo es todo, menos casual.

Su magia pudo percibirse en la Plaza de Toros de Marbella, cuando la prensa internacional accedía a las entrañas de esta locación, convertida en escenario del lanzamiento de 7 Loewe, perfume cuya imagen publicitaria es Cayetano. También se palpaba por la noche, en la cena de gala ofrecida en la mítica discoteca de Olivia Valère, reina de la noche marbellí. En ese escenario majestuoso, Enrique Loewe y Cayetano Rivera dialogaban en público como dos sabios, como dos personas que han ido hasta el final en la aceptación de su tarea, como dos hermanos de sangre.

Magnético
La expectación generada por el diestro fue notable. Hasta los periodistas ingleses, tan ajenos en principio a la tauromaquia, reconocieron su magnetismo, seducción y hombría. A sus preguntas, Cayetano respondió en inglés, a los franceses en francés, lo escuché hablar en perfecto italiano y, por supuesto, su español fue tan florido como sus pases en el ruedo. Y es que Cayetano cumple con la idea de que un hombre Loewe es ante todo un hombre cultivado. Sus cuatro años de estudios empresariales en Suiza, continuados con otros cuatro en Los Ángeles, le han dado esa soltura y saber estar que lo convierte en uno de los hombres más atractivos del panorama internacional.

A sus 34 años, confiesa encontrarse en un momento espléndido de su vida después de sus muchas turbulencias afectivas originadas por la trágica muerte de su padre, Paquirri, en el ruedo de Pozoblanco, Córdoba, y de su madre Carmen Ordóñez. Su convulso primer matrimonio con la modelo Blanca Romero, también parece historia. Ahora es un hombre reposado, dueño de sus gestos y de su andar, al que me acerqué en la cena de gala de Marbella anunciándole que el destino de sus declaraciones no es otro que una revista señera para la bella Colombia.

“Qué felicidad. Me gusta mucho el público colombiano porque es muy respetuoso con los toreros“.
El ski y sus pistas negras es la segunda pasión de este hombre temerario que, sin embargo, emana una cierta paz al aproximarse a él. Y más si previamente se ha perfumado con 7 Loewe; llamado así por tener sólo siete notas básicas, de las que sobresale la nota de incienso.
7 son los días de la semana; 7 las maravillas del universo; 7 las notas musicales; 7 los colores del arco iris; 7 los pecados capitales… Y, desde hace un tiempo,
7 Loewe es el primer perfume con tan sólo 7 ingredientes esenciales del mercado.
Un perfume de aureola mística hecho a la medida de un hombre que juega con lo divino y con lo humano y que entra, así, en la historia de la más legendaria marca de moda española. Es el primer torero en lograrlo. =

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.