COMENTARIOS

¡Bendito  rojo! ¡Bendito rojo!

No es necesario tener el pelo totalmente rojo para sufrir los problemas propios de esta tonalidad. Si tienes este color de cabello, te ofrecemos algunas recomendaciones para que siempre lo mantengas sano y brillante.

Pasta con algunos tonos cobrizos para que este tipo de pelo requiera un cuidado especial. Es quizás el más exigente de todos. Los tips que aportan el asesor de imagen Víctor Abril y el estilista Alejandro Restrepo pueden resultar útiles a un amplio número de mujeres que, sin saber, pueden estar relegando su pelo al olvido.


1. PROBLEMA. El pelo rojo pierde su color muy fácilmente. SOLUCIÓN. A diferencia del rubio o del negro, que pueden durar dos o tres meses sin retoques hasta cuando se hace necesario reforzar el tono de la raíz, los tonos rojizos pueden diluirse muy fácilmente. Por ello, las mujeres de pelo rojo, ya sea teñido o natural, requieren una coloración especial en los productos que usan, además de que deben hidratarlo y nutrirlo muy bien. Usar masajes y tratamientos es definitivo, por ejemplo aceites como el de albaricoque para mantener el tono más natural.


2. PROBLEMA. El pelo rojo tiende a adquirir un tono naranja al cabo de unas lavadas. SOLUCIÓN. El rojo es más efímero que otros tonos; además, sufre cambios de color que rápidamente lo hacen ver maltratado y descuidado, como ese tono naranja que aparece después de algunas lavadas. Esto sucede especialmente en países como Colombia y otros situados cerca de la línea ecuatorial, donde el proceso de purificación del agua se efectúa utilizando cloro. Mientras que en Europa y en algunos países del hemisferio sur el pelo rojo tiene una vida más larga, porque la purificación de agua se hace con cal. Para evitar esos naranjas desagradables hay que procurar no lavarse el pelo todos los días, utilizar productos para preservar el color, aplicarse aceite de argán y no utilizar champú de manzanilla u otros tonos para pelo claro.


3. PROBLEMA. El pelo rojo, al igual que el rubio, puede adoptar una apariencia de chamizo. SOLUCIÓN. Si se utiliza mucho el secador o la plancha, el tono rojo puede sufrir tanto como los tonos rubios. En un pelo de color tan llamativo los daños se hacen más evidentes. Es importante despuntarlo frecuentemente y nutrirlo con agentes grasos como el aguacate y el aceite de oliva. Si usted tiene problemas de cuero cabelludo graso y una apariencia de chamizo debido a las puntas secas, utilice solamente champú en la raíz. Por lo general esta apariencia se hace más notoria con el uso constante del secador y la plancha. Utilice productos termoprotectores y entienda que la fricción es un pésimo hábito de lavado y secado, las fibras capilares nunca deben friccionarse entre sí; el lavado y la hidratación se deben hacer de manera vertical.


*RECOMENDACIÓN
Las mujeres que quieren cambiar su look rojo dentro de la misma paleta tienen la ventaja de que este color de pelo nunca trae sorpresas indeseadas si no está decolorado. El rojo es un tono fácil de aplicar y, si usted quiere una apariencia más natural, es importante buscar matices intermedios entre el rubio y el rojizo, perfectos para tonos de piel claros, mientras que para las pieles más oscuras el cobre es ideal.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.