COMENTARIOS

Diana Janna y Samuel Tcherassi

Diana Janna y Samuel Tcherassi Diana Janna y Samuel Tcherassi

Marido y mujer dirigen la sociedad de la marca de ropa infantil Epk Colombia. Un trabajo a prueba de niños. Entérate aquí.

 
Diana es la directora creativa de la marca de ropa para niños Epk, y su esposo, Samuel, es el director general. Juntos emprendieron la tarea de abrir la primera sociedad de Epk en el mundo, luego de que una amiga común les presentara a los fundadores de la marca, que hoy son sus socios. “Como todos los buenos negocios, se dio de manera espontánea”, dice Diana, quien es la encargada de traer las tendencias de lo que se está usando en el mundo de la ropa infantil.

Pone el ejemplo de la que tuvieron con animal print. “Fue de gran éxito en las semanas de la moda del mundo, pero jamás vistas en las tiendas infantiles. El éxito de nuestras colecciones fue contundente. Las mamás quieren vestir a sus hijos con prendas cómodas, pero también con propuestas de diseño acordes a las tendencias que se imponen”, anota.

Diana tiene la ventaja que le da la experiencia de ser madre de tres hijos. Samuel David, de 15, es el más familiar; José Alejandro, de 11, el más cariñoso; y Christian, de 4, el más pícaro. Dice que ser mujer y madre le da la sensibilidad y la experiencia para poder recomendar con certeza las prendas de la marca que serán útiles para todas las madres colombianas.

Ningún día de Diana es igual al otro. Tiene la ventaja de trabajar con su marido y de estar al tanto de qué sucede con cada uno de sus hijos. “Trabajar con él es una experiencia maravillosa, pues nos permite explorar oportunidades, compartir metas y luego gozar juntos de nuestros resultados”.

Diana es barranquillera y amante del softball. Es más, tiene un equipo con sus amigas al que bautizaron Las Rebeldes. Dice que ser cabeza de un negocio al lado de Samuel y hacer el papel de mamá, amiga y deportista se consigue por medio del equilibrio. “Si se logra dar con el balance perfecto, no hay necesidad de sacrificar nada”.

Por eso, Diana aconseja a toda mujer que quiere empezar a montar su propia empresa, que sea persistente y que le ponga el alma y el corazón a ese proyecto. Así lo hicieron ella y su esposo en julio del 2005 cuando se reunieron por primera vez con sus socios. Para diciembre de ese año ya tenían su primera tienda en el centro comercial El Retiro, en Bogotá, y hoy, casi seis años más tarde, ya tienen 20 almacenes en todo Colombia. Como dato curioso, Diana cuenta que en Colombia es en el único lugar del mundo donde Epk es una sociedad y no una franquicia de la marca francesa. También cuenta que la mayoría de almacenes en el mundo son de parejas emprendedoras con hijos, como es el caso de ella y Samuel.

Diana, que es administradora del la Universidad del Norte, aplicó a Epk la experiencia de haber trabajado por años en negocios familiares. Cuando no está jugando softball, seguramente está navegando por Internet buscando las últimas tendencias de moda y decoración, otra de sus grandes pasiones.

Lo que más le gusta de ser la directora creativa de Epk Colombia es que ningún día es igual al otro, cada uno transcurre entre la creatividad y la perfección de la operación diaria.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.