COMENTARIOS

ecologistas ecologistas

Tener conciencia ecológica es un tema que cada vez cobra más vigencia entre los famosos de Hollywood. Estos son algunos de los mejores y más importantes amigos del medio ambiente.

Leonardo
Es uno de los más reconocidos activistas de Hollywood. Fue portada de la edición ecológica de Vanity Fair y siempre ha puesto en evidencia su interés por el tema. Con el fin de mantener enterados a sus seguidores sobre los problemas que afronta el planeta, en el año 2000 creó el sitio www.leonardodicaprio.org. En el 2004 fue nombrado miembro de la Administración de Defensa de Recursos Naturales y del Global Green USA, en su país. El año pasado, en una encuesta realizada por varias páginas de Internet norteamericanas, y como conmemoración del Día Mundial de la Tierra, Leo fue elegido como la celebridad más ecológica, superando, de lejos, a famosos convencidos de la causa como la presentadora Oprah Winfrey y el cantante Bono. En su carrera artística, DiCaprio ha procurado trabajar en proyectos que fomenten la conciencia ecológica. En el 2008 escribió y produjo The 11th Hour (La penúltima hora), un documental sobre el calentamiento global. Dentro de las excentricidades ecológicas del actor está un sanitario ahorrador de agua avaluado en tres millones de dólares.

Cate Blanchett
La actriz australiana ganadora del Oscar a Mejor Actriz por la película El aviador, es una de las celebridades más ‘verdes’ del medio. La protagonista de películas tan famosas como Elizabeth y El señor de los anillos, procura mantener, en lo que sea posible, un estilo de vida que no atente contra el entorno natural. En el 2007 lanzó una campaña en Internet sobre el cambio climático, lo cual la consolidó como una prominente figura de esta causa en Australia. Blanchett sabe que no sólo se trata de apoyar programas que ayuden al medio ambiente. Para que su aporte sea contundente, es preciso mantener esa línea en la vida privada. Para ser consecuente con lo que predica, en su casa se usa energía de páneles solares y en su compañía de teatro se reutiliza el agua lluvia. En una conferencia internacional sobre el cambio climático, realizada en mayo de este año, declaró con efervescencia: “Tenemos la capacidad para iniciar economías de futuro con bajas emisiones de CO2”.

Robert Redford
El ganador del Oscar es una de los pioneros en lo que a este tema se refiere. En la década de los 70, cuando en la cabeza de muy pocos estaba el despertar una conciencia ‘verde’, el protagonista de clásicos del cine como El golpe y El Gran Gatsby, ya se declaraba como un convencido del uso de la energía solar. En 1975 el galán se sumó a la asociación Vote Solar, que logró que el Gobierno de San Francisco invirtiera 100 millones de dólares para fomentar el uso de recursos energéticos renovables. En 1981, Redford reunió a un grupo de amigos y colegas alrededor de las montañas de Utah, para crear el Instituto Sundance, un proyecto para fomentar la independencia artística en Estado Unidos. Unos años más tarde, en 1989, rodó Yosemite: The Fate of Heaven, un documental acerca de la conquista de esta zona en 1851, y la transformación que había sufrido para esa época. Desde entonces su vinculación con el tema es cada vez más fuerte.

Brigitte Bardot
Ella es, indudablemente, la celebridad precursora de los temas ecológicos. Su preocupación comenzó en la década de los 70, cuando en 1976 hizo algo que ninguna figura pública había hecho antes: creó una fundación en defensa de los animales y se volvió vegetariana militante. En esa época no se hablaba de calentamiento global, el enfoque central era la conservación de los árboles y la protección de los animales. Desde ese momento, BB renunció a cualquier tejido de origen animal para vestirse, se negó rotunda y públicamente a usar productos que se elaboraban mediante experimentación con seres vivos y dejó de asistir a espectáculos o sets de filmación en los que se usaran animales de cualquier tipo.

George Clooney
Son muy pocas las causas benéficas en las que el ganador del Oscar a Mejor Actor de Reparto, por Syriana, no esté involucrado. El protagonista de Burn after Reading (Quémese después de leerse) sabe aprovechar su nombre y su fama para ayudar a otros. Ha sido impulsador de teletones para ayudar a víctimas de desastres naturales como el de Nueva Orleans o el Tsunami que asoló a Tailandia y parte del sureste asiático, por lo que no es extraño que sea una de las celebridades que más apoyo brinda a la causa natural. Clooney es bien conocido por su participación en campañas que van en contra del uso del petróleo, como ‘Oil Change’. Así mismo, desde el 2007 es miembro de una empresa suiza que desarrolla técnicas amigables para aplicar en carros y otros artefactos que suelen utilizar el combustible para funcionar. Al igual que otros famosos de Hollywood, el varias veces elegido como el hombre más sexy de la tierra, es consecuente con este estilo de vida y sólo utiliza carros eléctricos.

Cameron Díaz
Siempre ha manifestado su interés en la naturaleza, ha sido ferviente seguidora de las causas verdes del ex vicepresidente norteamericano Al Gore, quien en 2006 ganó el Oscar por su documental An Inconvenient Truth (Una verdad incómoda) acerca de los efectos del calentamiento global. En el 2005, la protagonista de There’s something about Mary (Locos por Mary) pudo compartir con el mundo su pasión por el medio ambiente, cuando la cadena MTV le propuso ser presentadora de Tripping, un programa en el que exploró lugares exóticos en busca de la mejor manera de preservarlos. Una vez terminado el rodaje, declaró entusiasmada a la prensa: “Ha sido una auténtica inspiración para todos los involucrados en este show las experiencias que tuvimos en los increíbles lugares que hay en nuestro planeta, y el aprendizaje acerca de cómo podemos preservar y disfrutar su belleza y sus recompensas”.

Natalie Portman

La actriz nacida en Israel siempre ha estado vinculada a las causas ambientales. No sólo ha sido vegetariana desde que siendo una niña actuó al lado de Jean Luc Besson en la película El profesional, sino que siempre ha sido una abanderada de los derechos de los animales. Públicamente ha admitido que no come ni utiliza productos que involucren algún tipo de animal. “Todos mis zapatos son de Target. No uso cuero, ni plumas y uso ropa de la diseñadora Stella McCartney quien, al igual que yo, apoya la causa”, afirma. El año pasado lanzó al mercado TeCasan, una línea de zapatos ecológicos que pretende dar ciento por ciento de sus ganancias a la organización dedicada a la conservación ecológica llamada The Nature Conservancy, y la cual, obviamente, se caracteriza por no utilizar nada animal en su fabricación.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.