COMENTARIOS

El cine se viste de Chanel

El cine se viste de Chanel Días antes del vestival de Cannes, Diane Kruger visitó el taller de Chanel.

La relación entre la moda y el séptimo arte vuelve a ser noticia.

Son dos de las actrices más hermosas y elegantes de Hollywood. Sus esbeltas y espigadas figuras hacen que sus cuerpos sean el maniquí perfecto para lucir, como es debido, los vestidos y accesorios de la exclusiva marca francesa. Y es que, además de porte, tienen fama, un ingrediente fundamental en la receta que mezcla lo mejor de la moda con lo más selecto del séptimo arte.

Si a usted no le suena por el nombre, seguramente se acuerda de ella por su papel de Helena en la película Troya. Aunque su representación como la mujer más bella del mundo es la más recordada de esta actriz alemana, no fue éste su primer ni más aplaudido papel.

Para el pasado Festival de Cannes, Diane, al igual que muchas otras celebridades, eligió vestidos y accesorios Chanel para las diferentes galas. En la presentación de la película de Quentin Tarantino, Bastardos sin gloria –en la que aparece– lució los nuevos aretes ‘Fil de Comète’ y el anillo ‘Fontaine’ de oro blanco y diamantes de la Casa francesa; y en la popular cena Amfar llevó un vestido de la última Colección Primavera-Verano Alta Costura 2009, acompañado por el broche ‘Neoud’ y los pendientes ‘Harmione’ de oro blanco.
 
Lo que pocos saben es que semanas antes, Diane estuvo en el taller de alta joyería y costura de Chanel en París, en donde ella misma se encargó de cada detalle de sus atuendos. En su visita, que fue documentada en estas maravillosas fotos tomadas por Kate Barry para la Casa Chanel, la actriz pudo ver y aprender sobre la delicada fabricación de cada una de las piezas que escogió para llevar en el festival de cine francés. Sus elecciones fueron un verdadero acierto, pues la prensa especializada la destacó como un respiro sobre la alfombra roja.

La ganadora del Oscar a Mejor Actriz de Reparto protagoniza, por cuarta vez en su exitosa carrera, una película dirigida por su entrañable amigo Pedro Almodóvar. En esta oportunidad, ‘Pe’ representa a Lena, la heroína de Los abrazos rotos, la más reciente cinta del director español.

A diferencia de los papeles que Penélope interpretó para Almodóvar en el pasado (una prostituta en Carne trémula, una enfermera en Todo sobre mi madre y una ama de casa en Volver), en este filme ella caracteriza a una elegante mujer fatal con un estilo de vida extravagante y fanática de los diseños de Karl Lagerfeld. Para este propósito, el director se aseguró de que todo el guardarropa de la actriz estuviera conformado por vestidos y accesorios de Alta Costura, como la cartera clásica Chanel ‘2.5’ y los famosos artes con la ‘Doble C’.

Los seguidores de Almodóvar sabrán que no es la primera vez que utiliza prendas de esta marca, pues en 1991 se enamoró de los tacones que aparecieron ese año en la Colección Primavera-Verano y los utilizó en Tacones lejanos, protagonizada por la legendaria Victoria Abril.

En Los abrazos rotos, el director utilizó diferentes colecciones creadas por Karl Lagerfeld en los años 90 y, por esta razón, verla representa un viaje en el tiempo. Dentro de los trajes para destacar está un vestido tubo de la Colección Alta Costura Primavera-Verano 1992 y uno de la Colección Otoño-Invierno 2006/2007, ésta última muy comentada por su vanguardia y modernidad.
Basada en el clásico 8 ½, de Federico Fellini, esta cinta será estrenada en Colombia el próximo noviembre.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.