COMENTARIOS

El pelo también cambia con la edad

El pelo también cambia con la edad El pelo también cambia con la edad

Aprender a manejar el pelo es la clave para mantenerlo bonito y lustroso a cualquier edad. Entérate aquí cómo cuidarlo.

 
Es innegable que a cada etapa de la vida le corresponden ciertos cuidados para el pelo. No es lo mismo la cabellera esplendorosa que exhiben con desenfado y algo de ‘estudiada naturalidad’ (valga la contradicción) algunas jóvenes que se lo tocan y se lo lanzan hacia atrás y a los lados constantemente, en un ademán de coquetería. El pelo largo es otra de las características de las edades tempranas, y algunos peluqueros profesionales coinciden en sentenciar que la longitud en que se debe llevar el pelo según la edad es como sigue: a la cintura, a los 20; al pecho, a los 30; al hombro, a los 40; al mentón, a los 50.

a los 20
No te lo laves todos los días, a menos que lo tengas muy grasoso.
Elige un corte que no te exija peluquería, aprende a manejártelo.
El secador y la plancha dejan ver pronto sus efectos nocivos en el pelo, lo resecan, ante todo.
Usa un acondicionador que complemente el champú, si tu pelo es un poco indómito.

a los 30
Es hora de cortarse un poco el pelo, al hombro está bien.
Hazte un tratamiento revitalizante al menos cada 15 días.
Empieza a usar dos tipos de champú, alternándolos a cada lavada, para que el pelo no se ‘acostumbre’ a una sola fórmula.
Los mousses voluminizadores son grandes aliados del pelo a la hora de peinarlo.

a los 40
Hazte un corte al menos cada mes y medio, siguiendo los consejos de tu peluquero.
No contradigas la naturaleza de tu pelo porque lo puedes dañar: si es liso, péinate de acuerdo con esta condición, si tienes rizos, haz lo propio.
Usa productos para peinarlo y mantenerlo impecable todo el tiempo.
Los tratamientos revitalizantes le convienen mucho a tu pelo.

a los 50
Tu pelo atraviesa por una etapa de reacomodación a los cambios hormonales.
Los champús y producto anticaída son fundamentales.
Al menos cada seis meses aplícate un tratamiento revitalizador.
Lleve el pelo corto, al menos a la altura del mentón, ya no te queda bien el pelo largo.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.