COMENTARIOS

¿El tamaño sí importa?

Arnoldo Mutis

¿El tamaño sí importa? Foto: Thinkstock

Mientras que los hombres viven una eterna obsesión con las dimensiones de su órgano sexual, a las mujeres, que serían las mayores afectadas con en el asunto, lo que más les importa es que haya erección.

 El sexo está lleno de mitos, pero quizás el que más tinta, chistes y comentarios hace correr es el de las medidas de los genitales masculinos. El diámetro de los testículos, por ejemplo, se relaciona con la valentía y el arrojo: “¡tú no tienes los cojones para eso!”, “¡tenga cojones y me lo dice en la cara!”, son insultos muy socorridos en la cotidianidad latinoamericana. Aunque a veces unas gónadas grandes también pueden simbolizar estupidez: “ese tipo es un huevón”. Pero es, definitivamente, la longitud del pene la cumbre de una ansiedad que no parece aplacarse con nada, a juzgar por las noticias que surgen a menudo al respecto y las propagandas que les ofrecen a los caballeros tratamientos “eficaces, baratos e indoloros” de alargamiento del pene.

Durante años, los expertos han desmentido la creencia de que un hombre de manos y pies grandes tiene un miembro viril grande. Ahora resulta que este podría no ser del todo un cuento chino, según un estudio del urólogo coreano Tae Beom Kim, de la Universidad Gachon, de acuerdo con el cual los hombres que tienen el dedo índice más corto que el anular, tienden a tener penes más grandes. A mayor diferencia, mayor el largo del órgano. La investigación, realizada entre 144 hombres a los que se les midieron sus órganos en estado de flacidez antes de ser sometidos a cirugía, tiene credibilidad en la comunidad médica, pues fue publicada por el Asian Journal of Andrology y recuerda que, en general, el índice es más grande que el anular, pero que cuando ello se invierte se debe a que el feto ha tenido una mayor exposición de la hormona testosterona en el útero de la madre, la cual también está relacionada con el desarrollo de los genitales. No obstante, por haber sido realizado sólo entre coreanos, el estudio no permite concluir si ello se da en todos los grupos étnicos.

La prensa también anuncia por estos días un novedoso condón que alarga el miembro viril, gracias a un gel que “dilata las arterias e incrementa el flujo de sangre al pene”, informó Reuters. Así mismo, un libro sobre el tema, Diet your Way to a Bigger Penis, supera en ventas a best-sellers como Harry Potter. Tanto en Europa como en Estados Unidos se ven filas alrededor de las librerías para comprar esta obra de la médica suiza Erika Habelstreem, según la cual una dieta rica en ojos de oveja, gomas y un ingrediente secreto que sólo vende la autora, alarga el pene. Pero se rumora que el tal ingrediente no es más que un alucinógeno que hace ver todo más grande.

¿Cuál es el trasfondo real de tanto interés por la envergadura de los genitales del hombre? Al respecto, la sicóloga colombiana Sandra Alejo pone de presente una consideración muy de la hora y es la competencia en que se han trenzado los dos sexos en materia de medidas, como determinantes para una relación sexual exitosa: los senos y glúteos grandes en ellas (para lo cual se hacen grandes sacrificios en los quirófanos), al frente del pene de buen tamaño en ellos. La experiencia le ha mostrado a esta especialista que los colombianos no hacen del aspecto físico de los genitales el foco de su sexualidad. “Una persona que comparte una relación con alguien tiene en cuenta inicialmente aspectos característicos del amor, su sensualidad, sus expresiones de cariño, aparentemente los sentimientos”.

El hombre, por su lado, si tiene alguna inseguridad sobre la dimensión de su órgano no la manifiesta a su pareja, sino que libera esa tensión con bromas, juegos o calificativos con sus congéneres, lo que contribuye al rescate y reafirmación de su masculinidad, asegura la sicóloga. Quizás ello se deba a que, precisamente, el problema tomó forma en el mundo de los hombres y no en el de las mujeres. Un estudio publicado por el British Journal of Urology mostró que 85 por ciento de las mujeres encuestadas estaban satisfechas con las medidas del pene de sus parejas, al tiempo que sólo 55 por ciento de los hombres estaba contento con sus genitales. En otro sondeo entre sexólogos, éste reveló que muchos de los hombres que creen tener un pene pequeño generalmente tienen un tamaño que encaja dentro del promedio. Durante la investigación Ansell, dedicada a este tema, se reportó cómo cuando profesionales médicos medían los órganos, resultaba un promedio por debajo de 15 centímetros de largo. Pero cuando los hombres se medían sus penes ellos mismos, la media se disparaba por encima.

En fin, los hombres parecen imbuidos en una relación con su órgano sexual que retratan muy bien esas películas en las que un hombre le pone un apodo a su miembro, le habla y lo llama su mejor amigo. “Equiparamos masculinidad y poder con la medida del pene”, recuerda el doctor Ira Sharlip, presidente de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual. “Por supuesto, realmente no hay ninguna relación”, concluye. Para otro sexólogo, el canadiense Cory Silverberg, la percepción de que el pene es la parte más importante del cuerpo masculino anula aspectos profundos de la sexualidad y la sicología del hombre. “Es un mito la creencia de que sólo se le puede dar placer a una mujer a través del pene”, dice.

La doctora Alejo relata que el género femenino ve las cosas de otro modo. “En una cultura donde 60 por ciento de las mujeres anhelan terriblemente ser amadas, tener una relación estable y sentirse seguras, ellas no tienen en cuenta el tamaño del pene de un hombre para tomar la decisión de estar o no con él”. La experta cita además encuestas de mujeres entre los 30 y los 45 años que le dan más importancia a la forma en que su pareja utiliza su órgano como el verdadero recurso necesario para complacerlas. Y recuerda que a ellas lo que más les importa es que haya erección para que se produzca el coito.

Cuando las mujeres son interrogadas sobre los genitales masculinos entran en contradicción con los hombres. Mientras que para ellos el largo del pene es la obsesión, ellas prefieren el grosor. Como lo explica la doctora Erica Chase, otra sexóloga estadounidense, ello se debe a que hace más fácil la estimulación del punto G de la mujer, sin importar la posición. Empero, no hay cuestiones insalvables cuando de prodigarse placer se trata. La doctora Alejo anota que la mujer no necesita ninguna medida de pene para el goce sexual. “La anatomía femenina es tan variable como la masculina. Es importante tener en cuenta que los tejidos del canal vaginal se adhieren y fijan de acuerdo con el tamaño del pene que la penetra”.

Así las cosas, Sandra Alejo les recomienda tanto a ambos dejar de pensar que la intimidad es una cuestión de centímetros y estereotipos, pues, “cuantificar cualquier aspecto de la sexualidad es generar inquietudes que van a predisponer a la falta de creatividad y confianza en el lenguaje”, las cuales constituyen el verdadero secreto de una vida íntima plena y satisfactoria.
 
Lo que las mujeres quieren
La página Penissizable.com publicó lo que sus autores llaman “la auténtica tabla de preferencias de las mujeres sobre el tamaño del pene”, basada en sus propias encuestas. De acuerdo con ello, el largo ideal para ellas sería entre los 17,5 centímetros y los 20 centímetros. Por su parte, un buen grosor sería de 15 centímetros. Sin embargo, no falta quien rebate esas conclusiones, como la consejera sexual Erica Chase. Ella argumenta que el largo promedio del pene oscila entre 12 y 15 centímetros, de modo que “parece que hay montones de mujeres decepcionadas en este mundo”. Ello sin contar que un pene ya por encima de los 17 centímetros puede resultar incómodo para muchas mujeres, por tocar el cuello del útero. También tiene reservas en cuanto al diámetro, ya que el promedio es de 10 centímetros, además de que 15 centímetros es lo que mide el puño de una mujer.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.