COMENTARIOS

Entrena tu memoria entrene su memoria

Olvidarse de las cosas, ya no debe ser una causa de estrés. A continuación, la verdad sobre las mejores maneras de poner a su cerebro a trabajar.

 Es conocida como el nuevo mal del siglo y encabeza las listas de las enfermedades más temidas del mundo. Algo tan aparentemente sencillo como la pérdida de memoria, se ha convertido, en los últimos veinte años, en el enemigo número uno de un alto porcentaje de la población mundial. El tristemente célebre mal de Alzheimer nos toca cada vez más cerca y lo que ha hecho que la preocupación de expertos por buscar los mejores métodos para evitarlo, vaya en aumento. Aunque pequeños olvidos, como ¿dónde dejé las llaves?, ¿quién es el protagonista de esa película? o ¿cómo se llama el libro que leí la semana pasada?, no son motivos para afanarse, sí pueden ser señales de que usted no está ejercitando o alimentando bien su cerebro. Como lo oye: sus neuronas, al igual que su cuerpo, deben ser ejercitadas y bien alimentadas para alcanzar su mejor rendimiento.

Es gracias a esa apremiante angustia de intentar mantener los recuerdos vivos que, de unos años para acá, existe un mercado floreciente que se centra en la memoria y en cómo mantenerla activa para siempre. Solamente este año salieron a las librerías mundiales más de dos docenas de libros que proponen innovadoras recetas para fortalecer este músculo cerebral. La demanda anual de este tipo de publicaciones aumenta de una manera sorprendente, lo que, como consecuencia, permite el fácil acceso a todo tipo de información. Es decir, en el mercado ya se consiguen desde investigaciones serias y certeras como El gran examen del cerebro TFI, que contiene juegos neurosicológicos y lógicos conceptuales serios, hasta los libros de actividades ‘para dummies’ que, según expertos, ayudan a fortificar el cerebro.

Ahora, los tests y ejercicios cognitivos no son suficientes para dar a este nuevo músculo el potencial que tiene. Dicen los expertos, que es fundamental darle también una buena alimentación basada en una dieta saludable que incluya alimentos ricos en fibra y vitaminas que se encargarán de estimular naturalmente a las neuronas. También, y debido al auge del interés en el tema, ya se pueden encontrar en algunas tiendas especializadas productos específicos ricos en vitaminas y antioxidantes que ayudan a evitar la pérdida de la memoria.

Qué hay para la cabeza
La razón para que los alimentos y sus componentes sean tan importantes en esta materia, está en que hay ciertas sustancias que ayudan a hacer más fácil la comunicación entre las neuronas y, por ende, en la capacidad de cada individuo de pensar, concentrarse y aprender. Este es el caso de la fisetina y el fósforo, que se encuentran presentes en los frutos rojos y en el pescado; y en el germen de trigo, respectivamente. La dieta, entonces, es fundamental, ya que se sabe que la enfermedad de Alzheimer no es otra cosa que una acumulación anormal de una proteína en el cerebro que forma unas placas, que a su vez hacen que se bloquee la comunicación entre las neuronas. Se han realizado estudios en Chicago, Rotterdam y Nueva York en donde se concluye que un colesterol alto y el consumo de las llamadas grasas trans producen un riesgo tres veces mayor de contraer la enfermedad. Por otro lado, también demostraron que una ración de pescado una vez a la semana, produce 60 por ciento menos de posibilidades de sufrirla.

Sin embargo, las soluciones para frenar el problema no paran ahí. Ante la preocupación mundial de este nuevo fenómeno no sólo se ven los esfuerzos de médicos y científicos que luchan a diario por buscar curas definitivas o preventivas, el mundo de la tecnología tampoco ha olvidado poner su granito de arena en lo que a este tema se refiere. Para no ir muy lejos, está el caso de Nintendo, que lanzó al mercado europeo un programa para computador al cual bautizó ‘Programa de entretenimiento cerebral del Dr. Kawashima’, que deja a un lado todos los ya conocidos juegos e incluye una serie de evaluaciones dirigidas a medir la ‘edad’ del cerebro y a evaluar la fortaleza de las neuronas. Una de las celebridades que aceptó ser cara internacional de este producto, es la famosa australiana Nicole Kidman, quien asegura no olvidar ni un parlamento desde que lo utiliza.
Pero, como no estamos en Europa, y en Colombia no es fácil conseguir este genial avance tecnológico, le sugerimos tomar ciertos puntos en cuenta que seguramente ayudarán al buen ejercicio de su memoria. Son cosas que puede incluir en su vida cotidiana con facilidad, y lo mejor, sin pagar un centavo.

Trucos para el cerebro
Dicen los expertos que uno de los mejores trucos es divertirse y ser curioso. No se afane si no puede memorizar la lista del mercado o todos los teléfonos del celular. Esos son datos innecesarios. Lo que se debe hacer, es permanecer atento y aprender cosas importantes. Cuando la memoria se bloquea en datos inútiles, no vale la pena forzarla. En esos momentos en los que “tiene la palabra en la punta de la lengua”, seguramente cuando “se le vuela la paloma”, es mejor no estresarse.

También se ha comprobado que mantener una vida social activa, enriquece la confrontación de recuerdos de una persona, a la vez que cocinar y leer son actividades que se deben emprender a menudo.

Por último, es un hecho que el sueño es uno de los factores más importantes para una buena memoria, ya que es mientras dormimos que millones de neuronas se crean o se reactivan en nuestros cerebros. En caso de dificultades para conciliarlo, recurra a infusiones relajantes como el toronjil, la tila o el cedrón.

Ya sabe: doctores que recomiendan media hora de caminata diaria para una buena salud corporal, ahora también invitan a hacer una buena dosis de gimnasia mental para tener a sus neuronas a tope. Evitar sufrir uno de los males que más afecta a personas mayores, es posible. Una buena alimentación unida al estímulo constante de su cerebro es la clave. No lo olvide.

Nutra su cerebro
Estos son algunos alimentos para nutrir los recuerdos.

Espinacas: son un magnífico antioxidante que previene enfermedades cardiovasculares. Se recomienda comerlas crudas. Para la gente mayor de 65 años se aconsejan más que las frutas en una dieta diaria.

Moras y frambuesas: son las más ricas en antioxidantes benéficos en la lucha contra el envejecimiento cerebral.

Nueces, el Omega 3 vegetal: de 3 a 5 son el suplemento perfecto para prevenir el envejecimiento. En China es una antigua receta que favorece el intelecto.

Vino rojo y agua: al igual que contra las enfermedades cardiovasculares, se recomienda tomar 2 copas de vino rojo y mucha agua para una buena salud mental.

Liches: llamado el ‘secreto chino’, esta pequeña fruta, que se consigue hoy en día con relativa facilidad, es reconocida como un excelente tónico cerebral, que también es muy útil en casos de fatiga mental.

Paté: tiene altas dosis de ácido fólico o vitamina B9. Para darse una idea, se puede decir que el hígado de pato tiene entre 10 y 15 veces más de este nutriente que el pescado o la carne. Investigaciones recientes han revelado que es este ácido el mejor preventivo para no desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Lentejas: son ricas en hierro y en azúcares lentas, ambos fundamentales para transportar el oxígeno al cerebro.

Salmón y Omega 3: se recomienda consumir salmón 2 veces por semana por su gran contenido de Omega 3. También se debe tomar a diario un suplemento de Omega 3 de origen vegetal como el aceite de nueces o los granos de linaza.

Pastas: son ricas en serotoninas, el neurotransmisor indispensable para la conexión de las neuronas. Ayudan al sueño, un factor importante para la buena memorización.

Tahine: la salsa que se obtiene de amasar granos de garbanzo, ayuda a un magnífico funcionamiento de las células nerviosas.

Avena: es el más suave de los cereales y el que más aprovecha la luz. Contiene una sustancia que impide que aceites y grasas de descompongan al contacto con el aire; esta capacidad se la transmite al cuerpo por lo que es como si éste quedara forrado en una capa impermeable que frena la deshidratación y previene la oxidación.

Ensaladas: son ricas en vitaminas y minerales, drenan los vasos sanguíneos, el sistema digestivo, el hígado, entre muchas otras cosas. Al comerlas se recomienda usar aderezo con vinagre o con ajo, ya que son alimentos que ayudan a disolver residuos que pueden afectar el drenaje del organismo.

 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.