COMENTARIOS

Esas canas que sobran

Esas canas que sobran Esas canas que sobran

El cuidado del pelo ya teñido de canas no es un asunto que se resuelva de una sola pincelada. Hay que darle el cuidado que merece.

Las viejas épocas en las que el pelo parecía un rancho de paja, reseco y sin vida, debido a la tintura que se utilizaba para tapar las canas, ya pasaron, por fortuna. Creer que la tintura hace mal es un prejuicio. Por el contrario, las fórmulas actuales hidratan el pelo, le dan brillo, lo protegen, inclusive. Los expertos peluqueros no dudan en aconsejar la henna, una tintura de origen vegetal, inocua, para las primeras canas, y una con baja oxidación para los cueros cabelludos sensibles o con un porcentaje medio de canas. Las tinturas de oxidación normal solamente las deben usar las mujeres que están ‘plagadas’ de canas, cuyo pelo está casi blanco.
La iluminación
Ha sido uno de los recursos adoptados con mayor frecuencia por las mujeres, no solamente como una manera de darle a su pelo gracia y volumen, sino de tapar las canas incipientes. Darse pinceladas de color, iluminarse en forma parcial, hace una gran diferencia entre un pelo en el que sobresalen algunas canas que lo deslucen y otro que ‘está vivo’.
En cuanto a los tonos de la iluminación, el abanico es infinito, pero se diría que las tendencias actuales le dan prevalencia a los marrones almendrados, a las variaciones de azafrán, malva y bronce. Cuando se trata de una mujer rubia le irán bien los reflejos que van del dorado al color mantequilla. Pero si ella es morena, la iluminación en rojizos o matices de marrones puede ser acertada.

Las canas asumidas
Algunas mujeres le huyen a las canas como a la peste. Argumentan que se ven más viejas y que por nada del mundo asumirán esa condición. Otras, más osadas, deciden desde que ven despuntar sus primeras canas mantenerlas así. El pelo blanco es una opción muy válida, no hay duda, y hay tonos grises que van muy bien con algunas cabelleras, a veces de considerable volumen. Desde luego, las mujeres maduras prefieren el pelo corto y mantener las canas a tono es una tarea que no hay que descuidar. Lo que queremos decir, es que también el pelo canoso exige un buen corte y productos que lo embellezcan, como acondicionadores y otros que le den brillo y realce.

Tintura vs. ‘blower’
Para que las canas tinturadas permanezcan con una pátina agradable a la vista hay que seguir algunos consejos, por ejemplo, nunca hacerse una tintura y planchado o permanente el mismo día, es una práctica que puede ser perjudicial debido a los componentes de los productos que se utilizan en estos procedimientos. Tampoco hay que abusar del secado con secador o de la plancha; por más que se diga que no, estos procedimientos hechos con demasiada frecuencia tienden a restarle brillo al pelo. Y cuanto más oxigenada o platinada se sea, es más perjudicial hacerse esos tratamientos porque el pelo no los tolera bien.

Solas no
Un error craso, que es mejor no cometer, es el de hacerse la tintura por sí misma. Una mujer se puede peinar sola, pero no se puede hacer sola una tintura, porque en el mejor de los casos puede terminar con el pelo de varios colores, mal teñido o manchado. Ella no es especialista y no se puede hacer la tintura pareja y el coloreado no es sólo cuestión de comprar y hacerlo, hay que acudir a los profesionales, para eso están. La regla de oro es no meter la propia mano en cosas que después no tengan arreglo, entre éstas las tinturas, permanentes, alisados o cortes. Un consejo final: a una tintura, o a las canas, hay que agregarles siempre un buen corte, porque es preferible un pelo canoso con un buen corte a uno sin canas pero carente de estilo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.