COMENTARIOS

Eudenia Ponce de León Chaux

Eudenia Ponce de León Chaux Eudenia Ponce de León Chaux.

Es la Directora General del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, y una autoridad en lo que al tema de leyes ambientales se refiere.

Su vida cambió para siempre cuando en quinto semestre Eugenia Ponce de León se inscribió en la electiva de Derecho Ambiental con el profesor José Maria Borrero. Se dio cuenta de que como abogada podía ayudar a las causas ambientales y decidió trabajar solamente en esa área. Hoy, no sólo es una respetable jurista con especialización en Derecho Público y un máster en Derecho Ambiental, sino una de las personas que más sabe de defensa del medio ambiente en Colombia.

Es la Directora General del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, entidad encargada de realizar la investigación sobre la biodiversidad, incluyendo los recursos genéticos y los hidrobiológicos. Además, coordina el inventario nacional de la biodiversidad y lidera el desarrollo del Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia, en alianza con otras entidades públicas y privadas. El Alexander von Humboldt es soporte científico y técnico del Ministerio del Medio Ambiente.

Eugenia considera que su mayor logro en este campo ha sido elaborar proyectos de normas y participar en la formulación de políticas ambientales, como la de las áreas protegidas. También se enorgullece de haber brindado argumentos jurídicos para poner presente la inconveniencia de algunas leyes y decisiones. Pero como docente de la Universidad Externado de Colombia, insta a los estudiantes a que adquieran conciencia ambiental.

Amante del rock y de un buen libro de Cortazar o Kawabata, piensa que los colombianos “debemos pararle bolas” a las áreas protegidas y a la conservación de los páramos. “Las áreas protegidas deben ser respetadas por el resto de entidades del Estado como áreas especiales para el patrimonio natural nacional o regional. Los páramos son ecosistemas irremplazables. Su conservación debe ser una prioridad no sólo nacional, sino mundial. Este es un tema en el que no se puede ceder”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.