COMENTARIOS

La cura perfecta La cura perfecta

Un tratamiento intensivo que restituye la lozanía a la piel y prolonga el ideal de la belleza.

 
Es un hecho que la cosmética antienvejecimiento se ha empeñado durante los últimos años en ofrecerles a las mujeres propuestas muy atractivas, que les aseguran a aquellas que han entrado en la etapa de la madurez seguir gozando de una piel tersa y luminosa, de una piel esencialmente bonita. Es una promesa que toca capas muy sensibles de la naturaleza femenina, capas que tienen que ver con la imagen que ellas tienen de sí mismas.

Basadas en juiciosas investigaciones acerca de los beneficios de los componentes naturales y la tecnología de avanzada, las Casas cosméticas replantean la manera de elaborar productos y se basan, ante todo, en la evidencia de estas investigaciones y de los descubrimientos científicos y farmacéuticos de los últimos años.

Dentro de esta nueva tendencia de la cosmética, no sorprende que se anuncien día a día nuevos productos que retardan el envejecimiento de la piel. La Casa Carita, por ejemplo, acaba de dar a conocer un tratamiento antienvejecimiento intensivo dedicado especialmente a las pieles maduras. Los científicos que trabajaron en la investigación, y el posterior desarrollo de este tratamiento, se preocuparon en especial por el envejecimiento ocasionado por deficiencias hormonales.

Así, la Cure Parfaite apunta a devolver a la piel los nutrientes esenciales que la ayudan a contrarrestar los diferentes tipos de envejecimiento y a recobrar la apariencia de juventud después de cuatro semanas de usarlo. Si se aplica este tratamiento, que tiene textura de suero, en la mañana y en la noche en la piel de la cara y el cuello, una vez cumplido el proceso de limpieza, y se complementa con la llamada Crème Parfaite de Carita, que se encarga de neutralizar los radicales libres y favorecer la eliminación de toxinas, los rastros del estrés, el agotamiento o la falta de energía desaparecen.
Todo esto, debido a que la acción de la Cure Parfaite en la piel la suaviza, le aporta un efecto de lifting o de realce, al tiempo que reduce las arrugas, restaura su vitalidad y contrarresta algunos de los efectos secundarios del envejecimiento hormonal, sin dejar de lado que disminuye la hiperpigmentación, dándole un efecto unificado y transparente.
 
 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.