COMENTARIOS

La vida continúa La vida continúa

La historia de Nelly Lenis de Cardona es ejemplar, su lucha contra el cáncer ha tenido una doble prueba.

 
Por: Revista Fucsia
 
de un primer diagnóstico y su superación, la noticia de la reaparición de la enfermedad la llevó a trabajar más por la esperanza de vida, y a “pasar la bola” del autocuidado.
 
Hace 13 años esta mujer consultó al médico para que la ayudara con los calores propios de su edad. Como algo rutinario, fue necesario practicarse algunos exámenes, entre las pruebas, una mamografía le entregó un resultado dudoso. Luego, las pruebas posteriores confirmaron que tenía cáncer en su seno izquierdo. Aún recuerda cómo marcarían su vida esas palabras del médico: “Usted tiene cáncer”. Para ese entonces, su hija, Sandra Cardona, quien ahora es su mejor cómplice en su lucha contra la enfermedad y, por su profesión de periodista, está comprometida con hacer público su caso familiar, para llamar la atención de otras mujeres, cuenta que fue terrible, que se acuerda de verla llorar permanentemente durante varios días seguidos. “Mi mamá estaba furiosa con la vida, porque no entendía por qué le pasaba eso a ella; sobre todo, después de amamantar a once hijos, si se suponía que había menos riesgos para las mujeres que lo hacían. La situación familiar era muy angustiante y no sabíamos cómo ayudarla. Ella no quería salir, ni que nadie la viera. Anímicamente, la vida le cambió de un día para otro, pero, por fortuna, volvimos a encontrar el norte de nuestras vidas”.

Al diagnóstico siguió una operación, gracias a la cual le extrajeron la parte del seno comprometida; era un cáncer in situ encapsulado. Los meses siguientes también fueron duros para la familia y para ella, pues el temor de que quedaran secuelas, siempre acompañó este proceso de recuperación. De esa época, recuerda Sandra: “Mi mamá estaba muy sensible y necia, pero preferíamos tenerla así; pero viva… para poder consentirla”.

El resultado final de un posoperatorio difícil, fueron 12 años maravillosos, un periodo en el que ella, su familia y personas cercanas, comprendieron que sí hay vida después del cáncer de seno, que es posible seguir viviendo y que esta enfermedad no es necesariamente sinónimo de muerte.

Hoy, la vida le pone otra prueba. El diagnóstico de un nuevo cáncer de seno lleva a esta mujer a buscar un camino distinto, para decirle sí a la vida, y hacerle contrapeso a la realidad. “En febrero de este años nos enteramos de que tenía de nuevo cáncer, pero esta vez en el otro seno. En esta oportunidad tuvieron que amputárselo. Los médicos nos explicaron que no es regla general que les aparezca de nuevo a las mujeres sobrevivientes de cáncer de seno, ni es descuido, ni un mal diagnóstico, o producto de que un seno haya contagiado al otro… nosotros pensamos que le dio de nuevo, porque así es la vida… y le tocó esta lotería, tal vez, porque Dios sabe que es una mujer con la suficiente fortaleza para luchar de nuevo”. Y la lucha contra el cáncer es la mejor lección que hoy da Nelly y sus hijas, por eso, ellas además de asumir su responsabilidad con la prevención y el autocuidado, apoyan campañas de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, entre las que se destacan ‘Déjate ver de tu médico’, y ‘Pase la bola, y salve la vida’. Esta última, consiste en un partido de fútbol que tiene lugar el 18 de octubre entre mujeres famosas y sobrevivientes de cáncer de seno.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.