COMENTARIOS

La europea que toca la trompeta como latina

La europea que toca la trompeta como latina Foto: Merlín Producciones

'Déjame así' es su tercer álbum en el que canta Oscar D’León y toca el bajista cubano Alain Pérez. Cuba, Brasil, Holanda y México serán las próximas paradas de esta holandesa, residente en Medellín, que habla a través de la trompeta.

Su padre influyó mucho  en que usted tuviera alma  de latina, ¿cómo se formó esa relación con la salsa?

Lo más importante es que en mi familia se escuchaba siempre todo tipo de música: clásica, jazz, pop, pero además teníamos una colección de música latina bastante amplia. Mi papá es coleccionista de son cubano y salsa y me enamoré de estos sonidos tropicales.

¿De qué manera llegó la primera trompeta a sus manos?

Es una historia un poco cómica, porque realmente no escogí la trompeta. La banda del pueblo necesitaba trompetistas y si querías tocar un instrumento era ese el que tocaba elegir. Pero yo sabía que con ese instrumento podía interpretar mi música favorita.

Por el instrumento que interpreta se conoce al músico. ¿Por qué la trompeta despierta su pasión?, ¿no es un instrumento muy masculino?

Es fuerte, no diría que masculino. La trompeta es mi voz, pero esta puede ser dulce, femenina, o una voz más contundente y masculina. En mi repertorio muestro esta diversidad. Tocamos salsa, bolero, boogaloo, de todo.

Déjame así es su tercer álbum. ¿Cómo fue el trabajo con Juancho Valencia, director de Puerto Candelaria?

Él es el compositor de casi toda mi música, sabe muy bien cuáles son mis gustos y de qué soy capaz con la trompeta. Somos un equipo perfecto y no me canso de repetir lo feliz que soy con los temas que él compone.

¿Cuál es el reto que le impone ser la única mujer en una banda?

Llevo 16 años tocando la trompeta como profesional y durante todo este tiempo me he acostumbrado a que muchas veces soy la única mujer, ya ni me doy cuenta de ello. Creo que es al revés: los músicos de mi grupo se tuvieron que acostumbrar a que una mujer los dirigiera.

¿Cómo fue la experiencia de irse de gira con Buena Vista Social Club?

En 2004 me llamaron para tocar con ellos en un tour por Holanda, ¡no lo podía creer! Fue el primer momento en que me di cuenta de que podía tocar con los grandes.

¿Qué añora de Holanda y qué representa Medellín ahora?

La primera, definitivamente, a mi familia y amigos. De resto, realmente no tanto. Medellín es mi nueva casa, sé cómo disfrutar la ciudad y sus alrededores. Viajo mucho, pero cuando vuelvo siento que llegué a mi lugar.

¿Con qué músico le ha emocionado trabajar?

Tocar con Oscar D’León fue increíble. Lo acompañé en una gira por Europa y me acaban de confirmar que voy a tocar con él nuevamente en julio de este año, en el North Sea Jazz Festival, el más importante del mundo en su género. Admiro muchísimo a Oscar, es un tremendo músico, pero además sabe entretener como ninguno, me ha enseñado muchas cosas.

¿Hay diferencia entre tocar para un público latino y para uno europeo?

El europeo generalmente es más introvertido pero escucha muy atentamente, no se le escapa nada. Obviamente no cantan las canciones ni bailan tanto como los latinos, pero ambos tienen su swing.

¿Su cantante preferido?

En este momento diría que el cubano Benny Moré, pero mañana seguramente podré decir otra cosa.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.