COMENTARIOS

Maneja tus cepillos con arte

Manuela Espinal

Maneja tus cepillos con arte

Los cepillos son una herramienta muy importante en el cuidado del pelo. Según el tipo y la longitud del tuyo, escoge el que más se adapte a tus necesidades. Consejos para que los elijas y limpies.

Formas de cepillos
Redondos: ayudan a darle brillo al pelo. Se utilizan durante el secado para alisar, formar rizos, ondas o doblar las puntas y crear volumen. Para un pelo fino las cerdas deben ser numerosas y suaves, mientras que para el pelo grueso y abundante deben estar separadas.

Con orificios de ventilación: dejan que el aire del secador pase a través del pelo permitiendo un secado más rápido; son ideales cuando  estás de afán, pero no dan una buena textura ni le aportan brillo al pelo.

Con metal o térmicos: actúan como un rulo, ayudando a crear un rizo duradero; éstos pueden ser gruesos o delgados, según su tamaño.

Acolchados: son de uso diario, especialmente para pelo liso u ondulado.

Tipos de cerdas
Existen diferentes clases: naturales, plásticas y de metal. Las naturales son generalmente de pelo de jabalí y están catalogadas como las mejores, puesto que distribuyen los aceites naturales del pelo de manera uniforme, son suaves y añaden brillo.
Las cerdas metálicas pueden ser muy duras para el cuero cabelludo. Están recomendadas para personas que tienen mucho pelo. Si tienes el pelo maltratado, fino o delicado, es preferible que uses un cepillo de cerdas naturales.
Los cepillos de cerdas plásticas son económicos y si tienen las puntas redondas pueden ser usados para todo tipo de pelo.

Tamaño de las cerdas
Anchas: se utilizan para desenredar el pelo antes y después de lavarlo.
Finas: son ideales para planchar el pelo, y si quieres hacerte una cola de caballo te ayudarán a que no queden separaciones entre tramos de pelo.
De madera: si te cepillas el pelo antes de acostarte, este tipo de cerdas son perfectas, ya que hacen las veces de un masaje en el cuero cabelludo. El uso de cepillos con cerdas de madera al menos dos veces por semana te ayudará a aumentar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y a mejorar el estado de la cutícula.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.