COMENTARIOS

María Michelsen Lombana

María Michelsen Lombana María Michelsen con María y Alfonso. Fue una abanderada de las causas sociales más sentidas.

Fue una abanderada de las causas sociales más sentidas.

Casada en 1911 con Alfonso López Pumarejo, presidente del país en 1934-1938 y 1942-1946, este último no llevado a término, fue la primera en recibir el apelativo de Primera Dama y también la que mayor figuración pública tuvo en su momento. Nacida en 1890, era hija de Carlos Michelsen, un científico descendiente del primer Cónsul de Dinamarca en Colombia, y de Antonia Lombana Barreneche.
Educada dentro de una estricta formación religiosa marcada por los valores espirituales, y extremadamente sencilla, su mayor preocupación era su esposo y sus cinco hijos: María, Alfonso, Pedro, María Mercedes y Fernando. En 1930, López Pumarejo fue nombrado como Embajador en Londres, en una época de tensiones políticas que eran definitorias de la suerte del Partido Liberal. Al llegar al gobierno, López Pumarejo implementó la llamada Revolución en Marcha, un conjunto de reformas políticas y sociales que le cambiaron el rumbo al país.
A María Michelsen se le deben, entre otras obras, el Amparo de Niños Abandonados, la de mayor significación de la época, y el Colegio de las Hijas de María de las Esclavas. Pionera del trabajo social en Colombia, fue condecorada con la Cruz de Boyacá en 1948 por su labor en defensa de las clases menos favorecidas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.