COMENTARIOS

Muy reales Muy reales

La empresaria de arte Gloria Saldarriaga es nuestra editora invitada para esta edición. Estas fotos, sin retocar, demuestran cómo una mujer natural puede ser muy bella y sensual.

 
Si algo tuvo claro Gloria Saldarriaga cuando FUCSIA le propuso ser la editora invitada de esta edición, fue que no iba a hacer una historia basándose en las últimas tendencias. Y es que para entender la razón de ser de este editorial, hay que empezar por decir que Gloria es una persona especial. Su experiencia como diseñadora gráfica, su pasó por el mundo del modelaje y su importante trayectoria como empresaria de arte, han desarrollado en ella un sentido de la estética con el que le gusta romper el molde.

La primera reunión sobre el posible tema se hizo en la casa de Ana María Londoño, editora de Moda de esta revista. Mientras hablaban sobre el rumbo que iba a tomar el editorial, Ana María cocinaba una pasta y hacía lo que hace una anfitriona moderna que invita a una amiga a su casa: atenderla. Gloría ya tenía claro que no quería hacer un tratado de moda, tampoco quería meterse en los temas de bulimia y anorexia. No quería ir a los extremos, se inclinaba más por asuntos cotidianos como el día a día de cualquier mujer.

A Gloria, al ver a su amiga en estas labores del hogar, se le vino a la cabeza la imagen de Nigella Lawson, la periodista inglesa experta en gastronomía que siempre le ha encantado, por ser, entre otras cosas, una mujer ‘acuerpada’, sexy y que no le teme a la comida. Se identifica porque también a ella le gusta el buen comer. Tanto, que sus amigos la molestan porque come mucho. “Creo que comer se ha vuelto un acto que causa vergüenza”, anota, y luego añade que en la actualidad son muy pocas las mujeres que disfrutan abiertamente de un buen plato. Los códigos dictan que no deben hacerlo. La gente tiene la falsa idea de que las mujeres sólo deben comer ensalada.

Inmediatamente, Saldarriaga empezó a visualizar el concepto que quería: una mujer profesional, voluptuosa y real, que lidia con los quehaceres diarios de un hogar. El gran parecido que encontró entre Londoño y Lawson fue definitivo a la hora de escogerla como modelo. Las fotos se hicieron en una cocina y los instrumentos que hacen parte de ese espacio fueron los accesorios perfectos para unas fotos reales y sin retocar.

Amor al arte
Gloria ya se desprendió de la carga de estar en el centro del protocolo social. Hace rato dejó de llevar el peso que le producían los comentarios mordaces que indagaban qué iba a hacer después de cerrar Alcuadrado, la galería que por años tuvo con su esposo Juan Gallo, ya fallecido.

Ella explica que el meollo del asunto es entender que al cerrar la galería no le dijo adiós a sus proyectos. “Yo sigo con mis pasiones”, dice, sentada en el comedor blanco de su apartamento, y luego cuenta que desde hace meses trabaja en traer a Colombia la exposición ‘Performática’, de la artista María José Arjona, considerada como una de las mejores del continente. La obra que los bogotanos verán en septiembre ya se presentó en las calles de Italia con gran éxito y buenas críticas.

Junto con Omaira Alvarado, su socia en este proyecto, y en alianza con la galería NCe Arte en el barrio La Macarena, Gloria está coordinando todo lo necesario para que durante una semana, las cuatro performances de está artista colombiana puedan ser disfrutados y vistos por muchos.

Cuenta que el público es parte vital de la acción de esta obra, pues sin él, ésta no tiene fin. Como abrebocas, adelantó que en uno de ellos la artista vestida en un traje negro de cuero, se amarra a una pared y sostiene un diamante en la boca. Los espectadores deben ir e intentar quitárselo, el que lo logre se queda con él. Un motivo más para no perdérsela.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.