COMENTARIOS

Pequeñas soluciones a grandes problemas

Pequeñas soluciones a grandes problemas Pequeñas soluciones a grandes problemas

Aunque a veces los daños de los dispósitivos electrónicos paracen irreparables, no se desespere. Por grave que parezca la situación, puede tener una solución casera.

Celular al agua
Si su teléfono móvil cae al sanitario o a la piscina, no crea que todo está perdido. Es posible salvarlo si no se entra en pánico. Lo más importante es retirar la batería para evitar un corto circuito. Después seque el teléfono suavemente y sumérjalo en una tarro con arroz por varias horas. El cereal ejerce una atracción natural sobre el agua que muy posiblemente salvará su celular.

Tinta seca
No se desespere si en medio de la impresión de su tesis de grado, o de un importante trabajo, la tinta de su impresora casera empieza a escasear. Si las impresiones dejan de ser nítidas retire el cartucho del color que está fallando y póngale un secador de pelo. Eso hará que la tinta seca se diluya y usted pueda terminar su trabajo.

Discos sucios
Si en medio de una amena velada sus Cd o Dvd no funcionan de la mejor manera, puede que haya mugre en la superficie y el lector no pueda funcionar. Una solución fácil es tomar un poco de vodka o de licor o algo de enjuague bucal. Pruébelo y verá que estos líquidos pueden resultar tan efectivos como los limpiadores profesionales.

Demasiada luz
Muchas veces las fotos tomadas con el celular resultan demasiado lavadas por culpa del flash. Si ese es su caso, hay un remedio excesivamente sencillo. Ensaye a poner pequeños trozos de papel de distintos colores y texturas hasta que encuentre la intensidad adecuada.

Pérdida de carga
Si la pila de su celular se acaba muy rápido, la solución puede estar más cerca de lo que usted cree. Llevarlo en el bolsillo acelera la descarga debido a que la temperatura del cuerpo es mayor a lo que recomiendan los fabricantes para la conservación de la batería. Llévela siempre en su cartera o en los aditamentos adaptables al cinturón.

Olvidó su cargador
Si el cargador de su celular se quedó en casa y su viaje es corto, no se desespere. Por la noche, al llegar al hotel apague el teléfono, retire la batería y guárdela en la nevera. Esto ayudara a que la carga que tiene se conserve. =

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.