COMENTARIOS

Pilar Castaño

Pilar Castaño Pilar Castaño

La moda es su pasión, su diario vivir. Su afinidad con ésta, se expresa en los diseños que eligió para la historia de moda de FUCSIA, como editora invitada.

Imposible hacer una presentación de Pilar Castaño, porque todo lo que se diga puede resultar un lugar común. Más bien, hay que decir que ella no necesita presentación, que los múltiples escenarios en los que ha estado presente, con su versatilidad para hablar acerca de la moda y pensar en ésta, refrendan su profundo conocimiento acerca de los conceptos, diseños y tendencias adscritos a una actividad a la que nadie, por más que se muestre desinteresado, puede permanecer ajeno.

Acaba de llegar del Colombian Luxury Lifestyle, certamen que se convoca para mover la industria de la moda, en Nueva York, para mostrar la moda colombiana afuera. Hizo la curaduría y asesoría en el caso de los diseñadores colombianos que participaron en el evento, que tuvo lugar en el Altman Building de la 18th Street, en Tribeca, una de las zonas más vanguardistas de la ciudad: Adriana Santacruz, Amelia Toro, Ángel Yáñez, Chechy Benedetti, Edwin D’Angelo, Francesca Miranda, Helena Quintana, Hernán Zajar, Isabel Henao y Silvia Galvis, y Mercedes Salazar, en la parte de accesorios. La notoriedad que cobraron las propuestas de estos diseñadores, reafirma su convicción de que a la moda hay que democratizarla, que ésta no es algo exclusivo de Lituania, por decir algo, ni de Colombia, que la moda es moda, como una expresión artística que va al ritmo que marcan los tiempos, y que es, además, una buena oportunidad para los diseñadores de destacarse en ciudades que giran alrededor de esta actividad, como Nueva York, una plataforma para darse a conocer y proyectar su imagen en el exterior.

Colombia auténtica
Pilar habla con entusiasmo de los diseños que presentaron estos diseñadores: “Fue una vitrina de Colombia, en la que se mostraron nuestras artesanías, el café, lo que se hace con los materiales que da la tierra en regiones como Guajira, Nariño, Santander. Por ejemplo, Hernán Zajar presentó mantas guajiras hechas por madres cabeza de familia, con las que él se involucró no sólo asesorándolas, sino trabajando con ellas. Es algo muy positivo, estamos diciéndole al mundo cómo somos; y la historia de moda que hice para FUCSIA, prueba que nos pueden invitar a cualquier lugar del mundo, allá estaremos con la lana, el macramé y otros materiales que son autóctonos y exclusivamente nuestros”. La experta en moda afirma que la gente “se enloquece” con nuestros diseños. Hablando del reciente logro de llevar los de Esteban Cortázar a los Almacenes Éxito dice: “Mi caballo de batalla es la democratización de la moda. Si bien me nutro del imperio del lujo y considero que la alta moda es necesaria, pienso que ésta se da, entre otras cosas, porque cuando la economía está mal, la moda saca la cara por ella. Es curioso, por ejemplo, el fenómeno del regreso al uso de pieles, que se suscita porque la mujer quiere lucir algo extraordinario para que la admiren y la ‘compren’, en el sentido de ser conquistada”.

Por lo demás, está muy orgullosa del ‘éxito’ alcanzado en el caso de Cortázar: “Que la moda llegue a las grandes superficies, es todo un logro, que se refleja en que lo que uno se pone lo puede comprar al tiempo con el mercado”. Muy pronto, por su gestión en China, de donde acaba de llegar, llegarán al Éxito los accesorios de la marca Fly, cuya etiqueta es lo suficientemente sugerente para las mujeres: “Producto original pensado, diseñado y fabricado para ser disfrutado. Manténgalo alejado de situaciones aburridas” (sic).

Un nuevo proyecto se perfila para tomar forma pronto, también con el Éxito, ‘La moda en un minuto’, un espacio antes de algunos noticieros, en el que Pilar explicará en 60 segundos la importancia de usar tal o cual cosa. Un blog en el que presta asesoría, y conferencias quincenales en las que asesora a algunas empresas, siempre en torno a temas relativos a la moda, forman parte de sus ocupaciones: “Interactuar en estos escenarios me ha cambiado la vida, me siento útil haciendo lo que me gusta, y desde que salieron mis dos libros, Señor espejo y El hombre en el espejo, escribo mucho más para las revistas”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.