COMENTARIOS

Solamente lo hizo

Solamente lo hizo Solamente lo hizo

Juanita León es la ‘Mujer FUCSIA 2010’ y una de las periodistas más respetadas del país. La directora del reconocido portal de información La Silla Vacía ..... ha demostrado que sí es posible hacer periodismo independiente y serio en Colombia.

Hablar de ‘nuevo periodismo’ hasta hace unos años, era referirse a Gay Talese, Truman Capote o Tom Wolfe, escritores que en los años 60 revolucionaron la forma de hacer periodismo al narrar la información utilizando el lenguaje literario. Hoy, los ‘nuevos periodistas’ son otros, que, al igual que sus predecesores, le apostaron a comunicar la realidad por medio de un lenguaje diferente. Juanita León es parte de esa generación que se podría llamar la de los ‘nuevos periodistas’.

Es considerada por varios medios nacionales como “la cara del nuevo periodismo en Colombia” y su portal informativo La Silla Vacía es uno de los más respetados y visitados en la Internet. El éxito de este medio de información, que cuenta cómo se mueve el poder en el país, sentó un precedente cuando, en febrero de este año, se convirtió en el primer medio de comunicación en informar que no habría tercera reelección del ex presidente Álvaro Uribe por violaciones en el proceso y vicios de forma de la Ley de Referendo. La ‘chiva’ de La Silla Vacía la puso en el panorama y le abrió los ojos a muchos que aún no creían en la calidad y seriedad del periodismo digital.

No es casualidad que Juanita esté detrás de este proyecto. La abogada de la Universidad de los Andes y periodista de la Universidad de Columbia, en Nueva York, tiene la escuela que da el haber sido editora de la ‘Unidad de paz’ de El Tiempo, donde también cubrió el proceso de paz, y de reportajes en la revista Semana; también, la experiencia que da el haber creado importantes medios de información digital como la revista Flypmedia.com y el portal de Semana.com, que miles de personas visitan al día. Su nombre seguramente pasará a la historia en Colombia al ser una de las pioneras de esta nueva rama de periodismo en el país.

¿Qué piensa cuando los medios se refieren a usted como “la cara del nuevo periodismo colombiano”?
Si por nuevo periodismo se refieren a buen periodismo, me parece muy chévere.

¿Qué fue lo primero, o qué específicamente hizo que se interesara en el periodismo digital después de una larga trayectoria en publicaciones impresas como El Tiempo y la revista Semana?
Me interesó la idea de poder hacer un periodismo más independiente. Escribir historias sin restricciones de espacio ni de tiempo y con la posibilidad de interactuar con la audiencia. Y también de crear nuevas formas de narrar. Como a nadie le interesaba la Internet en Semana, pensé que pasándome al on line podría experimentar más, y así fue.

Para usted, ¿cuáles son las ventajas y las desventajas de cada uno de estos medios?
La ventaja del impreso es que todavía tienes más influencia porque la gente que toma las grandes decisiones sigue leyendo el periódico o las revistas. Las ventajas de la Internet son todas las demás: es más fácil crear tu propio medio, porque la única inversión es en talento; es más divertido, porque hay mil formatos narrativos; interactúas con la audiencia, no tienes restricciones de tiempo ni de espacio, te leen los jóvenes y todo está por inventar, y no te vas a quedar sin trabajo tan pronto.

Cuando salió por primera vez, La Silla Vacía parecía un proyecto incierto, si se tiene en cuenta que en Colombia no existían muchos portales serios de noticias digitales independientes. ¿Cuál fue uno de los mayores retos o dificultades que sobrepasó cuando empezó el portal?
Lo más difícil siempre es imaginarse el proyecto, inventárselo, y sobre todo atreverse a hacerlo cuando tanta gente te dice que eso no funciona, que los números no dan, que te van a amenazar, que para qué, en fin. A veces la gente, por protegerte del fracaso, sobrevalora los escenarios negativos. Pero yo trato de seguir el consejo de Nike: “Just do it”.

¿En qué momento se dio cuenta de que la cosa iba en serio? ¿Tuvo que ver algo la chiva de la reelección, que se adelantó a la votación de la Corte? ¿Cómo un medio digital logró ‘chiviar’ por primera vez en Colombia a los medios de televisión, radio o prensa?
Desde el principio pensé que era en serio, la única forma de trabajar tanto y de convencer a otros de que lo hagan es si realmente crees que es en serio. Pero la chiva de la votación del referendo sí nos disparó, sobre todo, porque los medios tradicionales impresos (Semana, El Tiempo y El Espectador) decidieron ignorar nuestra noticia, entonces, todos sus lectores nos llegaron cuando La W y Caracol dijeron que teníamos esa noticia. Multiplicamos por diez nuestro tráfico. Y, luego, las elecciones fueron clave, ahí sentí que realmente existíamos.

¿Cuál piensa que es el secreto o la clave para triunfar en los medios de periodismo digital?
Creo que lo más importante es entender las leyes del ciberespacio y hablar su lenguaje, y comprender que se trata de entablar un diálogo con la audiencia.

¿Cómo ve el periodismo en general en Colombia? ¿Qué le falta y qué
le sobra?

Hay de todo. Le sobra tanta ‘declaracionitis’ y le hace falta reportería e imaginación.

¿Qué consejo le daría a un periodista que está comenzando su carrera?
Que monte su propio blog desde el primer semestre para seguir sus pasiones y que se olvide de trabajar para un medio tradicional. No lo van a contratar. Su vida se parecerá más a la de un artista, así de creativa y así de incierta.

¿Cuál es su posición ante la teoría que dice que el periodismo como lo conocíamos hasta ahora será reemplazado por el nuevo periodismo digital?
Ojalá que fuera así. El periodismo como lo conocemos desaparecerá, no es sólo un cambio de medio, es un cambio de definición y de esencia.

Teniendo en cuenta que la Internet es algo tan inmediato y de constante atención, ¿cómo logra balancear su carrera profesional con su vida personal?
Hago exactamente lo que quiero y creo que pocas cosas te hacen más libre.

¿Qué o quiénes han sido fundamentales en el éxito de su proyecto digital?
Mis papás y mi tío, que me ayudaron a financiarlo y me han dado muy buenas ideas; la Open Society que me dio un capital semilla; Olga Lucía Lozano, con quien no sólo discutimos todas las buenas ideas, sino que las hacemos. Los periodistas del equipo de La Silla Vacía, que le ponen todo al trabajo, los blogueros que me han prestado su credibilidad y, en general, la gente que me quiere y me apoya de mil maneras.

¿Está trabajando en otros proyectos?
Vamos a sacar dentro de un mes un blog de tendencias que se va a llamar Azulcobalto.com, y que esperamos que sea el éxito comercial que no es La Silla Vacía. Y estamos escribiendo un libro sobre el futuro del periodismo con base en lo que hemos hecho en La Silla Vacía, que publicaremos en la Internet en diciembre.

¿Piensa volver a publicar algún libro? De hacerlo, ¿qué tema le gustaría tratar?
Por ahora, no. Me gustaría escribir la historia de los hermanos Castaño.

¿Qué chiva le gustaría dar?
Contar quién ordenó las chuzadas.

Una entrevista o reportaje que tenga pendiente…
Tantos…

¿Qué significa para usted ser la ‘Mujer FUCSIA 2010’?
Que más gente conozca La Silla Vacía.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.