COMENTARIOS

The Help, J.Edgar, Carnage (y mi “sobredosis” de cine en Houston)

Luis Carlos Chacón

The Help, J.Edgar, Carnage (y mi “sobredosis” de cine en Houston) Foto: Cortesía productora de cine

Comienza el año y con él llegan todas las películas que los productores dejan para estrenar en diciembre, enero y febrero (las que compiten, las megaproducciones, las indie, todo lo que llena las postulaciones), y, como soy ‘adicto’ al séptimo arte, entenderán que esta época para mí es como ir a Disney. Siempre trato, cuando el bolsillo lo permite, de ir a Estados Unidos en esta temporada.

Esta vez estuve en Houston y vi de todo… Iron Lady (y ojalá que Meryl Streep se gane el Oscar a Mejor Actriz… se lo merece); Young Adults, que está buena para criticar a los hipsters que hay por ahí; The Girl with the Dragon Tattoo, versión gringa de la que ya vimos, la estremecedora War Horse; Shame, que muestra la visión de Steve McQueen de la adición al sexo; A Dangerous Method, que narra los inicios de Freud; y muchas más, que incluyeron las típicas comedias gringas (me encantan).

Lo que pasa es que el día que anunciaron los postulados a los Oscar me di cuenta de que cometí un error, me dejé llevar por lo que recomendaban los medios gringos a finales del año pasado, que decían que “iba a estar seguro postulado para el Oscar”, y claramente no vi todo lo que tocaba, como The Artist, que según los críticos es un gran homenaje a la historia del cine; o The Tree of Life, con Brad Pitt y Sean Penn juntos. Lo bueno es que a Colombia todo llega después, así que todos vamos a poder verlas.

Igual, pasé un rato muy divertido, mi amiga (la que no le gusta lo que veo) me acompañó un día con su novio y también la pasaron bien… Nos reímos de Charlize Theron en su rol de hipster que vuelve a su pueblo (suena familiar), tomándonos una cerveza con sándwiches y galletas con chips de chocolate… Definitivamente, hay sitios en los que ir a cine es todo un plan. Una recomendación: cuando tengan la oportunidad de ir a Nueva York, San Francisco o Houston, busquen unas salas de cine que se llaman Sundance Cinemas (sí, de los del festival), porque creo que van a ir a un sitio espectacular.?En esta ocasión voy a hablarles de tres películas: la que estaba seguro que postularían: The Help, la que pensé que postularían y no pasó: J. Edgar; y Carnage, la nueva película de Roman Polanski, que me hizo reír durante hora y media.

‘The Help’: tema recurrente que no tiene falla

Tal como sucede en El color púrpura (1985), el tema se centra el la discriminación de las mujeres de color y la forma como viven su existencia, en medio de una sociedad en la que los blancos tienen el poder y asumen el racismo como parte de su cultura. Sin embargo, The Help logra tocar el tema desde un entorno que es afín a todas las personas: las señoras del servicio o “muchachas”, como se las llama en este país. Todo sucede en el Mississippi de los años 60, donde Skeeter (Emma Stone) es una universitaria que sueña con ser escritora y escribe una novela acerca de las historias de las señoras del servicio doméstico de la clase alta, todas de color.

Así se desarrolla una historia en la que cada parte comienza a contar su versión, en medio del escándalo del libro y las amistades que se van formando sin importar la raza. Sin embargo, los habitantes de la ciudad también generan polémica en medio de un entorno donde todo cambiará para siempre. Vale la pena verla, está postulada a Mejor Película, Mejor Actriz y Mejor Actriz de Reparto (los que saben dicen que este último será su premio).

‘J.Edgar’, Clint Eastwood sigue contando la historia de Estados Unidos
Esta vez de la mano de Leonardo DiCaprio, el director cuenta la historia de J. Edgar Hoover, el creador del FBI y su director durante 50 años, que pasó por ocho presidentes y tres guerras. La cinta muestra a un personaje que sabe manejar los secretos del poder logrando convertirse en una ficha clave dentro de la política y desarrollo de ese país.

Lo interesante es que Eastwood mezcla los alcances de Hoover con su parte humana, porque siempre se ha especulado acerca de la relación homosexual que sostenía con su compañero Clyde Tolson. Así logramos ver a un personaje que al mismo tiempo es poderoso y sensible.

Cuando la puedan ver, prepárense para una película con mucho diálogo (que en algunos momentos puede tornarse lenta) en la que la lección es que un hombre puede distorsionar la verdad con la misma facilidad con la que la defiende, dominado siempre por la ambición de poder. Siempre he sido fanático de Clint Eastwood, desde que era vaquero del Oeste, así que mis comentarios apuntan a pensar que para estar en las mejores del año le faltó un poco de dinamismo, más allá de su talento.

‘Carnage’ y el animal detrás de todo ser humano
El día que me iba de Houston estrenaron Carnage (que en América Latina se va a llamar Un dios salvaje), la película número 31 de Roman Polanski, uno de esos directores que son un clásico, “de culto” para la crítica y con un estilo lo suficientemente definido como para tener amores y odios entre los espectadores, como le pasa al mismo Woody Allen (ojo que Midnight in Paris puede ganar en Mejor Guion Original en los Oscar).

Solo hay cuatro actores, lo que pasa es que son ¡los actores!: Kate Winslet, Jodie Foster, Christoph Waltz y John Reilly, que interpretan a dos parejas que tratan de solucionar una riña que tuvieron sus hijos, y en medio del apartamento donde están (toda la cinta es hecha en una sola locación), discuten, argumentan y se transforman en otras personas, este proceso dura menos de hora y media en la que el espectador se ríe en todo momento.

Una cinta limpia, basada en una obra de teatro muy famosa del mismo nombre (la directora de la obra también participa en el proceso de creación de la película). Se las recomiendo, estoy seguro de que se van a divertir; al novio de mi amiga le encantó.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.