COMENTARIOS

Thomas Van Der Hammer, El maestro

José Gabriel Ortiz

Thomas Van Der Hammer, El maestro Thomas Van Der Hammer, El maestro

Este geólogo holandés que se declara colombiano hasta la médula, fue uno de los primeros en darse a la tarea de enseñarle a Colombia a cuidar su entorno ecológico.

Considerado como todo un símbolo cuando del tema ecológico de trata, es un verdadero naturalista que le ha dedicado su vida al estudio y a la formación de científicos y ecólogos. Ha publicado varios libros sobre los diferentes sistemas ecológicos colombianos, entre ellos, uno sobre Los Andes y otro sobre la Sierra Nevada de Santa Marta. Es un personaje altamente espiritual y, paradójicamente, sin haber nacido en esta tierra, es el maestro, el guía y el máximo defensor de la naturaleza colombiana.

Un ‘genio’ como usted, consentido del gobierno holandés, ¿por qué llegó a Colombia, quién lo trajo?
A mí me contrató Ingeominas como geólogo, para estudiar la palinología colombiana, que es la ciencia que estudia los sedimentos de los fósiles geológicos, con lo cual podemos reconstruir la historia geológica de Colombia y, prácticamente, de la creación del globo terráqueo.

¿Es cierto que Colombia biológicamente es un país muy rico
en especies?
Sí. Es uno de los países más ricos del mundo en biodiversidad. Aquí, en un solo ‘sitio’, tenemos regiones como el Amazonas, los Llanos Orientales, dos océanos, tres cordilleras, la zona cafetera, desiertos, páramos, nevados, lagunas, cañones como del de Chicamocha, etc. Desafortunadamente, pocos colombianos son conscientes de ese ‘milagro’ que tienen ustedes, o que tenemos nosotros, porque yo ya me considero colombiano.

Hoy en día la ecología es el tema de moda en el mundo, ¿cuándo y por qué la humanidad comenzó a preocuparse por salvar este planeta?
Eso es cierto, a veces casi creo que fue tardía la reacción que hemos tenido para salvar esto que llamamos el planeta Tierra. Han desaparecido bosques, páramos, lagunas; al paso que vamos va a desaparecer parte del Polo Norte y del Polo Sur, estamos envenenando nuestros cultivos con toda clase de agroquímicos. Creo que hoy no sabemos lo que realmente estamos comiendo. En el fondo, no tenemos ni idea de a dónde vamos a llegar. La situación es realmente crítica y me sorprende que los gobiernos, sobre todo los de los países que llamamos desarrollados, no reaccionen con toda la decisión y todo el valor con los que deberían estarlo haciendo ya. Ellos serán los grandes culpables del desastre que se nos avecina.

Pero, entonces, ¿no estamos haciendo nada por salvar este planeta?
Muy poco. En Europa se están haciendo algunos esfuerzos para limpiar los ríos de toda la contaminación que les llega de sus industrias, pero que uno pueda afirmar que se están haciendo grandes esfuerzos, ¡no!, y en un país como Colombia, muy poco, porque hay que reconocer que se necesita además de decisión, plata para afrontar el problema.

Si usted tuviera en sus manos la posibilidad de salvar ecológicamente al planeta Tierra, ¿que haría?
Qué maravilla que estuviera en mis manos ese problemita. Pondría en cintura a todos los países, especialmente a los países desarrollados, Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, China, India, etc. No más contaminación ambiental, no mas emisiones de CO2, no más uso indiscriminado e irresponsable de agroquímicos, no más deforestaciones irresponsables; más educación y más conciencia ecológica. Yo haría maravillas.

Hablemos de la deforestación…
Este es un tema crítico. En el caso colombiano, usted no sabe las miles de hectáreas de bosques que han desaparecido, lo cual trae sequía, hambruna, miseria. Yo le pido a todos los colombianos que cuidemos nuestros bosques.

La energía que nos irradia diariamente el Sol, es una energía que está ahí permanentemente, que no hemos podido aprender a captar ni almacenar. ¿Qué estamos haciendo para manejar la tecnología de los famosos paneles solares?
Algo se está haciendo. ¿Usted sabía, por ejemplo, que la energía que recibe la Tierra del Sol durante las 24 horas, si la supiéramos captar y almacenar, es equivalente a la energía que consume todo el planeta en tres años? Nosotros dependemos del Sol. Si no hubiera energía solar, no habría vida en la Tierra.

Volvamos a un tema que nos afecta a muchos colombianos, que vivimos en las grandes ciudades: los famosos humedales. ¿Qué hacer para salvarlos, para recuperar los que ya se perdieron?
El crecimiento de las grandes urbes es el gran enemigo de los humedales; los rellenos sanitarios, las urbanizaciones, las grandes avenidas, a veces, inclusive, hasta los parques. Secar un humedal es matar muchas especies vivas, tanto animales como vegetales, ¡es un crimen!

¿Somos conscientes los colombianos de los problemas ecológicos que afrontamos o somos unos bárbaros?
Yo creo que la conciencia ambiental es todo un proceso y debo aceptar que en los últimos años hemos avanzado bastante. Es increíble, pero es cierto que uno de los grandes enemigos de la naturaleza es la pobreza. Si ayudáramos a combatirla, a redistribuir los ingresos, ganaríamos mucho en la conservación de nuestro entorno.

En los colegios y universidades, ¿les están enseñando a las nuevas generaciones a cuidar el medio ambiente?
Sí, yo creo que en muchos colegios ya hay más conciencia. Tenemos que empezar desde la niñez. Hay gente, pobre inclusive, que está comenzando a sembrar árboles en sus ‘pedacitos de tierra’, a cultivar alimentos orgánicos, con el fin a cuidar su entorno.

Thomas, debo reconocer que me deja usted muy angustiado. No veo claro el futuro de nuestro planeta…
Ciertamente, pero no por eso debemos sentirnos derrotados. Parodiando al presidente Uribe, estamos lejos de la “hecatombe”, pero conque estemos conscientes de la urgencia de cuidar nuestro entorno, recursos y especies, ya hemos dado el primer paso. Y si a eso le añadimos comenzar a enseñarles desde muy niños a las nuevas generaciones acerca del cuidado que debemos tener con éstos, hemos dado el segundo paso. El tercero vendrá por sí solo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.