COMENTARIOS

Pelo blindado Foto: www.karimymaria.com

Los días de descanso son para relajarse y tomar las cosas con calma, pero no para descuidarnos; en especial el pelo, que sufre los embates del sol, el mar, el cloro de la piscina e incluso las bajas temperaturas. Saber cómo cuidarlo es la clave para mantenerlo a punto.

En cuanto se acaban las vacaciones lo usual es sentirse descansado, verse bronceado, sin estrés y feliz de haber salido de la rutina... pero el reposo viene acompañado muchas veces de descuido y el pelo es el que lleva la peor parte: llega hecho un desastre, opaco, sin vida y reseco. ¡No hay que entrar en pánico! La idea es cuidarlo durante las vacaciones para no tener que lamentarlo después.

Plan de acción

Antes de empacar la maleta y pensar en el ajuar de vacaciones, es importante hacer una lista de los artículos y productos que ayudarán a asegurar la salud del pelo sin tener que cargar un arsenal.

1 La radiación ultravioleta envejece el pelo, por lo que siempre se deben incluir pañoletas, sombreros o gorras para protegerlo del sol, así como bloqueadores solares para aplicar sobre el cuero cabelludo antes de salir a la intemperie.

Cada vez que salga del mar o la piscina, es indispensable enjuagarse con agua potable y aplicar una crema para peinar que hidrate el cabello profundamente. Esto evitará que tanto el cloro como la sal del mar continúen dañando el pelo, aún fuera del agua.

Es vital tener a mano siempre un hidratante en espray y usarlo varias veces al día para blindar el pelo.

4 Es mejor evitar coloraciones muy claras antes de las vacaciones, sobre todo si el destino es cálido; el sol y el agua del mar o de la piscina pueden afectar el color original del tinte.

5 Evitar, en lo posible, el uso de secadores, planchas y pinzas, y aprovechar, más bien, las cálidas temperaturas para que el pelo se seque naturalmente. Los aparatos eléctricos para el secado pueden dañarlo aún más.

Por último, todo cuidado intensivo tiene que ir acompañado de un lavado con champú y acondicionador que ofrezca hidratación.

Para el frío

1 Hay que evitar lavar el pelo diariamente. Lo más aconsejable es limpiarlo cada tercer día.

2 No enjuagar por completo el acondicionador o los aceites protectores, porque estos actúan como una barrera contra el daño.

3 Durante las temporadas extremas de frío o sequía, los efectos nocivos del secador y la plancha son mayores. Hay que dejar secar naturalmente el pelo; cuanto menos aire caliente se le ponga al pelo, mejor se absorberá la humectación que da el champú y el acondicionador.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.