COMENTARIOS

Todos culpan a la Keratina

Todos culpan a la Keratina Thinstock

Aunque no es en sí misma nociva para el pelo, su mezcla con otros ingredientes en tratamientos para alisarlo puede resultar perjudicial.

La keratina, una proteína estructural fibrosa, presente por naturaleza en el pelo y las uñas, es un ingrediente clave de varios tratamientos para alisar el pelo, uno de estos el llamado alisado brasileño. Y no es que cumpla esta función por sí misma, sino que, mezclada con otros ingredientes, puede adherirse superficialmente a otras proteínas para reducir la electricidad del pelo (frizz) y aplacarlo. Lo que hace el calor de la plancha es ayudar a fijar esos ingredientes en el pelo.

Y aquí es donde las cosas se vuelven inconvenientes. Los alisadores son un ejemplo perfecto de la afirmación que dice que “si algo parece demasiado bueno para ser verdadero, probablemente sea así”. Durante los últimos años, algunos peluqueros y ayudantes de peluquería que solían usar este tipo de productos empezaron a sentir algunos síntomas inquietantes: respiraban con dificultad, tosían, les dolía la cabeza. Un estilista brasileño que trabajaba en un salón de belleza de Manhattan y había traído una botella de alisador desde su país, dijo que había empezado a tener hemorragias nasales.

El principal inculpado en estas reacciones es el formaldehído, un común y muy efectivo componente del alisado brasileño. Ampliamente usado como preservativo y fijador porque es capaz de mantener a las aminas y las proteínas juntas, componentes que actúan muy bien en el alisado del pelo, el formaldehído puede ser también tóxico en varias de sus formas. El caso es que a finales del año pasado la visita de las mujeres al salón de belleza para hacerse alisar el pelo se volvió una práctica vedada en Estados Unidos, cuando la Food and Drug Administration lanzó la advertencia de que los tests hechos a este tratamiento, llamado más precisamente Brazilian Blowout o Tratamiento Brasileño de Keratina (BKT), arrojaban el resultado de que contenía cantidades significativas de formaldehído, un conocido cancerígeno.

Pero lo que pasa realmente es que el alisado brasileño contiene aminoácidos y glicol de metileno que cuando se calientan emiten formaldehído en forma de gas, lo que potencia sus propiedades cancerígenas. La gente piensa, por lo general, cuando oye acerca de lo nocivo del formaldehído, que este se filtra a la cabeza a través del cuero cabelludo. Pero no es así, solo causa daño cuando se inhala, de allí que una de las reglas que se debe observar en los salones de belleza es mantener una óptima ventilación.

Mejor prevenir que alisar

Cuando algunos salones dejaron de ofrecer el tratamiento del alisado brasileño, de inmediato algunas clientas se vieron forzadas a examinar otras opciones de productos que cumplieran la misma función, pero que pudieran ser retirados con agua y champú, aplicados después de la ducha y que, como por arte de magia, alisaran el pelo sin necesidad de someterse al blower o al planchado.

Es bueno aclarar que, en general, el alisado con keratina ha sido durante mucho tiempo un tratamiento conocido por su efectividad para controlar el pelo ondulado o crespo. La keratina se aplica en el pelo y este se alisa a renglón seguido con una plancha caliente. Lo que pasa es que el abuso de ciertos tratamientos para el pelo disminuye la calidad de la keratina natural. No obstante, la tecnología permite transformar la de origen animal (extraída de la lana, por ejemplo) y convertirla en productos que sirven para estilizar el pelo y protegerlo de los daños del medio ambiente.

Para algunas personas que se han sometido al alisado con keratina, los resultados han sido favorables, pues han logrado un pelo más suave y sedoso. El tratamiento funciona mejor en el pelo teñido o muy maltratado, que la absorbe mejor. En contraposición a las ventajas que ofrece para el pelo, existen algunas desventajas que es preciso conocer antes de someterse a este tratamiento.

Algunos productos con keratina contienen formaldehído, como es el caso del alisado brasileño. Por lo tanto, es necesario cerciorarse de que los que se utilizan no lo contengan. Algunas mujeres han sufrido pérdida de pelo una o dos semanas después de alisárselo, y por eso, la recomendación es la de usar productos que ofrezcan una total confiabilidad.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.