Personajes

Denise Monroy, la chef punkera que democratiza la gastronomía vegetal en Colombia

Lorena Mahecha S., 14/7/2022

La chef bogotana es la mente maestra detrás del restaurante Elektra.

Denise Monroy, chef restaurante Elektra
Denise Monroy, chef restaurante Elektra - Foto: Fundación Corazón Verde

Ceviche de papaya verde encurtida con leche de tigre de coco y crocante de marañón; ensalada de peras con un mix de verdes orgánicos en vinagreta de mostaza, queso ricota de nueces; limonada de citrato de magnesio, té de moringa, smoothie de banano y coca con potasio.

Lujo al paladar, así es el menú de Elektra. Un restaurante diferente, divertido, disruptivo, un poco trash y un poco punk. Denise Monroy, la mente maestra detrás de este proyecto, se ha encargado de seducir a los comensales que llegan a este espacio a través de la sabrosura de la gastronomía vegetal, la cual está llena de texturas, diversión y mucha investigación.

Denise es fotógrafa, artista gráfica y chef. Su conexión y amor por la gastronomía nació luego de un difícil proceso personal marcado por una relación poco saludable con la comida. Fueron 5 años de recuperación batallando contra la anorexia, pero también fueron 5 años enamorándose de la cocina.

En ese tiempo, Denise estudió nutrición holística en el Instituto Integrative Nutrition de Nueva York, donde aprendió no sólo sobre las tendencias gastronómicas, sino también sobre la alimentación consciente. También viajó a Japón, donde investigó sobre el arte de la fermentación y la importancia de las bacterias, las levaduras y otros microorganismos en el proceso de digestión así como en la conservación y creación de sabores únicos.

Este camino le tomó a Denise 12 años, tiempo en el que redescubrió un nuevo mundo alimenticio. Desde entonces, su propósito ha sido divulgar y educar a través del arte de la gastronomía vegetal. " El propósito de mi carrera y el propósito sobre todo de Elektra es conquistar a las personas que no consumen vegetales y animarlas a comer este tipo de productos. La comida vegetal no es una lechuga, un tomate, una cebolla o una zanahoria”, asegura la chef.

Y aunque Denise ya no es vegana ni vegetariana, Elektra sí es un proyecto de origen vegetal, pero alejado de los estereotipos o estigmas que las dietas vegana y vegetariana puedan traer consigo. Elektra es un proyecto gastronómico que quiere “cambiar el chip”, es un espacio para todas las personas que incluyan, o no, en su dieta proteína animal y que quieran experimentar una alimentación saludable, consciente y deliciosa.

En Elektra también se puede disfrutar un sanduche de hongos, unos tacos de coliflor o una pasta tipo bolognesa de tofu, salsa arrabiata y queso de almendras tipo mozzarella y maridarlos con una cerveza, un vino o un aguardiente y mantener un equilibrio de una dieta con un alto grado nutricional.

“Yo sabía que como chef iba a ser todo un reto cambiarle la idea a la gente sobre lugares como estos, especialmente a las personas que tienen una dieta con proteína animal, pero es un reto que asumí”, asegura la chef.

Punk y sabor

El concepto de Elektra no sólo es disruptivo por su propuesta gastronómica, también lo es por el espacio. “Cuando empezamos a planear el proyecto, uno de mis socios y yo decidimos que debía ser ser rockero punkero, completamente diferente a lo que se ve en Colombia. Nada de helechos, nada de plantas, usualmente este tipo de lugares espantan a los hombres y lo que yo quería era conquistarlos a ellos y que se animaran a sentarse con esta comida y democratizar la comida vegetal”, asegura Denise.

Sobre el concepto visual del restaurante, la chef sostiene que “por fortuna el diseñador gráfico que acogió el proyecto era punkero. Entendió toda la idea. Nosotros le mandamos referentes de Londres y de Nueva York. La paleta de colores es amarillo, negro, blanco y y fucsia”.

La identidad punk del restaurante también se ve marcada por la ambientación en sus paredes. La ilustradora, fotógrafa y emprendedora Catalina Salazar, conocida como ‘Rapiña’, fue la encargada de plasmar en una de las paredes del restaurante a “La perra”: el perro caliente preferido entre los clientes, con salchicha de tofu, cebolla caramelizada, queso de almendra y mayonesa de ajo.

El restaurante también tiene impregnada su esencia a través de la ilustración que hizo el artista ‘Inspektor de Bikinis’ sobre baldosa blanca que se encuentra en la entrada de la sede de Elektra en la zona G.

Luces de neón, pósters de Sex Pistols, un letrero que dice “Chorro y pola para todxs”, fotos de Sid Vicious, Iggy Pop, Ramones y The Clash e ilustraciones urbanas, acompañan la experiencia de quien decida pasar un buen rato en Elektra, un espacio de comida rápida vegetal con un ambiente muy neoyorquino.

La cereza del pastel: son petfriendly.

Democratizar la cocina vegetal

La destreza de Denise en la cocina, sumado a su conocimiento, su experticia, su ambición por la investigación gastronómica, su propósito personal y profesional, la ha llevado a convertirse en una de las grandes referentes de la cocina vegetal en la región. En 2021 fue elegida como chef revelación en Bogotá Madrid Fusión, el principal congreso gastronómico de América.

Este año la chef bogotana fue invitada al congreso madre, Madrid Fusión, al que pocos chefs colombianos han llegado. “El título de Madrid Fusión fue realmente sorpresivo, yo no me lo imaginaba, ni me lo esperaba. Me encantó ver que muchas personas de este target están haciendo y saltando en la cocina vegetal, eso habla mucho y dice que la tendencia que viene con fuerza, aparte de la sostenibilidad, va a ser la vegetal. Lo vamos a empezar a ver mucho más rápido y mucho más cercano”, asegura.

Denise reconoce que aunque la tendencia gastronómica se acerca a lo vegetal acepta que es necesario desarrollar proyectos “mucho más cercanos y mucho más democráticos para que el público crea y sobre todo tenga la experiencia y entienda cuál es el futuro de la gastronomía”, “no olvidemos que la cocina tiene que ser más cercana, la gastronomía empezó con la comida callejera, empezó con los puestos en las calles y no podemos crear un futuro alejando al público”.

Elektra no es un proyecto pretencioso alejado de su público ni de los curiosos que con escepticismo se acercan a deleitarse con esta nueva apuesta gastronómica. Denise insiste en que su propósito es educar y divulgar, así la cocina vegetal no sea tomada en cuenta como algo serio o no tenga un papel tan importante en la gastronomía colombiana o mundial.

“Yo sigo contra la corriente quitándome de encima el estereotipo vegano y la comida aburrida. También quiero quitar el estereotipo de que lo saludable es aburrido. Quiero empezar a implementar el tema medicinal y sobre todo nutricional”.

Academia y gastronomía

Este mes la chef bogotana hizo parte de Alimentarte Foro Gastronómico Internacional, un espacio académico donde año tras año se debaten temas de actualidad y gran relevancia para el futuro del sector. La demostración gastronómica de Denise Monroy se realizó el jueves 14 de julio, donde hizo una muestra de fermentación.

En este evento académico más de 30 reconocidos chefs de Latinoamérica y el mundo, periodistas y expertos del rubro gastronómico mundial se abren importantes espacios para debatir en torno a corrientes culinarias, sustentabilidad, nuevos restaurantes, entre otros temas.

Denise Monroy y Elektra hacen parte de la construcción del futuro de la gastronomía colombiana, una evolución pensada en acercar y educar al público, acabar con estereotipos, democratizar la cocina vegetal e incluso darle el lugar que esta se merece en el gran libro de la historia del gastronomía mundial.

gastronomíaChefpunkComidaCocinavegetalesVegetarianismoVeganismoveganovegetariano