Moda

Moda sostenible y ancestral: la tendencia en emprendimientos colombianos

María Isabel Rodríguez, 23/5/2022

Las prendas artesanales y responsables con el medio ambiente serían el futuro de la moda en el mundo.

Moda y joyería sostenible
Moda y joyería sostenible - Foto: Flashpop

“Venimos de una pandemia en la que aprendimos que el tiempo es un lujo y que la sostenibilidad no es una opción”, comentó la diseñadora colombiana Manuela Álvarez en medio de las charlas de la Bogotá Fashion Week 2022. Y tenía razón. En el mundo, el 8 % de las emisiones de CO2 provienen de la industria textil, según un informe publicado por la organización Quantis.

Decenas de las casas de moda más reconocidas en el planeta han decidido ir cambiando el proceso de manufacturación de sus prendas teniendo en cuenta el impacto ambiental. En Colombia también se han visto cambios en la industria de la moda.

No solo por la fabricación y distribución sostenible, sino por la conmemoración de los pueblos artesanos e indígenas del país. La Bogotá Fashion Week es una plataforma de emprendimientos y aquí les mostramos algunos de los que han decidido tener buenas prácticas de manera social y ambiental.

Emprendimientos colombianos con prendas y accesorios sostenibles que generan un impacto social

Armantia es una marca boyacense que crea vestidos de baño. María Fernanda Useche, su fundadora, explicó para Fucsia el proceso que tienen sus prendas: “Rescatamos la fibras naturales y orgánicas de la región como la calceta de plátano. También usamos nylon reciclado y tagua natural”.

María Fernanda asegura ser la primera empresa que confecciona este tipo de prendas en Boyacá: “Generamos empleo en mi departamento. Los artesanos que las confeccionan, quienes también son de Santander y el Huila, antes no sabían coser un vestido de baño y hoy tienen un empleo estable. Incluso hemos llevado recurso profesional y técnico para las zonas alejadas del país que hagan crecer ese tejido empresarial ancestral”.

Victoria Sánchez es la Directora Creativa de Etnia Contemporánea. La diseñadora comentó en Fucsia el desarrollo de sus joyas sostenibles. “Llevamos cuatro años en el mercado y estamos orientados completamente a la sostenibilidad desde el punto de vista social y ambiental”.

Emprendimiento de joyas sostenible
Emprendimiento de joyas sostenible - Foto: @crewstudiocali

Ambiental porque trabajamos con plata obtenida de radiografía. Los líquidos con los que se revelan las litografías también tienen pequeñas partículas de plata. No afectamos el subsuelo, sino que reciclamos plata. Nuestros empaques se hacen con el bagazo de la caña de azúcar. Trabajamos con paneles solares y reciclamos nuestras propias colecciones. Lo que no se vendió se reutiliza para una nueva colección

Victoria Sánchez

La diseñadora también comenta que trabajan con artesanos de Bolívar, Cali y Bogotá: “Buscamos tener un vínculo personal con cada uno de ellos. Sabemos cómo están sus familias, cómo los hacemos crecer, que mi estrategia sea también su estrategia para que ellos incrementen sus ventas individuales. Los artesanos son fundamentales; yo tardo un mes en hacer un anillo de filigrana y ellos tardan una hora”.

Con la idea de utilizar fibras de yuca y yute, A new cross es una marca de ropa tejida artesanalmente. “Siempre hemos estado de la mano de artesanos. Manejamos tejidos con pelo de alpaca desde el Perú y lana. Manejamos tejido vertical 100 % algodón, hecho todo a mano”, comentó Laura Rodríguez, asistente de producción de la marca, para Fucsia.

Sus prendas están influenciadas por procesos textiles que llevan siglos en la región andina latinoamericana. Algunas de sus piezas son intervenidas con fique natural. Para que el fique adquiera color, hay que enterrar la prenda en la tierra por un tiempo prolongado.

Además, los botones están hechos con chamba, una fruta exótica, y se pintan a mano. También recurren a la fibra de plátano y seda orgánica, la cual pasa por un proceso especial de tres meses para poderla utilizar.

Bareke nació gracias a Pia Tapia, una mujer de origen indígena que ha creado una marca de bolsos artesanales, según la misma diseñadora, de triple impacto: social, ambiental y cultural.

Desde hace 10 años capacitamos directamente a indígenas y artesanos en Sampués, Sucre, desde la siembra de palma hasta el trabajo de marroquinería, así buscamos rescatar toda nuestra cultura ancestral.

Pia Tapia, diseñadora de Bareke

El tinte de las carteras es natural, el cuero es libre de cromo y tienen una línea de cuero vegano a base de cactus. “Una de las líneas las trabajamos con buchón y lo hicimos con las mujeres mojaneras de San Marcos, Sucre. Rescatamos la cultura Zenú, la del Putumayo y el trabajo ancestral de nuestros artesanos colombianos”, comenta Tapia.

En los emprendimientos de joyería sostenible está Edén. Andrés Hurtado, gerente comercial, explicó la esencia natural de su marca:

“Nuestro concepto es rescatar y valorar la fauna y flora latinoamericana y se hace en plata sostenible. Toda nuestra plata la extraemos de equipos electrónicos, radiografías, celulares, computadores. Nuestro diferencial es la pigmentación natural que nos proveen las tribus indígenas del amazonas”.

Antídoto asegura ser una marca 100 % ecológica. Ivonne Dueñas, jefe de ventas, le dijo a Fucsia que sus prendas deportivas se hacen con botellas recicladas. Por ejemplo, para una chaqueta de hombre se necesitan 12 botellas de 75 centímetros reciclables, asegura Dueñas.

“Sabemos que somos una empresa sostenible porque estamos trabajando fuertemente en concientizar a las personas sobre lo importante de conservar el planeta. No solo conservando agua, sino incluso sobre los daños que puede tener nuestro cuerpo por no usar prendas ecológicas”.

ModaModa sostenibleFashionBogotá fashion week 2022Semana de la moda