COMENTARIOS

El poder del feminismo en una camiseta

Cindy Morales

El poder del feminismo en una camiseta Foto: Cortesía Feminist Apparel

"Rollos de pizza y no roles de género", "¿Mi posición favorita? CEO" o "Feminista no es una palabra sucia". Estos son algunos de los mensajes que una compañia quiere difundir a través de lo que denomina 'ropa feminista'. Hay una sorpresa para nuestras lectoras.

Una camiseta a la vez. Despacio, como haciendo correr  un boca a boca. Así  es como pretende difundir el mensaje sobre los derechos de las mujeres, esta organización llamada Feminist Apparel (algo así como 'Ropa feminista').

Y no, no se trata de ropa ancha para feministas rudas y sin estilo, como encasillaría el típico cliché.
Al contrario, la ropa de es moderna, cómoda y sexy. Puedes encontrar desde una típica camiseta manga siza que usarías para salir un fin de semana, un polerón para el frío y hasta ropa para niños. (Mira aquí parte de la colección de esta organización)


"Las mujeres pertenecen a la Casa Blanca". Foto: http://www.feministapparel.com/

La mente detrás de este proyecto es Alan Martofel, un joven de 24 años, recién graduado de Ciencias Políticas y Psicología que asegura que "las connotaciones negativas del feminismo son injustificadas, y completamente desinformadas" .

-Sí a los rollos de pizza-


Pero, ¿qué hace a un hombre involucrarse en la difusión de los derechos de las mujeres? "La conciencia sobre la violencia sexual y las cifras escandalosas", afirma a Fucsia.co Martofel desde Nueva York, donde está la sede su organización.

El "negocio" inició tras la grabación de un documental sobre abuso sexual. Las cifras e historias que Alan encontró le hicieron "cambiar el chip" y buscar ideas para empoderar a las mujeres, para hacer correr la voz y para gritar fuerte un problema que, sólo en Estados Unidos, sufre una de cada 6 mujeres.

"En nuestra organización sostenemos la idea de que tú puedes ser una persona feminista con si simplemente crees y actúas en la igualdad", asegura Alan, quien no entiende mucho español a pesar de haber nacido en Argentina. (Lea también Cinco mitos del feminismo)

Frases como "Pizza rolls not gender roles" (Rollos de pizza no roles de género), "Screw the patriarchy" (Qué se joda el patriarcado) "I think your sexist jokes ser boring" (Creo que tus chistes sexistas son aburridos) o "Feminist is not a dirty word"(Feminismo no es una palabra sucia), van impresas en la ropa que vende la compañía de Alan.


¿No es muy extraño que precisamente promuevas el feminismo a través de ropa? La industria de la moda es la que más ha creado estereotipos de las mujeres.

"Es precisamente a causa de las injusticias de la industria de la moda, la ropa y la falta de representación general de las mujeres de color, las mujeres con discapacidad, las mujeres transgénero, y mujeres con diferentes tipos de cuerpo, que sentimos una necesidad aún mayor de existir y prosperar en este espacio. Creemos que podemos promover de manera ética e incluyente a través de nuestros mensajes", afirma Alan. (Lea también 'Salir del armario', como hombre feminista)

Feminist Apparel, no es del todo una empresa, es una organización sin ánimo de lucro dedicada al empoderamiento de la mujer y a difundir el mensaje de igualdad con campañas innovadoras. En abril, por ejemplo, promovieron varios mensajes en Filadelfia y Nueva York en contra del silbido y el acoso en las calles. Los fondos recogidos con la venta de las camisetas son destinados a proyectos en su comunidad.

¿Cómo se promueve la igualdad con ropa? Es decir, la gente usa la ropa, alguien que va por la calle lee la leyenda, se ríe y se olvida. ¿Cómo generar cambios a partir de ello?

"Nuestro target es muy joven. En su mayoría son chicos y chicas entre los 14 y 16 años, y otro porcentaje no supera los 25 años. Para la mayoría de ellos, vestir o usar una camiseta de Feminist Apparel es su primera fuente de expresión de lo que ven del mundo, de mostrar sus ideologías feministas a nivel local y físico. Además, están provocando curiosidad, y, posiblemente, conversaciones con todos los familiares, amigos y compañeros de clase a raíz de los mensajes de nuestras camisas. Creemos que es un buen primer paso", dice Alan. (Lea también Las nuevas masculinidades, ellos a favor de la igualdad)


La organización también ofrece mamelucos para bebe. Foto: http://www.feministapparel.com/

Pese a lo que se creería, una enorme cantidad de hombre compran estas prendas.

"Nuestro  mensaje central es que el feminismo es para todo el mundo. Los hombres también se ven afectados por los roles de género y las expectativas de mucha gente que vive diciéndole a los muchachos jóvenes 'no seas maricón' o  'no llores como una nena'. Comentarios como esos llevan a los chicos a creer que no deben llorar, que no deben expresar sus emociones. Y cuando las reprimen, la liberación suele ser muy poco sana, por ejemplo siendo violentos con las mujeres. El sexismo y la misoginia son cuestiones cíclicas y hay que tender a ellos en cada paso del camino. No se puede dejar a los hombres fuera del feminismo", recalca Alan.  (Lea también 5 razones por las que Miss Piggy debe ser tu ícono feminista)

La empresa hace envíos a más de 70 países en el mundo y trabaja de la mano de 25 artistas independientes a través de una plataforma llamada 'Feminist Creatives'. Ellos son los encargados de idear las frases y crear los diseños de las camisetas. La ropa, entre camisetas, manga siza y sudadera puedes costar entre 30 y 45 dólares.

-Sorpresa para las lectoras-

Las lectoras de Fucsia.co
que quieren contribuir a esta organización sin fines de lucro comprando cualquier de las prendas, obtendrán una 20% de descuento poniendo el código FUCSIA20 durante su compra.


La frase "No seas violada" es sustituida por "No violes". Foto: http://www.feministapparel.com/

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.