COMENTARIOS

De la Renta: le gustaría ser recordado en México

AP

De la Renta: le gustaría ser recordado en México Foto: AP

A sus 80 años el diseñador de modas Oscar de la Renta se muestra imparable y lejos de contemplar su retiro. Pero está seguro que, de fallecer, le gustaría volver a México, país que admira y le inspira.

"Como dice la canción ('México lindo y querido'): si me muero que digan que estoy dormido y que me traigan aquí", dijo un afónico De la Renta la noche del viernes, al término del desfile que presentó en la Gala Moda Nextel Mexico City.

El diseñador dominicano fue breve en su discurso debido a la dificultad para hablar, pues el jueves visitó El Tenampa, una de las cantinas más emblemáticas de Garibaldi, plaza de Ciudad de México reconocida por sus cantinas y la presencia del mariachi, también admirados por De la Renta.

"Anoche dejé mi voz en el Tenampa, mañana me voy y dejo mi corazón en México", expresó De la Renta al término de la pasarela realizada en el Colegio de las Vizcaínas de la capital mexicana, en la que presentó una selección de su colección primavera-verano 2013 y la colección crucero.

Reconocido como uno de los latinoamericanos con mayor impacto en la moda internacional, De la Renta es uno de los favoritos de las alfombras rojas. La habilidad para la confección de ensoñados vestidos femeninos lo llevó a trabajar con modistos legendarios como el español Cristóbal Balenciaga y casas de moda como Lanvin y Balmain.

Durante su visita a México cumplió con un itinerario propio de una de las celebridades a las que viste, pues en sólo un día ofreció una rueda de prensa, inauguró una tienda de ropa masculina, repartió autógrafos en otra tienda por departamentos para promocionar una de sus fragancias y cerró con un desfile en la madrugada.

La presentación sustituyó la tradicional pasarela recta por una circular que convirtió el recinto del siglo XVIII por la cual desfilaron hombres y mujeres que materializaron la elegancia que ha caracterizado al creativo.

Los varones, que en su mayoría lucieron piezas básicas, no llamaron tanto la atención de los asistentes como las presentadas por las modelos.

Aunque un día antes señaló que prefiere vestir mujeres reales, pues "una mujer anónima en la calle es la mujer que influencia la moda hoy en día", De la Renta demostró que aún la más real de las mujeres se puede convertir en una princesa de cuentos de hada con alguna de sus creaciones de noche, como cuando envió a modelos en vestidos en tonos pastel con aplicaciones florales y detalles en pedrería.

En 2011 fue el invitado de la misma gala. En esa ocasión, que lo trajo de vuelta a México luego de 40 años de ausencia, presentó un desfile en el ruedo de la Plaza México, la plaza de toros más antigua de México y cantó al lado de su compatriota Juan Luis Guerra.

En la edición de este año, que cerró con un elaborado traje nupcial de influencia española, De la Renta no pudo sumarse al tenor italiano Vittorio Grigolo, debido a la afección en su garganta.

"Desgraciadamente tengo la voz de mosquito, pero me gusta cantar, quería cantar con Vittorio", bromeó el modisto.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.