COMENTARIOS

Padres divorciados: Un riesgo para tu matrimonio

Fucsia.co

Padres divorciados: Un riesgo para tu matrimonio Foto: Ingimage

¿Cómo manejar las cosas si tus papás o los de tu novio están separados y, peor aún, no se llevan bien?

Si tus papás o los de tu futuro marido se llevan bien, aunque estén divorciados, las cosas no son tan complicadas a la hora de pensar en la logística de la boda; simplemente reúnelos y hablen abiertamente, pregúntales si estarían cómodos sentados en la misma mesa o bailando una canción juntos. Escuchen sus puntos de vista y comentarios para así saber qué esperar de ellos el día del enlace y cómo manejar cada uno de los eventos en los que deben participar.

El padre de la novia es quien entrega a su hija, a menos que exista alguna eventualidad especial. Si, por ejemplo, has vivido toda la vida con la segunda pareja de tu mamá y no quieres herir los sentimientos de tu padre biológico, ni las de tu papá de crianza, puedes pedirle a tu hermano o a tu mejor amigo que sea él quien te entregue.

Si ya llevan varios años separados y sus segundas uniones tienen bastante tiempo, puedes invitar formalmente a sus nuevas parejas.

Si las cosas no andan bien…

Si tus papás o tus suegros no se llevan bien, lo mejor es evitar las confrontaciones. Habla con ellos antes de la boda y hazles ver que este es un evento muy importante para ustedes y que necesitan la colaboración de todos para que las cosas funcionen.
  • Si uno de los dos tiene pareja y el otro no, es mejor que ambos vayan solos, para que el otro no se sienta incómodo.
  • Al ubicarse en la iglesia, tu mamá o tu suegra pueden sentarse en la primera fila y el otro en la segunda. O si lo prefieren pueden ubicar a los hijos en medio de ellos, para mantener un espacio prudente entre los dos.
  • A la salida de la iglesia, los padres deben ‘escoltar’ a sus hijos, pero si no se llevan bien es mejor evitar ese tipo de cortejo y así no exponerlos a malos ratos. En este caso los novios saldrán solos.
  • En la fiesta, lo más prudente es que los novios estén solos en su mesa o tal vez acompañados de los padrinos, así pueden acomodar a los padres en mesas separadas, junto a familiares o amigos cercanos.
  • Para las invitaciones, lo más aconsejable es utilizar un formato en el que aparezcan los padres con sus apellidos de solteros. Si se volvieron a casar no es necesario que los nombres de sus parejas actuales aparezcan en ellas.
  • Con anticipación explícale al fotógrafo las relaciones familiares, para que no insista en unir a tus papás para la foto.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.