COMENTARIOS

Caries en los niños: pequeños dientes, grandes retos

RevistaFucsia.com

Caries en los niños: pequeños dientes, grandes retos Thinkstock.

La caries es una enfermedad caracterizada por la desmineralización y destrucción de los tejidos dentales, debido a la acción de la placa bacteriana, que son un conjunto de microorganismos que se adhieren a las paredes de las piezas dentarias y fabrican un ácido a partir de los restos de alimentos.

Por lo general el procedimiento que ocurre es la destrucción del esmalte dental, la dentina y posteriormente, la pulpa dentaria, produciendo su inflamación, pulpitis, y posterior necrosis (muerte pulpar). De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 60% a 90% de los escolares de todo el mundo tiene caries dental; de ahí la importancia de protegerlos con intensivo cuidado, pues la población infantil es la más sensible de sufrir esta enfermedad.

Adicionalmente, de acuerdo con la odontóloga chilena Leonor Palomer, la caries dental sea contagiosa, transmisible de madre a hijo cuando comparten cubiertos, lo besa en la boca, o comparten el cepillo dental. La experta afirma, además, que la bacteria que causa la caries no se encuentra en la boca del recién nacido, sino que se detecta al inicio de la erupción de los dientes temporales (llamados dientes de leche), sobre los que se forma placa bacteriana con el consumo de leche materna.

Cuidados para evitar las caries en los niños

De acuerdo con Palomer, hay diferentes maneras de prevenir la caries dental. En su artículo “Caries dental en el niño. Una enfermedad contagiosa”, la experta recomienda una serie de hábitos que favorecerán la dentadura de los niños.

Durante el embarazo: es importante que la madre controle su nivel de placa bacteriana para disminuir la posibilidad de infectar al niño.

Cuando salen los dientes: la madre debe limpiar diariamente los dientes con una gasa y posteriormente con un cepillo dental, para evitar la formación de placa bacteriana.

Durante la noche: no utilizar chupo y cepillar los dientes antes de dormir.

Elegir un cepillo adecuado para su edad: preferiblemente de cerdas suaves y cabeza pequeña.

Crema dental:
únicamente cuando el niño esté en edad para cepillarse sin tragar pasta.

Ayudarlo a cepillarse: sostener el cepillo y hacer los movimientos de cepillado, explicando cada uno de ellos. Durante los primeros años puede explicarse un movimiento sencillo de aprender, como círculos en las caras externas e internas de los dientes y en las superficies de mordido.

Duración del lavado de dientes: al menos dos minutos.

Usar hilo dental: aunque con frecuencia los adultos se saltan este paso en el proceso de aseo dental, es importante generar este hábito en los niños. Limpiando los interdentales y dejándolo practicar. Por lo general este proceso es sencillo porque tienen mucho espacio entre los dientes.

Reducir el consumo de carbohidratos: este componente presente en dulces y golosinas incrementa el daño en el esmalte dental.

Tips para conseguir que los niños se cepillen los dientes

Lavarse los dientes juntos: es importante que el niño note que sus padres disfrutan el cepillado dental, que lo hacen cuidadosamente y que conocen la importancia de cepillarse al menos dos veces al día.

Elogiar el cepillado y la sonrisa: una manera de lograr buenos resultados en el cepillado es reforzar positivamente ese buen hábito.

Cantar o sonar la canción favorita (que dure más o menos dos minutos) para contabilizar el tiempo de cepillado y asociar el hábito con algo divertido.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.