COMENTARIOS

¿Debo ponerle chupo?

¿Debo ponerle chupo? ¿Debo ponerle chupo?

Si le preguntas a tu abuela si al bebé debe dársele chupo, seguramente te dirá que no. Pero…¿qué opinan al respecto los especialistas? Aquí te contamos.

A muchas mamás les ronda incesantemente en la cabeza una pregunta: ¿es sano para el niño ponerle un chupo para entretenerlo o calmarlo siendo aún muy pequeño?
Pues en la respuesta aún no hay consenso, ni siquiera entre los médicos pediatras, pues unos opinan radicalmente que no, y por su parte, otros creen que sí es válida esta opción siempre y cuando se haga con moderación.

No obstante, hay un punto de toda esta larga cadena de preguntas con respecto al chupo en el que todos coinciden: el chupete afecta de manera negativa la alimentación que la madre da a su hijo desde el seno si el artículo es dado al bebé desde los primeros días de nacido. Esto ocurre principalmente porque para el pequeño resultará muchísimo más fácil succionar el chupo que el pezón, lo que lo llevará a querer más el chupo que el seno.

Las consecuencias de que el niño calme sus necesidades de succionar a través del chupo y no del pezón se centran en que la madre tendrá poca producción de leche y por lo tanto le resultará muy complicado alimentar al bebé a largo plazo, al menos con leche materna.

Chupo o dedo
Algunas madres toman la decisión de dar un chupo al niño porque ven con impaciencia que éste se chupa uno o varios dedos. Resulta que esa succión que él hace con sus manos no es más que un reflejo que le ha quedado de la actividad que tenía en el vientre materno, en donde cotidianamente se chupaba el dedo.  

Por lo general, este reflejo dura hasta que el bebe cumple un año y ahí comienza a desaparecer. Por lo mismo, para una madre el hecho que su niño se chupe uno o varios dedos no debe constituir una preocupación, ella debe entenderlo como una reacción natural del niño y evitar darle un chupo como método de sustitución.

Ahora bien, si el niño está creciendo y hace un buen rato cumplió su primer año pero no ha dejado de chuparse el dedo, es necesario entonces analizar si este comportamiento tiene implícito cierto estado de ansiedad pues muchas veces el pequeño sigue con este reflejo como una manera de descargar tensiones.

¿Tensiones un bebé? Sí, en algunos casos los padres que no tienen claro su papel tienden a ubicarse en los extremos y se convierten en personas muy severas o muy condescendientes con el niño. Él siente todos esos comportamientos e inseguridades de sus padres y reacciona con actividades como chuparse el dedo ansiosamente.

La solución
Para evitar que esto le ocurra a tu bebé lo mejor es que en cada espacio u actividad que compartas con él procures estar tranquila. Por ejemplo, cuando lo alimentes no lo hagas de afán, de mal genio o pensando en momentos difíciles, mejor intenta crear un ambiente agradable, sano y amoroso para él.

Ahora, si el bebé tiene muy arraigado el hábito de chuparse el dedo lo que puedes hacer es intentar distraerlo con juegos u objetos que llamen su atención y que mantengan su ansiedad controlada.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.