COMENTARIOS

Cuando el parto se convierte en una experiencia traumática

Fucsia.co

Cuando el parto se convierte en una experiencia traumática ©Las Casildas

Recibir maltrato físico y psicológico, no ser informada acerca de los procedimientos a los que será sometida, entre otros comportamientos del equipo médico en la gestación y el parto es violencia de género. Colectivos de mujeres han empezado a visibilizarlo.

Se autodenominan Las Casildas y son un trío de argentinas cuyo objetivo es promover el respeto por los derechos de las mujeres, en su rol como madres. Una de las campañas de su autoría, que más ha llamado la atención, es una encaminada a denunciar la violencia obstétrica, definida por la Unesco como “el tipo de violencia ejercida por el profesional de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres”, en los contextos de “salud sexual, embarazo, parto y posparto”.

A través de una serie de testimonios reales, la campaña pretende, además de dar a conocer las formas más comunes de este tipo de violencia, lograr que las mujeres se enteren sobre cuáles son sus derechos durante esta etapa. “Creemos que criar hijos e hijas también puede ser un acto revolucionario y es la forma que elegimos para modificar la realidad”, aseguran en su sitio web.



"Se lo llevaron a neonatología, sin dejármelo ver", dice Laura. "Me introducían cosas en el suero y nunca me dijeron qué eran", agrega Lola. Ambas tienen algo en común: fueron víctimas de violencia obstétrica.

Y aunque en países latinoamericanos como Argentina, Venezuela y, más recientemente, México, ya se ha tipificado como un delito, en otros como Colombia no se ha avanzado en el tema, a pesar de que constituya una violación a los derechos humanos. Ante esto, Liliana Castro Morato, psicóloga, educadora y fundadora de la ONG Camino Claro desde 2010, aseguró a Fucsia.co que aunque el proceso ha sido lento, a través de la organización se ha logrado sensibilizar a la sociedad acerca de este término, que, poco a poco, se ha incluído en los temas de la agenda pública.

Gracias, también, a eventos como la Jornada de Humanización del Parto, a la labor de dar a luz se le ha otorgado otro sentido, más allá de ser un proceso natural, tema en el que se encuentra trabajando la Sociedad Colombiana de Pediatría.

No obstante, es clave entender que no solo el personal médico es responsable de la violencia obstétrica, pues, a la vez, "se habla de un modelo de atención en salud que viola los derechos de las mujeres", además de las barreras culturales construídas en la sociedad colombiana.

Entonces, al referirnos a este concepto, contó Castro, no solo se involucran a las mujeres en estado de gestación, sino también a aquellas que, por alguna razón, han decidido interrumpir su embarazo, pero, se les ha negado la oportunidad de contar con un equipo profesional para hacerlo, lo que se constituye en una violación contra sus derechos, llegando, incluso, a atentar contra sus vidas.

"Estamos en el momento preciso para avanzar en la sensibilización de la violencia obstétrica y en su inclusión en el marco legal", concluyó.

Mira en este video más sobre lo que es violencia obstétrica:



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.